miércoles, 1 de julio de 2015

SEXUALIDAD Y NIÑOS

Me levanto ayer y leo esto abusos en plena clase en un colegio de Madrid. Lo que leí a continuación me puso los pelos de punta, sobretodo por la respuesta que le dio la orientadora a la madre.
Colegio privado-concertado (donde todo el mundo presupone que no pasan ciertas cosas), una niña con discapacidad psíquica le confiesa a su madre tras notar ésta un cambio de comportamiento en la niña (12 años) que un niño de su clase ha abusado de ella haciéndole tocamientos y obligándola a hacerle determinada cosa, todo esto en plena clase... la madre indignada llama a la orientadora y habla con el colegio para saber donde narices estaban los profesores en ese momento, al parecer ésta niña no ha sido la única víctima de los abusos de dicho niño. Vamos que el niño hizo lo mismo con el resto de compañeras de clase.
Cuando la madre habló con la orientadora esta le dijo: "bueno con la niña hay que trabajar porque tampoco se negó"... toma ya.... flaco favor hace esta orientadora dedicándose a lo que se dedica, flaco favor hace como mujer diciendo semejante cosa y flaco favor hace si no protege a esa niña que primero es una víctima y segundo no tiene ni edad para dar su consentimiento sexual.
¿Dónde narices estaban los profesores si esas cosas surgían en plena clase? No lo entiendo, no me cabe en la cabeza...
Hace unos meses en clase de Repollete y Princesita (colegio público) trabajaron el tema de los abusos, usaron un cuento que se llama "la mano de Kiko" para enseñarles que nos pueden tocar una oreja con nuestro permiso pero no nuestra ropa interior. Las madres del cole estaban un poco escandalizadas porque sus niños llegaron y les dijeron "mami tu no puedes tocarme los calzoncillos", posiblemente el error estuvo en contarles el cuento antes de darles algunas estrategias a los padres para trabajar sexualidad con los niños.
Sin embargo algunas madres lo que estaban era indignadas por tratar este tema, considerando que cuatro años es pronto... ¿de verdad es pronto?.... Repollete y Princesita me han contado que algunos niños de la clase cuando van al baño o en el patio se bajan el pantalón para ver que hay allí... ellos están acostumbrados a verse uno al otro y los pitos y las rajitas no les llama la atención, pero a otros niños si.
Lo malo es que no todos los padres tienen estrategias para poder educar en estos aspectos a sus hijos. Y las experiencias vividas en los primeros años condicionarán nuestras reacciones futuras en la adolescencia, por eso es tan importante irles enseñando cosas, y cuando hablamos de niños tan pequeños enseñarles que su cuerpo es suyo y que nadie puede tocarles sin su autorización.
Supongo que cuando tienes un hijo con cierto retraso madurativo explicar estas cosas debe ser más difícil y recurrir a un experto puede ayudar, pero la respuesta de esa orientadora es para darle de comer aparte.
Hace años estuve de prácticas en un centro de personas con discapacidad psíquica, tratar el tema de sexualidad con ellos era muy complicado, son personas con las mismas necesidades pero no entienden por ejemplo el pudor o que hay que respetar a los otros. Es un tema complicado.
Pero el caso de esta niña me parece más flagante aún porque sucedía dentro del horario escolar y dentro de un centro escolar donde deberían sin duda estar más protegidos.

martes, 30 de junio de 2015

UNA BRECHA Y UNA NIÑA QUE NUNCA SE CAE

Princesita tiene una motricidad de esas sorprendentes, igual corre (la hemos llevado a varias carreras con Papimelli y siempre gana), que salta, que juega al futbol.... es muy de actividad física y ágil.
Esto hace que ella diga de si misma que es fuerte, valiente, que corre mucho y demás... y para autoafirmarse en su teoría suele decir aquello de: yo soy más fuerte que Repollete, yo salto más...
Repollete ha asumido que estas cosas son ciertas y el pobre muchas veces notas como no se atreve a hacer lo mismo y cuando su hermana le increpa sobre lo que él no puede hacer él baja la cabeza.
Viendo que esto se ha convertido en algo habitual hemos empezado a decirle a Repollete que cada persona tiene unas capacidades y habilidades diferentes y él finalmente ha terminado por replicar a su hermana y cada vez que ella hace alarde de lo que sabe hacer él replica: "si, pero yo se leer y tu no".
Princesita es tan hábil que ha empezado a creer que no le va a pasar nada y a veces es temeraria "yo nunca me caigo" es su frase favorita, y en verdad nunca se ha caído. Ni siquiera cuando empezó a andar tuvo caídas, simplemente un día ando y parecía que lo había hecho así toda la vida.
Hace unos días fuimos a un rocódromo y escaló con gran habilidad, el haberlo hecho así sin miedo alguno y que Repollete llorara al verse arriba hizo que ella no hiciera más que recordarle: tu lloraste cuando estabas arriba.
A sique últimamente tengo a mis hijos enzarzados en defender cada uno sus habilidades, aunque en el aspecto físico mi Repollete sale perdiendo luego es un crack leyendo o haciendo puzles y dibuja fenomenal.
El otro día Princesita como cada tarde se puso a jugar al futbol con los niños del parque, y terminó en el suelo (ella que nunca se cae) y se hizo una brecha, subió a casa llorando porque le salía sangre, pero creo que le dolió más su pequeño orgullo de niña de cuatro años viéndose en el suelo.
Repollete estaba muy asustado viendo así a Princesita, Papimelli se la llevó corriendo a urgencias y Repollete se quedo angustiado preguntándose si Princesita estaría llorando en el médico o no.
Papimelli me dijo que no derramó ni una lágrima, le cosieron su brecha y no abrió la boca, hasta la medico la felicitó por ser tan valiente.
Cuando llego tocó explicarle por que hay que tener cuidado cuando uno juega y que no se pueden hacer todas las cabriolas que ella hace... y parecía que con el susto estaba más receptiva.
Nada más lejos de la realidad porque al día siguiente ya estaba haciendo el pino y la vuelta pineta en el jardín.... ¿se puede saber hacer el pino con cuatro años? yo no he aprendido nunca la verdad.
Después de unos días intentando que no se diera un golpe y que estuviera tranquila va y se da un cabezazo con Repollete resultado del cual la brecha se volvió a abrir... la enfermera dice que le quedará cicatriz porque poco se pudo hacer cuando se le abrió... a sique mi pequeña Princesita  ya tiene su primera herida de guerra. Una herida de guerra que cuando tenga edad le recordará que ella siempre fue una niña de acción, intrépida, valiente... pero que hasta las niñas más intrépidas de vez en cuando también se caen.

lunes, 29 de junio de 2015

SECUESTROS, NIÑOS Y MALOS TRATOS

Como he dicho otras veces soy Trabajadora Social... y tanto a nivel laboral como a nivel personal a veces escucho determinadas cosas y me crispo. Bueno para crisparte no hace falta ser Trabajadora Social, basta con tener algo de cabeza y conciencia social para que determinadas cosas te cabreen y mcuho.
No hace mucho mi suegra me preguntó en que consistía mi trabajo, le expliqué y poco más que me contestó: A tu eres de las que quitas a los niños a sus madres?
Enseguida me habló de su vecina a la que le habían quitado la patria potestad de sus hijos sin motivo alguno, si, muchas personas creen que se puede quitar un hijo a una madre sin motivo así, fácilmente cuando eso no es cierto.
Para que la Junta quite un hijo a una madre antes se intenta trabajar con la familia y buscar diferentes alternativas entre ellas la educativa, a nadie se le quita un hijo solo por ser pobres o no poder mantenerlos hay otras muchas razones y siempre los Servicios Sociales trabajan en coordinación con el colegio y con Sanidad.
Hoy escucho en la tele a una madre que le acusan de haber secuestrado a sus hijos que estaban bajo la tutela de la Junta en un centro, se los llevaron a otra ciudad y ahora se les acusa de secuestro porque estaban bajo la tutela de dicha administración.
Esta mujer dice que se los quitaron porque eran pobres, esta mujer acusó a su marido en su momento de malos tratos para poder recibir una prestación a la que si tienen derecho las mujeres maltratadas, dicha denuncia era falsa y la pareja estuvo de acuerdo en hacerla para ser benefactores de la misma. Escucho a esta mujer en la entrevista hablando de que nadie le ayuda y que tenía cuatro hijos y me quedo un tanto alucinada con lo que dice y como lo dice y de la forma de decirlo, que traspase la responsabilidad que ella tiene hacia sus hijos a otros... si no puedes mantenerlos no los tengas o ten menos o búscate la forma de darles de comer sin cometer un delito "hacer una denuncia falsa".
No estoy diciendo que por no tener dinero no puedas tener hijos, estoy diciendo que para tener hijos hay que ser responsable y eso implica poder mantenerlos.
Me parece horrible denunciar a tu marido para poder cobrar una prestación, pero hay otros muchos trucos y estrategias que me parecen realmente horribles como no reconocer un hijo para constar como madre soltera y así tener más opciones de poder cobrar determinadas ayudas.
Un niño necesita a su padre y a su madre, un niño necesita estabilidad emocional, necesita estar bien alimentado y necesita jugar.... poco más... estas cosas y crecer en un ambiente estable... con eso a un niño le vale y le sobra.
Hay padres que se creen que dándoles de todo a sus hijos estos estarán más felices, hay padres que no tienen nada que darle a sus hijos y sin embargo estos si tienen hijos felices.
Yo soy de las que les doy menos de lo que puedo, porque quiero que crezcan con la idea de que las cosas se consiguen con esfuerzo y que en esta vida no podemos tenerlo todo.... ni teniendo todo el dinero del mundo podemos tenerlo todo.
Siempre he dicho que si tuviera que trabajar con menores me costaría y mucho, las pocas veces que he tenido la posibilidad de acercarme a casos con menores me ha costado no implicarme en exceso y que no me afecte, los casos de malos tratos me crispan también sobretodo cuando una vez hecho todo para ayudar a una mujer esta se echa para atrás.... y más aún si hay niños de por medio.
Pero si como el caso que os hablaba al principio se trata de una falsa denuncia de malos tratos me cabrea mucho más, si encima tengo se soportar que traten a mi profesión como robaniños o quitaniños me cabreo mucho más.
Nadie tiene derecho a juzgar como unos padres crían a unos niños, salvo que estos hijos vivan de una forma poco adecuada, lo lógico es reeducar a esa familia, enseñarle como se hacen las cosas... para hacer las cosas bien no es necesario tener dinero, pero para tener hijos hay que tener claro antes la responsabilidad que esto implica en todos los sentidos, también en el económico.
Y ahora como cada verano surge el tema de los comedores y la necesidad de tenerlos abiertos para que muchos niños coman, y la importancia de hacerlo de una forma discreta a través de campamentos donde se les da de comer, niños que tienen a sus padres en paro en casa y van a esos campamentos solo para comer, y la paradoja de niños que tienen a sus padres trabajando y van a esos campamentos solo para tenerlos ocupados mientras los progenitores trabajan.

viernes, 26 de junio de 2015

VERANO PARA TRES

Desde que soy adulta la mayoría de mis veranos he trabajado, cuando terminé la universidad hacía sustituciones de verano y por tanto no tenía vacaciones aunque si dinero para costeármelas.... después tuve algún verano de escapada con Papimelli, pero no muchos porque la mayoría de sus veranos estaba fuera... luego tuvimos nuestro verano de embarazo y por aquello del alto riesgo no fuimos a ningún lado. Después el primer verano de los niños que tenían 6 meses y mi madre nos obligó a hacer una pequeña escapada solos, su segundo verano yo estaba trabajando y por tanto no tuvimos vacaciones, su tercer verano nos escapamos con ellos y con mi madre unos días a Galicia (por aquello de que es la playa más cercana que tenemos y porque me encanta el norte), y el año pasado como trabajé tampoco tuvimos escapada estival, más bien fue un verano raro en casa de mis padres y los fines de semana en nuestra casa para ver a Papimelli.
Con esto quiero decir que la mayoría de mis veranos no he tenido vacaciones, que viviendo en el interior los veranos aquí son sofocantes y que como mucho vas a la piscina a ponerte en remojo.
Hace unos días leía a una madre triste por no poder dar vacaciones a sus hijos por temas económicos, tal y como le contestaba mucha gente las vacaciones no tienen que ser necesariamente irte a una playa a un hotel... yo cuando era pequeña nunca me llevaron mis padres a ningún lado, yo me iba de campamento de verano con los Scouts y luego a la finca de mis primos y ese era mi verano... y sin embargo tengo recuerdos maravillosos de ellos.
Ahora intentamos dar a nuestros hijos esos veranos que nunca tuvimos de pequeños y queremos llevarles a parques acuáticos, a playas.... yo conocí el mar con 12 años.... en Gijón y recuerdo esa sensación de grandeza... mis hijos lo han conocido con dos años y medio y ahora me piden ir a la playa como si fuera una necesidad vital para sus vidas.
Sin embargo no creo que lo sea.... se pueden hacer muchas cosas sin necesidad de irse fuera, igual no puedes pagarte una semana en la playa pero si un camping (si, vale, no es lo mismo) o ir a la piscina o aprovechar las actividades culturales del verano en muchas ciudades como el cine al aire libre por ejemplo.
Llevarlos de vacaciones a la playa no se me hace una necesidad aunque reconozco que este año me quedaré con las ganas.... el motivo no es económico... más bien laboral.
La empresa de Papimelli ha tenido a bien mandarlo todo el verano a hacer una obra... ya nos pasó hace dos años que estuvo en los Madriles en pleno verano trabajando... será que no se puede hacer lo mismo en otoño o primavera. Total que él se marcha el lunes e intentará venir algún fin de semana.
Nos quedamos sin vacaciones... almenos sin las vacaciones que todos entendemos de solecito, playa y hotel... tendremos que cambiar planes y acoplarnos a la situación.
En principio he pensado no irme a Ciudad de Donde Soy, mi madre encantada de recibirnos pero no quiero darle trabajo y los niños siempre se portan mejor aquí que allí que se vuelven un poco locos, iré algunos días eso si, pero prefiero quedarnos los tres y no darle trabajo a mi madre. Claro está mi madre como buena abuela se ha autoinvitado y vendrá algunos fines de semana a casa.
Iré rezando para que los peques se levanten a una hora coherente, siendo mis hijos una hora coherente podría ser las 9 de la mañana si tenemos en cuenta que normalmente los fines de semana se están levantando a las 7.30 u 8... y no, da igual a que hora les acueste, ellos son de madrugar.
He programado hacer algunas actividades por la mañana con ellos para entretenerlos, sacarlos prontito a dar un paseo y por las tardes piscina o parque.... también les he apuntado a un campamento de verano 15 días en la ludoteca de una Mami del cole, creo que por lo menos esos quince días yo tendré un ratito para mi.
Ellos que ya saben mucho de la vida preguntan cuando irán a la playa... yo les respondo que ya veremos que no todo el mundo puede ir a la playa... su respuesta fue ¿somos pobres y no tenemos dinero?... perpleja me quedo y les respondo que hay familias que no pueden porque no tienen dinero y que otras simplemente tienen que trabajar y no tienen días libres, supongo que no lo entienden.
Mientras yo me quedo aquí sola con mis peques... como una valiente voy planeando las que espero si sean mis vacaciones aunque sea en septiembre, dudo entre irnos solos Papimelli y yo o con los peques, intentaremos hacer las dos cosas.
A Papimelli lo echaremos de menos, tenerle a mi lado es una gran suerte, sin él se acabaron las siestas, los baños relajantes y el tiempo para mi, voy a "sufrir" lo que es estar sola con los peques todo el día sin nadie que te ayude. Una amiga madre de mellizos cuyo marido trabaja todas las horas del mundo y alguna más para sacar a su familia adelante se ríe de mi y me dice que ahora sabré lo que es estar en su lugar... la parte positiva y la parte negativa.
Pero yo no quiero ponerme en el lugar de nadie, yo quiero tener a Papimelli a mi lado, para que me ayude con los peques, para compartir tareas y escaquearme de lo que no me gusta hacer, para ir al Lago de Sanabria de camping, para jugar a las guerras con pistolas de agua en el parque...
Tendremos verano para tres... en lugar de para cuatro. Os iré informando.

viernes, 19 de junio de 2015

EL NIÑO INVISIBLE

En el cole de Repollete y Princesita hay dos grupos de infantil A y B. Nosotros hemos tenido una gran suerte con nuestra profesora V. es una chica joven, madre de un peque de la edad de los nuestros, es cariñosa y paciente, siempre la ves con gestos afectuosos con nuestros niños y a nosotros se dirige con respeto y cercanía. Todas las mamis de la clase estamos muy contentas con ella.
La otra profesora A... es todo lo contrario, es algo más mayor (tampoco mucho), el año pasado me llamó la atención de ella que entregaba a los niños como si fueran paquetes, los agarraba de malas formas y te los lanzaba a veces sin mirar si estabas o no en la fila. También me fijé en la forma que tenía de hablar a las madres, como a una a la que le dijo que no podía ser que su hijo de 3 años entrara y saliera todos los días llorando (es un niño con cierto retraso al que le costó un poco adaptarse), la profesora A no hace los típicos regalitos del día de la madre o del padre, dice que ese día son todos los días y por tanto su clase sale sin nada cuando la nuestra sale con cualquier cosita que a los niños les encanta y que nosotras no sabemos muy bien que hacer con ella.
La profesora A. nos miraba fatal cuando íbamos a cambiar a los peques que se hacían pis... y notas que tiene a los niños totalmente amenazados, nuestra profesora V dice que ve más maduros a los niños de la otra clase yo creo que más bien tienen miedo a su profesora, si pasas junto a la puerta oyes voces o como golpea la pizarra con una regla. También puedes ver como echa a los niños al pasillo y como algún niño de la clase ha terminado en el despacho del director. Os estoy hablando de niños de 4-5 años. Pero esto no es todo....
La hija de mi vecina con 4 años fue expulsada 3 días del colegio por quejas reiteradas de esta profesora, no entiendo muy bien que razón puede haber para echar a una niña de 4 años, aunque reconozco que la niña de la que os hablo es muy movida y parlanchina y puede resultar bastante agobiante, pero se supone que tú como profesional deberías ser capaz de tratar este tipo de casos.
Pues bien, la madre de esta misma niña tuvo que escuchar de esta profesora: "No aguanto a tu hija de verdad, es totalmente insoportable". Desconozco que dijo esta madre porque a mi me dicen esto y me como con patatas a la dichosa profesora.
Pero el caso más fragante es el de N. "El niño invisible".
N. es un niño hijo de madre soltera, su madre trabaja todas las horas del mundo para poder dar de comer a su hijo, esto hace que lo vea muy poco y que el niño siempre esté con alguien... va a madrugadores, va a comedor, va a extraescolares y luego siempre está con alguien hasta que su madre llega a casa a última hora casi para acostarlo. La vida para N y para su madre no es fácil.... bastante tienen con sus problemas para que este niño llegue a clase y lo marginen.
Pero ojo no lo está marginando la clase, sus compañeros, lo está marginando su profesora.
No tengo claro como se portará o no en clase.... no se si será buen niño o malo, pero tengo claro que su profesora tiene cero empatía... y muy pocos sentimientos. Un día simplemente le dijo al niño: "N. a partir de ahora serás el niño invisible y así vamos a tratarte" y así lo tratan simplemente lo ignoran.
La madre está desesperada y dicha desesperación le ha llevado a cambiar a su hijo de colegio para el próximo curso.... aunque quizá la que debería irse es la profesora.
Hoy para rematar el asunto era el cumpleaños de N. su madre ha echo un esfuerzo para comprar una gran piruleta para que su hijo reparta a última hora en el aula, su profesora se ha negado porque según ella N. no lo merece y a la madre le ha tocado repartir abochornada las piruletas antes de entrar en clase....
No conozco a su madre más que de vista... la situación que está viviendo me la ha contado una madre de nuestra clase que son vecinas... simplemente le he aconsejado que hable con dirección y que si la cosa no se soluciona que vaya a Inspección de educación a presentar el caso, de echo creo que las mamás de esa clase deberían unirse para por lo menos quejarse de dicha profesora... pero para la mamá de N ha sido más cómodo o fácil agachar la cabeza y cambiar a su hijo de cole...
Cosas así me crispan... sobretodo porque esa señora está educando a niños, les está tratando en un momento tan delicado como los cuatro o cinco años donde se forma parte de lo que seremos en el futuro. Me pregunto como quedará dañada la autoestima de N... me pregunto que sentirá esa madre que no sabe muy bien como gestionar el asunto.
Solo se que si me pasa a mi me como a la profesora con patatas...

miércoles, 17 de junio de 2015

DE ALERGIAS Y PRIMAVERAS ODIOSAS Y OPERACIONES BIKINIS FRACASADAS

Tengo alergia al polen... y eso significa que cuando empieza la primavera me pongo malísima, y cuando digo malísima lo digo de verdad. Algunas personas piensan que la alergia es poco más que te pique la nariz y estornudar, pero en mi caso a esto hay que unirle un agotamiento generalizado que me impide moverme, dolor de cabeza y un estado anímico que roza lo depresivo sin exagerar.
Los antihistamínicos no me hacen gran cosa... llevo sufriendo esto desde que terminé el instituto, y ya estoy tan acostumbrada que intento llevarlo lo mejor que puedo.
Este año ha sido realmente horrible, terminé de trabajar en marzo y ya me reinstalé en mi casita con mis peques, pero justo por esas fechas apareció la dichosa alergia lo que supuso que yo fuera arrastrándome por casa como alma en pena y que haya estado hasta hace unos días aquí enclaustrada saliendo lo justo y sintiéndome como una mierda.
El estar todos los días sintiéndote cansada, con picores y demás hace que tengas pocas ganas de nada, y menos de jugar con los peques todo lo que me hubiera gustado, una hace lo que puede pero desde luego no da de si más que lo justo.
Estar en casa todo el día, y sintiéndome mal ha echo que me diera por comer, y no precisamente sano, yo que soy la reina de la verdurita y la fruta me he puesto ciega a cosas que no debería.... ¿resultado? cinco kilos más encima y un gran sentimiento de culpabilidad.
Desde luego hasta que no tuve que ponerme las camisetas de verano no me di cuenta de que la cosa se me había ido de las manos, comer y sentarte en el sofá no son buenos compañeros a sique enseguida vi el resultado, fue ponerme unos pantaloncitos cortos y sentirme fatal, y cuando digo fatal digo fatal...
Nunca he sido delgada, siempre he estado en mi peso oscilando tres kilos para arriba o tres kilos para abajo, pero ahora son cinco... teniendo en cuenta que debido a mi problema hormonal y sus consecuencias no debería engordar más que lo justo y debería cuidarme cinco kilos es una barbaridad.
Creo que no había pesado 63 kilos desde que estuve embarazada...  y aunque pueda no parecer mucho en mi caso lo es, más que nada por tema de salud y también por estética, porque si soy sincera la idea de ponerme el bikini con este flotador que me ha salido me asusta y mucho...
Puede parecer frívolo y puede que esos 63 kilos no sean nada (en realidad no lo son), pero cuando a esos kilos le unes que tu salud está floja que te cansas en cuanto subes una cuesta y que tus piernas flaquean pues igual llega el momento de cuidarse un poco.
¿Dieta? no, por favor... dieta no, vale con volver a las buenas costumbres de comer sano y moverse a sique opto por salir a andar una hora... eso despeja, pones música y te olvidas un poco de todo, las mañanas ya son menos largas en casa ahora que no trabajo... y el haber perdido dos kilos sube un poco la autoestima.
Si, porque mi autoestima en los últimos meses estaba un poco tocada... terminé mi contrato de trabajo, me puse a estudiar para cuatro bolsas de trabajo y resulta que en las cuatro he quedado al borde del cinco.... lo cual implica fuera de la lista con el correspondiente disgusto.
Ahora ya soy consciente que quedar cerca del cinco entre trescientas personas no está mal.
Otro que tiene alergia es mi Repollete, este año terminamos para no perder costumbre en urgencias porque el peque se ahoga.... toma un montón de cosas y le ha tocado estar con mascarilla toda la primavera, su profesora se sorprende de que se la quita y la pone él solo para salir al patio o a la calle a la hora de la salida, nadie debe recordarle nada, tiene claro que la necesita y para él no ha supuesto ningún problema.... solo le expliqué por qué debe llevarla. Cuando se cruza con alguien que lleva mascarilla saluda todo simpático...
Una vez más me sorprende... es responsable y no tengo que darle mil vueltas ni pelear con él para que la ponga.
Ahora que por fin termina la primavera y después de estos maravillosos días de lluvia los dos estamos mejor, yo más animada y él sin esas ojeras y sin esos ojos hinchados.... ya no estornudamos y ya hemos dejado los pañuelos de papel... ya tenemos ganas de jugar y de disfrutar, ya podemos salir al parque sin miedo a volver fatal... y ya podemos alejarnos de inhaladores, pastillas y jarabes.
 

miércoles, 27 de mayo de 2015

RELACIONES EN LA DISTANCIA

Ayer leía esta entrada del blog de Luz, Aventuras y desventuras de una madre soltera por elección sobre las relaciones a distancia. Y hace unos días escuchaba al bueno de George Clooney decir que su relación funcionaba gracias a que nunca pasaba más de 13 días sin ver  a su mujer (está recién casa, veremos si su relación funciona o no).
Siempre he escuchado que las relaciones a distancia no funcionan, que tal y como dice Eva de Opiniones Incorrectas: "relaciones de lejos se vuelven pendejos" y sin embargo mi relación durante mucho tiempo ha sido una relación en la distancia... y nunca me ha importado esto.
Conocí a Papimelli cuando yo iba al instituto.... y él trabajaba en una ciudad diferente, esa ciudad no estaba muy lejos lo que le permitía escaparse algún día entre semana (generalmente los miércoles y aprovechábamos para ir al cine) y luego venía el fin de semana.
Como os decía en aquel momento yo iba al instituto y el que mi chico estuviera fuera implicaba que yo salía y entraba con mis amigas y hacía vida de una chica de 17 años sin preocupaciones, muchas de mis amigas comenzaban entonces relaciones totalmente absorbentes que implicaban dejar a las amigas para pasar el 100% del tiempo con sus novios. No fue mi caso porque obviamente mi novio estaba fuera.
Cuando terminé el instituto tocaba elegir carrera, en principio barajé irme a Madrid a hacer periodismo, pero luego busqué otra alternativa y terminé en la universidad en la misma ciudad que Papimelli trabajaba.... muchas de mis amigas entendieron que yo me iría a vivir con él o algo parecido, y sin embargo cada uno estábamos por un lado, nos veíamos las tardes y no todas.... porque debido a su trabajo la mayoría de los días no le veía el pelo, eso sin contar con que durante mis tres años de carrera viviendo en la misma ciudad el andaba yendo y viniendo a otros países.... digamos que cada año pasaba de cuatro a seis meses fuera del país, en una época en la que no existían los móviles y tampoco internet (si, hablo del año 1998).
El estaba lejos, y yo en la universidad en una ciudad típicamente universitaria donde tienes juergas continuas..... a él al principio le daba miedo que yo cambiara una vez que me viera inmersa en el mundo universitario o que conociera a alguien más interesante... eso no ocurrió, pero quizá no ocurrió porque yo no soy muy fiestera la verdad... y durante sus ausencias me dedicaba a estudiar o a vivir una vida la mar de tranquila.
Algunas de mis amigas aprovecharon su estancia en dicha ciudad lejos de sus novios de toda la vida para precisamente vivir la vida.... y muchas de esas relaciones que ellas consideraban "estables" acabaron en grandes cuernos o cuernos medianos, pero cuernos al fin y al cabo.
Esos tres años nos vimos poco a pesar de estar en la misma ciudad... luego al terminar la universidad yo me fui a nuestra ciudad de origen y me puse a trabajar.... esto significaba que muchos fines de semana que él venía yo tenía que trabajar y nos veíamos lo justo.... además siguieron sus idas y venidas a lejanos países.
Después nos fuimos a vivir juntos... cualquiera podría pensar que entonces nuestra relación dejaría de ser una relación en la distancia... pero el primer año yo trabajaba en otra provincia y venía solo los días que descansaba, después cuando ya me quedé quietecita aquí el se fue 6 meses fuera a lejano país, yo entonces trabajaba y mis horarios hacían que me pasara el día fuera de casa.... esos 6 meses fuera viví una vida de soltera sin serlo... me refiero a que salía y entraba y me encantaba vivir sola, aunque obviamente lo echaba de menos.
Mi tratamiento de fertilidad lo inicié sola (él dejo el esperma congelado) mientras él estaba en Lejano País.... se enteró del embarazo y de que eran gemelos por Skype.... y mis primeros cuatro meses de embarazo los pasé sola sin que esto supusiera ningún tipo de trauma o problema.
Ahora ya no hay salidas a lejanos países... almenos de momento, pero si hay meses que tiene que irse unas semanas a otra provincia y no pasa nada.
Yo soy una persona independiente, me gusta estar a mi aire, no me gusta dar explicaciones y creo que si no fuera porque Papimelli apareció en mi vida cuando yo tenía 17 años yo sería la perfecta soltera... a mi como dije en el comentario del blog de Luz me viene bien echarlo de menos de vez en cuando, por mal que suene, me gusta tener mi espacio, me gusta tener otras facetas aparte de mi pareja o mis hijos.
Una vez hablando de sexualidad con adolescentes en un instituto una chica me decía que su madre le había dicho que las relaciones que empiezan tan jóvenes se convierten en inmaduras y no suelen prosperar. La mía creo que ha prosperado 17 años (llevo media vida con él) gracias a que no nos hemos visto mucho, gracias a que nos hemos echado de menos, gracias a que durante mucho tiempo valorábamos como si fueran de oro cada segundo que pasábamos juntos.
A día de hoy tengo claro que las relaciones en la distancia funcionan según que tipo de pareja y persona seas y según el momento de tu vida en el que te pillen, además hay que contar con el tema de la confianza en el otro. Yo confío en Papimelli, no pongo la mano en el fuego ni por él ni por nadie, pero confío en él.... ´
Ahora con niños la cosa cambia, no es fácil que uno se vaya y la responsabilidad recaiga en el otro... pero tengo asumido que su trabajo es así... porque así lo conocí y así nos viene bien.