martes, 22 de julio de 2014

COSAS QUE ME PASARON DURANTE MI EMBARAZO

Creo que a muchas les ha pasado aquello de ir por la calle y que alguien le pregunte si está embarazada, si lo estás presumes de ellos como si fueras la única mujer del mundo con semejante capacidad. Si no lo estás te mosqueas y nada más llegar a casa te miras en el espejo y ves todas aquellas cosas de tu cuerpo que no deberían estar allí, y recuerdas épocas mejores (si las tuviste) con un cuerpo de infarto…. “Con lo que yo era! Exclamas ante el espejo…”

Cuando yo estaba embarazada de unos cuatro meses largos fui un día al mercadillo con dos amigas L y M. MI embarazo no se notaba nada, pero mis amigas sabían que lo estaba y de mellizos…. Debo decir que mi tripa apareció a los cinco meses y que yo me miraba obsesionada y neurótica al espejo todos los días para ver cuando narices aquello asomaba y poder presumir de barriga…. Pero tardó….
Íbamos por el mercadillo en busca de alguna ganga estupenda que nos hiciera pensar que habíamos echo la compra de nuestras vidas cuando nos encontramos con A…. una amiga común.
Ella se acaba de casar y venía de luna de miel y nos soltó que quería buscar el churumbel ya mismo, nosotras intentábamos convencerla de que viviera la vida más que nada porque ella no había vivido antes con su marido y lo suyo era disfrutar un poquito antes de meterte en líos de pañales…. Hablando de niños de repente A mira a L y le suelta:
-“Ains no te he dicho nada, enhorabuena ¿estás embarazada?.
A lo que L respondió: No guapa….. solo estoy gorda.
Lo dijo con un tono irónico y todas nos lanzamos a reírnos del asunto. Yo tomé nota mental: “nunca felicites a nadie hasta estar totalmente segura de que está embarazada y no es barriguita cervecera”.
Mientras yo tomaba nota mental M se lanzó y suelta un:
-La que está embarazada es Mismellis….
A nos miró sin saber muy bien si aquello era cierto, cuando M le siguió diciendo: de cuatro meses y pico….
-Si, claro (añadió A) y ahora me dices que son mellizos.
-Pues si, afirmé yo…
Y claro la historia nos dio para reírnos un poco…. Pero a mi me sirvió solo para darle vueltas a mi cabeza ¿Cuándo narices se va a notar esto?.
Porque si, pese a ser un embarazo gemelar no tuve nunca una barriga desproporcionada, porque tuve que escuchar a todo el mundo como me decía ¿tienes dos ahí dentro?.... porque me quedé delgadísima y a mi madre le preocupó muchísimo que yo comiera bien y no hacía más que taladrarme la cabeza con que comiera.
Y además no fui la típica embarazada con síntomas…. No, yo estaba con más energía que nunca, me sentía estupenda y en mi cabeza tampoco entraba eso…. Presuponía por una amiga cercana embarazada que un embarazo debía ser una cosa terrible y no lo fue.
De echo soy de ese grupo de madres asquerosas que nunca se han sentido mejor que cuando estuvieron embarazadas y que si fuera por vivir el embarazo repetiría una y mil veces.
Lo que no sabía era que me iba a obsesionar con las pruebas y que cada ecografía o analítica para mi era como el peor de los martirios, como una meta a pasar.
Luego he visto que es lo habitual en todas las que pasamos por tratamientos de fertilidad, chicas no dejemos que nada nos enturbie vivir con felicidad la etapa del embarazo.
Mi amiga L (la de la barriga cervecera de la anécdota) paso por siete embarazos con sus respectivos abortos, uno tras otro…. Yo solo lo supe cuando se quedó embarazada de su vez definitiva (ella tampoco supo hasta entonces que lo mío era por tratamiento).
Una persona que a pesar de lo vivido no perdió nunca la alegría y el sentido del humor, pero que sin embargo no se llegó a creer que estaba embarazada hasta el día que se puso a parir y nació su pequeño milagro.

domingo, 20 de julio de 2014

COSAS QUE NO VIVÍ ANTES DE MI EMBARAZO.

Yo fui de esas personas que el día que decidí ser madre no tuve otro remedio que irme a una Clínica de Reproducción a convertir un echo que se presupone fácil, romántico y sin complicaciones en algo frío y de todo menos íntimo.
Muchas parejas programan ser padres ¿existe un momento ideal para serlo? ¿Qué pasa si uno busca el momento de ser padres y este nunca llega o no llega el príncipe azul o cuando llega resulta que es verde?. Otras parejas no programan simplemente ocurre: preservativos rotos y píldoras anticonceptivas que fallan las hay en todos los sitios y no hay nada que fastidie más que te digan: “No queríamos, pero….”. Cuando tu estás buscando y no te quedas o como en mi caso que ni siquiera tuviste esa posibilidad de intentarlo como todo el mundo te jode un montón que llegue tu típica amiga y con treinta tacos te diga que se ha quedado embarazada sin querer y que valla faena…
Disfrutar del sexo sin usar precaución es estupendo (llevo toda la vida haciéndolo), pero no quiero ni imaginar como tiene que ser cuando eso no funciona y tienes que empezar a tener relaciones sexuales programadas apetezca o no.
Yo desconocía que esto existen un montón de rituales desde posturas a aquello de tener las piernas hacia arriba después de…. (en fin imagino la escena y debe de ser de lo más divertida)
Tampoco sabía lo caro que era un test de embarazo ni el acopio que muchas mujeres hacen de ellos por si acaso, tampoco imaginaba la obsesión que puede ser ver o no las dichosas rayitas.
Bueno eso no lo sabía ni lo he vivido…. Cuando supe lo que era la famosa Betaespera me quedé sorprendida al ver que muchas chicas se hacían la prueba antes de tiempo para ver si si o si no, o la locura de si la rayita se marca mucho o poco. Muchas mujeres no viven esa experiencia porque simplemente se quedan embarazadas a la primera o a la segunda…. Casi sin que les toque su pareja.
No he vivido esa ansiedad de querer quedarte y no poder, ni la ansiedad que te lleva de forma compulsiva a comprar pruebas de embarazo. Tampoco vi nunca como un drama la de embarazadas que se pasean a tu lado cuando buscas. En realidad cuando me puse a ello me importaban bastante poco las embarazadas de mi alrededor. Hasta que un día en la consulta de mi Superginecóloga milagrosa se me sentó al lado una chica con una enorme barriga y entonces me dio por visualizarme a mi misma y a todos aquellos síntomas de embarazada que se supone una tendrá….
Durante mi beta no me obsesioné nada de nada, la verdad es que no me paré en ningún momento a mirar si había síntomas o no, mis padres y mi hermana que sabían lo que ocurría tampoco me preguntaron, y Papimelli que estaba en lejano país actuaba como si no sucediera nada, asique en mi beta fui una inconsciente infértil atípica que no se miró ni el pecho ni si manchaba ni dolores ni absolutamente nada de nada. Supuse que lo que tenía que pasar pasaría y que estaba lejos de mi control y me dediqué a otra cosa. (Si, lo se, soy una rara)
Y el positivo me pilló tan desubicada que no supe ni como tomármelo, si alegrarme o no, si ser cautelosa…. No supe que hacer ni tuve a nadie a mano con quien celebrarlo…. Y al decirme que eran dos tampoco supe como afrontarlo.

viernes, 18 de julio de 2014

UNA DIETA ADECUADA

Hace unas semanas os contaba mi opinión acerca de dar chuches a los peques, para mi es importante darles una nutrición adecuada y no abusar de productos que no les aportan nada. Lógicamente esa opción la tenemos desde pequeños y continuamos de mayores.
No estoy diciendo que haya padres que den cosas perjudiciales a sus hijos, muchas veces desconocemos el contenido real de un producto y otras muchas damos a nuestros hijos chuches solo para que estén quietos y callados.
Topé hace unos días con este artículo de “El Mundo” http://www.elmundo.es/salud/nutricion/2013/10/28/526eb3980ab740c12d8b4589.html
Titulado: “Alimentos para bebés con exceso de sal y de azúcar”. Se trata de un estudio realizado en Reino Unido donde han analizado 400 productos destinados a bebés que empiezan con alimentación sólida, y han concluido que no solo no contienen los nutrientes necesarios sino que además tienen un exceso de sal y de azúcar. Dice el artículo que la situación es diferente en España.
Además este estudio denuncia que muchos de esos productos van destinados a niños que deberían estar tomando exclusivamente lactancia materna.
En este estudio se analizaron productos de todo tipo de marcas, también cereales para el desayuno, preparados en polvo, etc. En Reino Unido hay mayor consumo de este tipo de productos preparados para bebés que en España, por lo visto aquí somos más de hacerlo como toda la vida: productos frescos, cazuela y batidora…. Y congelar para que nos dure unos días más.
Yo era de hacerlo en casa, pero confieso que alguna vez compré los típicos potitos para emergencias, pero claro yo estaba en casa con mis peques y tenía tiempo de cocinar, si quizá hubiera estado trabajando hubiera tirado más de comidas preparadas o quizá me hubiese organizado de otra forman, no lo se.
En este estudio se analizó: calorías, sal, azúcar, hierro, proteínas, carbohidratos, calcio, etc.
Y llegaron a la conclusión de que estos preparados no contienen nada que no tenga la leche materna, esto esta claro, no hay nada mejor que la lactancia materna, pero entonces…. ¿Qué pasa con todas esas mujeres que no pueden iniciarla o que como en mi caso tienen que abandonar por agotamiento a los tres meses? ¿No deberíamos de preocuparnos de enseñar a las madres como deben iniciar y mantener la lactancia?
Además de esto el estudio determinó que estos productos contienen más azúcar y sal de la deseable… ¿alguna los ha probado?. Yo confieso que cuando eran bebés yo probaba absolutamente cualquier cosa que les daba a ellos y eso hizo que determinadas marcas de determinados potitos (sobretodo de pescado y carne) no se los volviera a dar porque a mi misma me parecían totalmente intragables.


Además el sabor dulzón de las papillas hacen que los niños vayan adquiriendo preferencia por el azúcar en cambio una papilla de fruta echa en casita muchas veces no aporta ese dulzor porque no tiene más azúcar que la propia fruta.
Y lo mismo sucede con la sal, yo cocinaba sin sal, de echo siempre he sido de hacer la comida algo sosa (todo por nuestra salud cardiovascular), y con mis hijos lo mismo, y si pruebas un potito notarás sabor salado que si tu haces en casa no tendrá. ¿no es mejor que el puré sepa a las verduras que usas y no a sal?
Por supuesto que este tipo de productos pasan por muchos controles y que son adecuados, pero donde esté la alimentación echa en casa con productos de temporada y sabiendo que les pones mucho mejor.
Y siguiendo con esta idea intento no darles nada precocinado, por ejemplo las empanadillas y croquetas las hago yo, aunque intento no abusar de los fritos, intento no darles comida basura por eso ni nos conocen en el burguer.
Además de no darles chuches intento que coman mucha fruta, de echo para ellos la mejor chuche son unas cerezas, les encantan o fresas…. Y soy de las que empecé dándole lo que yo consideraba lo mejor y sigo haciéndolo.
Pero para eso creo que hay que predicar con el ejemplo, y ser nosotras mismas las que llevemos una dieta adecuada dentro de lo posible, hay días y momento en los que podemos hacer excepciones, pero para nuestra salud futura tenemos que partir de enseñarles desde pequeños la importancia de comer bien.
Así me lo enseñó mi madre, yo no comí una hamburguesa, ni fritangas ni precocinados hasta que me fui a la universidad y por cuestiones de tiempo fui probando algunos precocinados…. Pero en mi casa en la vida… y creo que ese es un gran legado que dejar a mis hijos.


martes, 15 de julio de 2014

DE COMO EMPECÉ A TENER MIEDO A CONDUCIR

En mi última entrada os contaba que me incorporo a la vida laboral sacrificando el ver a mis hijos de lunes a jueves a partir de Septiembre, será duro pero es poco tiempo. Os contaba también que mis hijos por ejemplo se han acostumbrado a que mami está en casa y alguna vez me preguntan que hace mami mientras ellos van al cole o me dicen cosas como que las madres no trabajan o no conducen….
Respecto al tema conducir os conté que me han visto conduciendo una vez en su vida y se quedaron la mar de sorprendidos…. De hecho si alguna vez se me ocurría subirme en el asiento del conductor me decían aquello de: tú no…. Papi conduce….
Un comentario en esa entrada me decía que ella llevaba desde que nacieron sus hijos sin coger el coche, que se había creado un miedo irracional a cogerlo y que ahora no sabía muy bien como volver a hacerlo.
Y eso me hizo pensar que conozco casos de ese tipo, sin ir más lejos yo misma…. Y creo que ese tema merece una entrada.
Soy pésima conduciendo, si, lo soy…. Pero todo es fruto de que soy despistada y de que no he cogido el coche mucho salvo periodos muy determinados de trabajo, a pesar de ello yo siempre he tenido mi coche y Papimelli el suyo. Cuando compramos el coche familiar entregamos el mío y nos quedamos con el coche viejo de Papimelli (lo usa habitualmente para ir a trabajar) y con el monovolumen ideal para desplazamientos, que suelen ser habituales teniendo en cuenta que somos de una ciudad diferente.
Mientras yo trabajaba cogía el coche solo por necesidad, vivimos en un pueblo-ciudad dormitorio con autobuses cada 15 minutos y para mi siempre fue más cómodo el autobús cuya parada me dejaba enfrente de mi oficina que tener que pensar en aparcar en una ciudad donde es muy difícil hacerlo.
Cuando me quedé embarazada seguía cogiendo mi coche para idas y venidas a mi ciudad de origen, hacer compras o visitar a alguna amiga en pueblos cercanos…. Pero en cuanto Papimelli volvió de Lejano País dejé de hacerlo por el embarazo, luego no había motivo para hacerlo porque con dos bebés ¿A dónde iba a ir? Y siempre estaba Papimelli por medio.
Durante más de dos años largos no cogí el coche y claro no cogerlo creó en mi un sentimiento de miedo…. Me daba pánico coger el coche con mis peques detrás… y como en realidad no hacía falta coger el coche para nada fue pasando el tiempo y mi miedo pavor o dejadez fue creciendo.
Si, mi hermana se indignaba conmigo y me decía que cogiese el coche aunque fuera para irme al centro comercial de al lado o para lo que fuera…. Porque con todo lo que me costó soltarme y aprender a conducir no podía dejarlo y menos depender de nadie.
El año pasado Papimelli se fue mes y medio a Lejano País, y claro yo me quedaba aquí sola con dos niños…. Y obviamente tenía que moverme para hacer compras…. O para ir a Ciudad de donde soy…. Pero me apañé sin coger el coche todo el tiempo que pude…. De hecho fue idiota porque lo coherente hubiera sido cogerlo y punto…. Pero me daba miedo.
Mi madre me decía que por qué no pagaba unas prácticas en una autoescuela para quitar el miedo…. Pero no lo hice.
Simplemente un día iba a ir al Centro Comercial y me di cuenta de que era absurdo estar en la parada del bus teniendo un coche en el garaje y otro en la calle y no cogerlos! Que debía dejar de ponerme escusas y recuperar la libertad que te da subirte a un coche e ir a donde te de la gana….
Asique me fui a casa por las llaves y simplemente cogí el coche para ir al Centro Comercial, despacito y acojonada por si ocurría cualquier cosa.
Poco a poco fui cogiendo el coche pequeño, pero el grande me seguía dando miedo, sobretodo pensar en llevar a los niños. Pero entonces sucedió que Papimelli volvía de Lejano País y alguien debía ir a buscarlo…. Pensé en coger el coche pequeño y dejar los niños con mi madre, pero justo en el último momento le dije a mi madre: coge a los niños que nos vamos todos en el monovolumen.
MI madre flipó pensando que yo era una osada por decidir semejante cosa… pero ya le dije que me estaba arriesgando a tener que cogerlo un día por obligación y que aquel miedo a llevar a los niños en la parte de atrás era algo muy irracional absurdo.
Cogí el coche, a los niños y a mi madre y fui a buscar a Papimelli que flipó al vernos allí esperando a todos.
Asique decirle a Mar que fue la chica que me dejó su comentario que empieces por coger el coche tu sola a horas donde no haya tráfico o por sitios tranquilos, darte un paseíto, prueba a ir con alguien que te de tranquilidad o sola…. Y luego coges un día a los peques y te los llevas cerquita y poco a poco retoma cogerlo…. Porque si no te puedes encontrar un día con una emergencia. Igual te da más seguridad hacer unas prácticas en la autoescuela…. Anímate a recuperar parte de tu libertad, no dejes que tus hijos terminen como los míos diciendo que las mamás no conducen a pesar de que todas las madres de sus compañeros lo hacen.

Para mi dejar de coger el coche o no trabajar es un poco el preludio de algo que poco a poco me fuí haciendo a mi misma.... poco a poco me estaba convirtiendo en alg que no me gustaba, me estaba amargando, me estaba empezando a "maltratar" a mi misma y por eso a veces no daba el 100% de lo que soy a mis hijos.
Igual puede parecer una tontería.... pero yo misma me encerré en una burbuja de la que me apetece ir salendo poco a poco.

lunes, 14 de julio de 2014

PROYECTO DE INVESTIGACIÓN SOBRE LA REVELACIÓN DE LOS ORÍGENES EN TÉCNICAS DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA

Hace unos meses se pusieron en contacto conmigo dos profesoras de la Universidad Carlos III de Madrid. Están trabajando en un proyecto sobre la revelación y el secreto del origen en niños procedentes de técnicas de reproducción asistida.
Podéis cotillear un poco en http://origenesydiversidadfamiliar.wordpress.com/presentacion/.
La cuestión es que para este proyecto estaban buscando personas para entrevistarlas y que contaran su forma de ver la donación de gametos, como se lo habían tomado y sobretodo si contarían o no y por qué el hecho de que sus hijos procedían de esta técnica.
Me pidieron mi colaboración y acepté encantada, pero como yo no soy de Madrid tuvieron que venir a hablar conmigo, hablamos durante hora larga de forma anónima sobre si les contaría a mis hijos su origen, sobre como y cuando lo haría, etc.
Creo que es interesante participar en este tipo de estudios-investigaciones porque se ayuda a destapar la reproducción asistida por gametos y podemos ayudar a otras parejas que están iniciando el proceso.
La cuestión es que me pidieron si conocía a parejas que quisieran ser entrevistadas (de forma anónima por supuesto), pero sobretodo necesitan la visión del hombre…. ¿Por qué? Pues porque la mayoría de los que participamos en foros de reproducción asistida o tenemos blogs son mujeres, los hombres son más reticentes a hablar, más introvertidos quizá y por eso cuentan con menor número de testimonios y claro para que una muestra sea real debe ser grande o significativa. Asique si vuestros maridos, novios, parejas o medias naranjas quieren o queréis participar vosotras mismas no dudéis en poneros en contacto con ellas a través del enlace que os he dejado arriba o conmigo cachorreteycalabacita@gmail.com y os daré el contacto.
Además estas profesoras me comentaron que tenían una web donde organizaban certámenes de relatos, cuentos para decirles a nuestros hijos sus orígenes de una forma que puedan ir asumiéndolo desde pequeños.
Os dejo el enlace por si queréis leer los cuentos o participar. http://relatosorigenes.wordpress.com/
Algunos de los cuentos sirven también para las que sois madres solteras puesto en estudios anteriores trabajaron con este colectivo.
Por último contaros que me gustó hablar con ellas y contarles un poco lo que yo pienso sobre todo esto…. Y que algunos de los relatos que he leído me han dado ideas para irles contando a mis peques.
Ya sabéis si os animáis a hablar con ellas no lo dudeís.

miércoles, 9 de julio de 2014

CAMBIOS Y SENTIMIENTOS DE CULPA

Paso por mi blog hoy sin saber muy bien cuando y como podré volver a hacerlo…. Bueno no quiero ser dramática porque espero encontrar huecos para escribir algo y seguiros lo haré por el móvil sin mayor problema.
Como sabéis las que me seguís habitualmente llevo casi tres años dedicándome en exclusiva a Repollete y Princesita, me puse como excusa la crisis y lo difícil que era conciliar familia y trabajo con dos niños pequeños y lejos de mi familia o cualquier persona que pudiera ayudarnos de mejor o peor manera.
Creo que me engañaba un poco a mi misma y la realidad era que me apetecía cuidar y disfrutar de Repollete y Princesita lo máximo posible al menos sus primeros cuatro o cinco años de vida.
Y eso e hecho…. No me arrepiento de ello a pesar que mi madre me taladraba la cabeza de vez en cuando diciéndome que era una pena que teniendo unos estudios estuviera en casa y que llegaría un momento en que empezaría a “marujearme” (palabra inventada) y que eso siendo joven no se podía permitir.
Tengo que aclarar que no soy física nuclear ni nada parecido…. Vamos que tengo unos estudios normalitos y mi experiencia laboral empezaba a despuntar cuando me quedé embarazada y justo mi jefe decidió no renovarme (comunicado que me hizo por mail y no en persona a pesar de comer ese día juntos).
Total que salvo 6 meses de sus vidas el resto del tiempo he disfrutado de mis peques…. Pero claro tras tres años y medio empezaba a notar que me estaba volviendo perezosa, que me desquiciaba estar en casa y no sentirme útil, que necesitaba relacionarme, que necesitaba hacer algo más que cuidar niños y tareas del hogar.
Estos tres años y medio con Repollete y Princesita me han servido para darme cuenta que ser Ama de Casa es el peor trabajo del mundo, nunca agradecido, no remunerado y esclavizante hasta límites insospechados. Cuando trabajas te da un poco igual tener pelusas bajo la cama o que en el espejo del baño no te reflejes…. Haces lo que puedes y tan feliz…. Pero cuando en todo el día esa es tu labor te vuelves un poco la loca del plumero.
Por otro lado disfrutar de tus hijos y que no te los críe un extraño es algo maravilloso y enriquecedor.
Todo esto para deciros que el otro día hablando con Chachiamiga le comenté que me apetecía empezar a buscar algo y que tal y como están las cosas y en una ciudad pequeña como esta pues que sería complicado…. Pero que me apetecía ponerme a ello y empezar un poco a recuperar mi yo de antes….
Pues dicho y hecho porque sin venir a cuento me llamaron hace unos días para empezar a trabajar, de lo mío, con un sueldo correcto y por una baja de maternidad…. Todo estupendo, todo maravilloso pero con un contra: a 200 km de mi casa y a 200 kilómetros de mis hijos, con un horario de estos de saber cuando entras y el cuando sales depende del día….
No he podido decir que no…. Y no lo he hecho, pero para ello tengo que sacrificar el ver y estar con mis hijos durante la semana…. Esa burrada de kilómetros más los que tengo que hacer por trabajo hace que sea imposible regresar cada noche a mi casa…. Me quedaré donde mis padres justo en medio de esos 200 kilómetros deseando que llegue el fin de semana para verlos y disfrutarlos.
Ahora será Papimelli el que se quede al frente de todo, el que ejercerá de madre bajo pautas que he tenido que anotarle en una agenda porque el pobre se me pierde un poco, confío en él y en que lo hará estupendamente aunque todavía no sabemos como solucionaremos determinados problemas….. como por ejemplo si él está fuera Repollete y Princesita no podrán ir al cole porque no tienen a nadie que se quede con ellos, no importa, están en infantil y hablaré con su profesora para que me de algunas pautas para trabajar con ellos.
Hay días que lo veo con ilusión, poder enriquecerme laboralmente y poder sentir que mi vida no es todos los días lo mismo, otros me aterra la sola idea de no verlos, de perderme sus risas, de no disfrutar con los descubrimientos de cada día… de momento les hemos contado que este año irán al comedor del cole y están emocionados y que tendrán que ir por la mañana un rato antes a Madrugadores…. Les gusta la idea (a mi no tanto), también les he contado que mami se va a trabajar y que nos veremos los viernes y podremos hacer un montón de cosas que nos gustan, creo que eso no lo entienden…. Creo que están hechos a que su mami no trabaja y a que está siempre en casa, siempre a buscarlos…. Hoy por ejemplo se han quedado alucinados porque me han visto conducir por primera vez en tres años y medio y para ellos ha sido raro porque mami no conduce, mami no trabaja….. bueno tendré que explicarles más adelante que el trabajo en casa es el más duro y el más sacrificado y tendré que decirles que mami por un tiempo (calculo unos 8 meses, quizá menos) tiene que sacrificarse.
Este cambio en mi vida provocará que quizá el blog esté en estado de semiabandono…. No quiero dejarlo, no quiero cerrarlo porque me ha dado momentos muy buenos y he conocido a gente estupenda…. Intentaré actualizarlo en tiempos muertos que tengo y prometo seguiros aunque ahora en verano esto esté un poco desértico.
Ya os iré contando si esto va a ser o no tan duro como creo…. Espero no arrepentirme y perder ese sentimiento de culpa, muchos hombres pasan la semana fuera en otra ciudad y vuelven el fin de semana con su mujer e hijos y no se plantean ni de lejos todo lo que yo me estoy planteando…. Pero esa es otra historia.

miércoles, 2 de julio de 2014

SOY UNA RARA Y MIS HIJOS NO COMEN CHUCHES

Una de las cosas que tenía claro desde antes de que nacieran Repollete y Princesita era el hecho de no darles chucherías o al menos no dárselas en exceso. Era algo que tenía bien claro.
Cuando empezaron la guardería algo que me sorprendió fue el echo de que los padres empezaran a dar cositas por el cumpleaños, lo que primero fue un Aspito termino en convertirse en pequeñas bolsas con alguna chuche. Mis hijos que eran pequeños no sabían que era aquello y era muy fácil quitarles la bolsita llevarla a casa seleccionar lo que no me importaba que comieran y quitar aquello que no me parecía adecuado y en este caso se lo zampaba Papimelli.
Mis hijos comieron su primer chupachus con dos años y medio y hasta ese momento no habían comido otra cosa que no fuera gusanitos o Aspitos. Justo ese verano con dos años y medio (verano pasado) empecé a ver como en el parque de abajo existían una especie de tráfico de chucherías, veías todos y cada uno de los días de la semana niños con bolsas de gominolas exageradas o bebés cargando con una bolsa de gusanitos que yo no me terminaría.
Como cada uno educa a sus hijos de la forma que mejor le convenga y como le da la gana no seré yo la que me meta con las costumbres de cada una siempre y cuando no me afecten a mi.
Ese mismo verano mis cachorretes no sabían ni lo que era un gominola…. Pero algunas madres del parque se empeñaban en cada vez que se acercaban darles una patata o un cheto o cositas parecidas…. Así, sin preguntar ni nada, de repente las veías como les daban lo que fuera, alguna muy de cuando en cuando preguntaba si podía darles y si se me ocurría decir que no la pregunta enseguida era ¿Por qué? Como si yo tuviera que dar explicaciones de por que no quiero que mis hijos se zampen cosas llenas de hidratos de carbono, glutamato y grasaza. Pero te ves sin saber como diciendo: “Prefiero que no se acotumbren a comer guarrerías”. La respuesta era rápida: “esto lo dices por que eres primeriza, yo con el primero también lo hice, pero con el segundo ya no” o aquello de “no vas a poder impedirlo eternamente”.
Pues no señores, yo no puedo impedir eternamente que mis hijos coman chuches porque viven en el mundo y porque obviamente llegará un momento en que las pidan, pero no me parece de recibo cebarlos a azúcar y grasas saturadas desde pequeños y al igual que cuido su alimentación diaria cuido también ese tipo de cosas y seguiré haciéndolo todo lo que pueda.
Repollete y Princesita cuando vamos al kiosko a comprar pan no piden chuches, no saben lo que son y solo les llama la atención los colores, a algunas personas les sorprende y te preguntan si no te piden nada, pues no…. No te van a pedir lo que desconocen y a lo que no están acostumbrados y cuanto más tiempo tarden en percibir el dulzor de una chuche mucho mejor.
Este año empezaron el cole y era consciente desde el principio de que el tema chuche iba a cambiar, los primeros meses cuando venían con alguna bolsita de cumpleaños me la daban y aceptaban con normalidad que mamá sacaba de la caja de las chuches una como premio de vez en cuando…. Pero poco a poco su curiosidad fue aumentando asique de vez en cuando les doy una como premio. Pero una…. Y como no tienen costumbre pueden estar con la gominola en la mano una hora…. Princesita estuvo con un chupa chups en la mano un día tres horas…. Repollete es más goloso y si le doy algo lo devora…. En cambio ella está tan poco acostumbrada que te dice: “es dulce…” como si por ser dulce fuera malo.
Algo que vengo observando y que me pone de los nervios es bajar al parque y ver a padres que compran bolsas de gominolas enormes a sus hijos y ante el miedo a que se las zampen todas insisten al niño en que hay que compartir. El “hay que compartir” sirve para que el niño vaya por el parque dando gominolas a todo el que se cruce y de esta forma no se coma todas, con lo fácil que sería comprar menos. Cuando este tipo de cosas empieza a surgir me largo…. Porque he tenido tardes donde he visto como alguna abuela “cebaba” directamente a Repollete, mi hijo aparecía con la boca llena de vete tu a saber…. Y yo sin saber que andaba comiendo y quien se lo había dado ¿aquí nadie pregunta? ¿y si el niño es alérgico o tiene alguna intolerancia?. Que puñetera manía con ir dando nada a niños ajenos sin antes preguntar.
El caso es que todo el mundo me ve como rara rarísima por no darles guarrerías, ya no te digo cuando el otro día me preguntaron si comían flases… cuando dije que nunca les había dado me miraron con cara de “eres mala malísima con tus hijos”, y me preguntaron el ¿Por qué? Y ya te ves explicando que no ves necesario que tus hijos se zampen colorante y azúcar por un tubo sin haber necesidad alguna y todos y cada uno de los días que bajas al parque.
Si, soy la rara…. Y como es lógico esto no podré mantenerlo mucho tiempo, pero si podré dosificar cantidades y en momentos determinados. Mis hijos no piden chucherías cuando vamos al parque o cuando entramos en una tienda, y si un día les doy algo tan contentos…. Hace unos días en la farmacia le dieron un chupa chups (sin azúcar) lo comieron y tan felices, ayer una piruleta en la frutería…. ¿Por qué narices todo el mundo se empeña en darles algo….?, si, se que alguna pensaréis: chica no seas desagradecida se supone que a los niños esas cosas les gustan… bueno pues si, les pueden gustar pero veo innecesario que allá donde vamos alguien les suelte algo…. Y ya no os digo cuando alguna vecina mayor les da un caramelito (no los han probado) muchas veces ni los cogen y puede que parezcan que son unos desagradecidos pero es que no saben ni lo que es. Por no hablar del tema chicles…. Veo a niños en el parque con el chicle en la boca y en cuanto termina el sabor se lo dan a la madre que les da otro…. ¿es necesario que un niño de tres años coma chicle? Y ¿Por qué narices la rara soy yo?
Y si hablamos de bollería aquí si que quedo como rara rara muy rara…. Yo nunca les he dado nada de bollería industrial, les hago bizcochos, les hago galletas, magdalenas y todo lo que se os ocurra pero nunca he puesto en sus manos un donut por ejemplo. Pero siempre está la típica vecina que quiere demostrarte lo mala madre que eres y va y les da un trozo y claro se queda ojiplática porque ve como arriman la lengua a aquello glaseado y sueltan un: ¡no me gusta!.... no, no es que no les guste es que no están acostumbrados a semejante sobredosis de azúcar.
Y si me meto ya con el tema cumpleaños…… ufffff cada vez que en el cole vienen con la gigantobolsa tiemblo…. De 20 niños solo tres madres dimos algo que no eran chuches y las tres con el miedo a ser las raras. Las tres decíamos lo mismo: no me gusta darles nada asique se lo dosifico un poquito.
A todos nos encantan las chuches, posiblemente si supiéramos el contenido que tienen no nos gustarían tanto…. Pero sigo pensando que yo no cebo a niños ajenos sin antes preguntar a la madre y que tampoco pongo caras raras si alguien me dice si le da o no le da el que a sus hijos.