miércoles, 16 de septiembre de 2015

DE VUELTA...

Llevo todo el verano desaparecida... bueno creo que la mayoría de los bloggers desaparecen en verano o al menos eso parece. Este ha sido un verano muy raro y agotador en muchos sentidos.
En Julio Papimelli se fue a trabajar a lejana ciudad, vino los fines de semana pegándose la paliza de kilómetros solo por vernos, eso facilita las cosas bastante porque uno se arrastra durante la semana para luego poder estar juntos los cuatro "en familia" (como dice Repollete).
Ese mes y medio sola con mis peques las 24 horas me ha servido para mucho, sobretodo para cultivar dosis de paciencia con ellos y para atreverme a hacer cosas que hasta ahora eran bastante impensables como ir a la piscina sola con los dos o a hacer la compra.
Y es que por raro que parezca nunca he ido con los dos a la vez a hacer la compra, me parecía impensable tal y como son de inquietos, Papimelli en eso es más atrevido y si que va a hacer la compra con ambos y nunca ha pasado nada.... pero yo evitaba ese tipo de situaciones y me creía incapaz de ir por ejemplo a la piscina y ser capaz de controlar a mis dos cachorros.
Papimelli volvió en Agosto y pudimos escaparnos de vacaciones, cerquita.... porque no nos apetecía meternos en el coche un montón de horas con ellos... las vacaciones fueron mejor  de los esperado, los peques se portaron bien y aunque nos llovió todos los días disfrutamos como hacía tiempo no hacíamos.
Ahora solo tres semanas después de que Papimelli volviera nos toca nueva separación.... un mes fuera en lejana lejana ciudad donde ahora si no podrá escaparse los fines de semana.... mis peques se adaptan bien a las separaciones, pero yo sinceramente cada vez llevo peor eso de quedarme sola con toda la responsabilidad y con toda la carga.
Reconozco que estoy mal acostumbrada, tengo a mi lado un hombre que me hace la vida más fácil, más cómoda, que se preocupa por que yo tenga mis ratos para mi y al que no le importa pasarse la tarde por ahí con los peques para que yo esté tranquila o quede con alguna amiga... este mes sin él echaré de menos las siestas por ejemplo.
Llevo todo el verano sin escribir en el blog... apenas he tenido tiempo y aunque a veces se me ocurrían muchos temas me daba gran pereza ponerme. Reconozco que llevo un tiempo perezosa para muchas cosas y apática para otras muchas.... a pesar de que este espacio me ha dado grandes alegrías y he conocido a gente maravillosa.
A sique por aquí seguiré aunque a veces me da la sensación de que este blog ya cumplió su cometido... pero me da cierta pena dejarlo morir...
 

14 comentarios:

  1. De eso nada....eso de dejarlo morir, que no me entere yo! Tu blog es una caña y no quiero dejarte de leer, porfa please, no lo dejes.
    Lo de apática y perezosa, siéntete acompañada, yo estoy igual. No sé qué me pasa pero me cuesta todo un mundo. Será la cercanía del otoño o no sé. Pero estoy plof.
    Entiendo que lo de la separación y quedarte sola con todo no lo lleves bien. Es lógico. Ser madre debe ser agotador. Serlo por partida doble y con toda la responsabilidad en una sola persona...ni me lo imagino.
    Piensa que todo va a épocas, ya lo sabes, esta también pasará.
    Y espero seguir leyéndote ;-)
    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pretendo dejarlo... me ha dado mucho y siempre tienes la opción de escribir cuando te acuerdes o te venga l amusa o lo que sea. Un besote

      Eliminar
  2. A veces la musa simplemente se coge vacaciones. Es normal y nos pasa a todos. Tu sigue pasándote por aquí de vez en cuando, cuando lo necesites y cuando no, pues a dedicarse a otras cosas, que será por cosas!

    La morriña hacia el papá... no puedes hacer nada. Yo tampoco me acostumbraría, la verdad :(. Solo queda aprovechar el tiempo que paséis juntos.

    Y para la compra, una palabra: INTERNET ;)

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi musa se fue de vacaciones justo al empezar el verano y descubrir que lo pasaríamos solos los tres.....un besote

      Eliminar
  3. No lo cierres misme!! A mí me encanta leerte cada vez que escribes aunque sea de tarde en tarde, y me daría mucha pena... Gracias a tí y a las aventuras de Repollete y Princesita, me enganché a leerte y poco después abrí mi propio blog...

    Igualmente yo te mando un besote y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cerrarlo no... asomaré cuando me apetezca y tenga tiempo.... un besazo

      Eliminar
  4. Me alegro que hayas pasado un buen veranito descubriendo nuevas cosas con tus peques. Vaya rollo que tu pareja tenga que trabajar fuera con lo apañado que debe de ser y...¡¡¡no nos dejes por favor¡¡¡ aunque sea una entradita de vez en cuando....yo te echaria de menos, me encantan tus entradas, como cuentas las cosas, tu naturalidad, tu sencillez, tu franqueza y un largo etc...jijijij Un besote y nada de dejar morir tu blog ehhh

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo quejarme de que por lo menos Papimelli esté en el país que ya es algo más de lo que hemos tenido hasta ahora. Un besote

      Eliminar
  5. Yo creo que nos pasa a todas, hay crisis blogueriles pero al final nos pueden las cosas buenas, o eso espero, que sigas por aqui. Un beso y que este mes sea muy llevadero. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Segurié por aquí.... tranuila... un besote

      Eliminar
  6. Me sorprende que ante la marcha de papimelli hables de carga, de responsabilidad, de hasta echar de menos las siestas... Y q ni de pasada hables de que lo vas a echar de menos a él. Si yo fuera tu pareja me daría q pensar...
    En cualquier caso, ánimo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónimo... la verdad es que yo estoy acostumbrada a que Papimelli se vaya... vamos llevamos 20 años juntos y siempre ha sido así.... lo que pasa es que cuando tienes hijos se ve de otra manera... yo lo hecho mucho de menos pero no lo necesito tanto como lo necesitan los peques. No he dicho que lo hecho de menos porque entiendo que es algo obvio ¿Cómo no le voy a echar de menos? y él lo sabe porque se lo digo todos y cada uno de los días que está lejos de mi... ahora existe el wasap y antes por cartas....

      Eliminar
  7. La mayoría de blogs que conozco, incluído el mío, han pasado por momentos de apatía o ganas de parar.
    Cuando se siente así, hay que hacerlo. Pero tómatelo como una pausa, no es necesario cerrarlo del todo, es mejor dejar abierta la posibilidad de retomarlo cuando te vuelva a apetecer.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me alegra leerte!!! No lo dejes, que aunque sea de vez en cuando siempre puedes venir a contarnos cosillas.
    La verdad es que tu marido es un sol. Así da gusto, oye. Un besote!!!

    ResponderEliminar