martes, 14 de abril de 2015

FUTBOLISTAS Y PRINCESAS

En el colegio de Repollete y Princesita cuando hay un cumpleaños los niños llevan algo, generalmente la cosa empezó por cucuruchos de chucherías…. Pero poco a poco algunas madres se lo han ido currando y los niños han traído cosas como cuentos, puzles o pomperos… digo lo de “currárselo” por aquello de no caer en lo fácil que son las chuches sin pensar si el resto de madres dan o no chuches a sus hijos.
Total que una madre preguntó en el Wasap que tenemos del cole cuantas niñas y cuantos niños había en el aula, otra madre contestó y yo no le de más importancia.
Al día siguiente una niña lleva al cole su regalito de cumple, para los niños un cuento de colorear de futbol o de súper héroes, para las niñas cuentos de princesas.
Princesita levantó la mano en el aula para preguntar a su profe si para ella no había cuento de fútbol… y estuvo toda la mañana tristona sin entender muy bien por qué a ella le daban un cuento de Princesa…. Finalmente un niño de su clase le cambió el cuento, a ese niño no le gusta el fútbol y se quedó con el cuento de Princesas para dárselo a su hermana o algo así (me explicó su profesora)
Para mi cada día es más difícil explicarle determinadas cosas a Princesita, yo le hablo de que los niños y las niñas pueden jugar a cualquier cosa y resulta que a ella en el patio a veces no la dejan jugar al futbol… y muchas veces somos las propias madres las que diferenciamos.
Vamos a ver la mamá del cole lleva lo que le de la gana, eso por descontado… y lo hizo con su mejor intención (me consta) pero creo que es más fácil algo general que segregarlos o separarlos por aquello de “tu eres niño” “tu eres niña”.
No se si tiene que ver con el hecho de tener un hijo y una hija… que veo todo de otra forma o quizá sea porque mis hijos tienen caracteres y gustos que nada tienen que ver con su sexo. A Princesita le encantan los coches y jugar al futbol y el verde oscuro…. Y no, no juega con muñecas. Explicas esto a otras madres de niñas y te miran como raro. Y sin embargo me da la sensación de que las madres de niños lo entienden de otra forma.
En un cumpleaños al que fuimos las madres de niñas alucinaban de que Princesita se quisiera pintar la cara de Batman (toda negra) y no de mariposa o princesa o vete tu a saber… alucinaban de que mi hija no tenga ni idea de quien es Frozen y de que nunca elije algo rosa ni juega con muñecas…. Veías a las niñas en el cumpleaños jugando todas juntas en grupo y tranquilitas y cogidas de la mano y veías a Princesita con los chicos jugando a lo bruto maquillada de Batman.
Es una pena que seamos nosotras mismas las que les marcamos como deben ser y como deben comportarse…. A Princesita no le gustan los vestidos… yo muero por ponerle uno y ella no quiere, hay días que me lo pide y yo toda feliz le planto uno, y ella me dice “A veces también me gusta llevar vestido porque soy chica”…. No Princesita, te gusta llevar vestido porque te apetece no porque seas chica, puedes ser chica y no llevar vestido, ni tacones, ni ir maquillada….
Y dándole la vuelta al asunto también puedes ser chico como Repollete y que no te guste el futbol y que prefieras estar tranquilo jugando en el arenero con las chicas o con otros chicos a los que milagrosamente tampoco les gusta el futbol.
Ayer vinieron del cole con un pompero…. El de Repollete rosa y azul, el padre del niño de los pomperos me dijo: “Oh, lo siento le ha tocado rosa….” A lo que yo le respondí…. “bueno…. Tengo entendido que el Real Madrid también lleva equipación rosa y no pasa nada”.
El papá sonrió y me daba la razón…. Pero no se trata de tener razón o no sino de que el hecho de que el pompero sea azúl y rosa no es problema para Repollete al menos ahora pues dejémosle con su pompero…. Es como cuando se coloca las diademas de su hermana todas a la vez en la cabeza y viene corriendo y me dice: “Ya se que son diademas de chicas, pero aquí nadie me ve”

lunes, 13 de abril de 2015

IT GIRL A LOS 9 AÑOS

Siempre me ha parecido curioso ese término de “it girl” y más aún si encima se lo adjudicas a una niña de 9 años. Ayer leía estupefacta como tildaban a la Infanta Leonor de “it girl” por el modelito que llevó el día de la Pascua. Bueno viniendo de la revista donde lo leí (en la Peluquería) no me extraña: revista repija y pelota donde las haya hablaba sobre el “gran cambio”, experimentado en la Infanta, sobre su estilo y sobre su “gran belleza” que sería en el futuro la envidia de España.
No voy a hablar de esa pobre niña que bastante cruz tiene con el futuro que le espera en donde no podrá ni ser ella misma ni hacer lo que le de la gana aunque tenga dicho futuro “asegurado”.
En dicho artículo también se comenta que la niña tiene clase y estilo….
Y digo yo… ¿Qué clase y estilo tiene una niña de 9 años? Yo a esa edad me ponía la ropa que mi madre me decía y que además en mi caso le llevó tiempo darse cuenta de que con 9 años los vestididitos de flores y los lazos ya no venían a cuento, a mi madre le costó dar ese paso y una vez dado tampoco sabía muy bien donde llevarme a comprar la ropa y eso que en aquellos años había más opciones. Supongo que cuando Princesita tenga esa edad tendré que vestirla casi de miniadolescente porque desgraciadamente la ropa de niña suele ser de adulta y me veo como una loca rebuscando un vestido que no cuelgue en una percha junto a otros iguales para niñas de 13 años.
En el caso de la Infanta su familia tiene dinero para comprar donde quieran y lo que quieran, eso no da estilo ni clase, un vestido por muy caro que sea te puede quedar bien o mal y lo caro no va ni mucho menos ligado con el buen gusto. La mayoría de personas que tienen imagen pública tienen sus asesores y estilistas que les dicen lo que deben ponerse y como ponérselo y si les quitas a esos asesores van como cuadros.
Para más remate llaman a una niña de 9 años “joven” vamos a ver…. Con 9 años eres una niña y punto, que ganas de correr y que ganas de hacer a las niñas grandes tan pronto por favor…. Es como cuando hablan de personas de 40 años y siguen tachándolos de jóvenes, si, con 40 años se es joven, pero El/La joven no me parece coherente para hablar de un adulto de 40 años ni para una niña de 9.
Tampoco me parece coherente que me vendan a una niña de 9 años a la que le dicen que debe y como ponérselo como una “it girl”…. Porque cualquier niña de 9 años hace más bien lo que su madre quiere o le sugiere… es como cuando ves esas niñas que salen de vez en cuando en la tele y que nos dicen que son las diseñadoras de moda más joven y te encuentras a niñas que deberían estar jugando con plastilina y que posiblemente sean sus madres las que están detrás no dejando que sus hijas vivan la vida que les corresponde.
Ya el término “it girl” me parece absurdo, como también me lo parecen algunas de esas famosas que nos venden en sus blogs tendencias estupendas que muchas veces ni son idea suya y otras muchas nos venden ropa que la mayor parte de las mortales no podemos alcanzar… ya no solo económicamente sino a nivel práctico…. No me veo yo subida en unos “Manolo Blanik” para ir a buscar a Repollete y Princesita al colegio.
Me veo a esas dos Infantitas vestidas así el día de Pascua y me entero que solo la falda de Leonor cuesta 80 euros y me pregunto cuantas familias gastan esa cantidad solo en vestir a sus hijos todo el año. Y cuantas madres irán como locas a comprar esa faldita que lució la infanta y el resto del mes tirará como puedan solo para aparentar.
Hace unas semanas en el trabajo repasaba con una familia su cuaderno de gastos, donde tienen que anotar y justificar cuáles son sus gastos para ver si distribuyen o no bien el presupuesto familiar y me encontré con un ticket de compra de un vestido que me llamó la atención, le pregunté a la madre y ella me contestó que “para mi hija lo mejor”, si, estoy de acuerdo, todas queremos para nuestras hijas lo mejor, a veces lo mejor no es ni mucho menos lo más caro y si te vas a lo más caro por lo menos ten solvencia para poder pagarlo. Si estás viviendo de los servicios sociales no puedes gastarte 100 euros en un vestido y si eres de la familia real no deberías vendernos pretender vender normalidad cuando tu situación no es normal.
Y ya no me meto con el hecho de si esa pobre niña iba o no adecuada para una misa de Pascua, si iba guapa o no ni nada parecido, porque solo es una niña que bastante cruz tenía la pobre con estar allí y luego con tener que aguantar todo lo que se diga de ella, pero vamos que tildar de It girl a una niña… que manía de hacerlas adultas antes de tiempo.


jueves, 19 de marzo de 2015

EL DÍA DEL PADRE

Te enteraste que ibas a ser padre por teléfono, te enteraste de que iba a ser por partida doble también por teléfono y tu primera ecografía la viste por Skype. Tuvimos que esperar tres largos meses para darnos nuestro primer abrazo de futuros padres. NO pude celebrar contigo nuestro primer pipitest, ni la primera vez que escuché el latido de los dos…. Ni siquiera estuviste el día que nuestros hijos fueron “fabricados”…. Estabas a miles de kilómetros y sin embargo en todo momento te sentí bien cerca.
Te estrenaste como padre en un embarazo sin síntomas, sin problemas…. Un embarazo sencillo… y doy gracias porque sé que a la menor queja que yo hubiera tenido me hubieras llevado en volandas al hospital para que vieran que me pasaba… me cuidaste y mimaste durante el embarazo y viviste todos y cada uno de los momentos con intensidad e ilusión.
Recuerdo cuando me echabas la crema para las estrías en la tripa mientras veíamos una peli tumbados en el sofá… y esos largos paseos que me hacías dar por las tardes porque el médico dijo que era bueno caminar….
Me acuerdo de los nervios del día de la cesárea…. De tu cara de circunstancias cuando me metieron en el quirófano y hubiera dado lo que fuera por ver tu cara la primera vez que viste a los niños…. Y el montón de fotos que les hiciste en la incubadora… aunque luego las vieras en el móvil y te costara diferenciarlos.
Recuerdo las idas y venidas al hospital mientras estuvieron ingresados. Yo agotada y tu como siempre firme como una roca sin demostrar ni cansancio ni nada…. Nuestra primera noche con Princesita cuando me preguntabas si tenías que poner una alarma cada tres horas para darle de comer y cuando no sabías muy bien como agarrarla. Nuestra primera noche con Repollete cuando le oíamos respirar y hacía un ruido rarísimo al cual terminamos acostumbrándonos y echamos de menos cuando los mandamos a su cuarto.
Recuerdo las noches de madrugada levantándonos yo dando teta a uno y tu biberón al otro y luego cambio de niño mientras moríamos del sueño…. También las discusiones nocturnas sobre cualquier tontería (más bien por cansancio) que desaparecían a la mañana siguiente.
Te levantaste más noches que yo… y a día de hoy sigues siendo tú el que acude raudo y veloz cuando uno de nuestros peques pide agua, eres tú el que los bajas al parque para que yo estudie o me depile o me toque las narices si hace falta.
Eres tú quien los entretiene en casa jugando a cualquier chorrada para que yo me eche una siesta, y eres quien los duchas cada noche y les pones el pijama mientras yo hago la cena.
Tú eres quien haces las mejores cosquillas del mundo, quien mejor se esconde y quien más hace reír a nuestros niños del mundo.
Ahora has estado ocho meses solo con ellos mientras yo trabajaba fuera… tu has llevado la casa, tu trabajo y los niños como has podido o como mejor has sabido… y soy consciente de que eso no lo hace cualquier padre.
Aprovecho el día del padre para decirte que sin duda eres el mejor padre del mundo.

lunes, 2 de marzo de 2015

PERDER EL TIEMPO

Tengo el blog abandonado…. Lo se…. Llevo unos meses desde el verano exactamente en que no tengo tiempo… y esto es algo real, no es una queja, en otros muchos momentos de mi vida he puesto la excusa de “no tengo tiempo” para hacer o para no hacer muchas cosas.
Recuerdo mis años de instituto o universidad en los que argumentaba no tener tiempo para hacer un trabajo o para estudiar o para quedar con una amiga, ahora valoro esos momentos y me doy cuenta de que la realidad es que perdía el tiempo con muchas cosas inútiles como ver la televisión…. ¿Cuántos minutos de mi vida perdidos delante de una pantalla sin hacer nada en realidad?.... ahora ya no me apalanco delante de la tele para ver tonterías por no pensar, de echo pasan los días y los días y ni la enciendo… y solo me entero de lo que pasa en el mundo por el periódico o por internet.
Pienso en esos momentos de mi vida en los que tras ser madre me he dedicado a cuidar la casa…. Un trabajo nada valorado y que te convierte en poco más que una esclava, si “solo” te dedicas a la casa, si solo te dedicas a la casa descubrirás que nunca está todo suficientemente recogido ni suficientemente limpio… te conviertes en una yonki con la necesidad de pasar la mopa a cada instante o de ver todo reluciente. Si trabajas fuera de casa descubrirás que esa necesidad pronto pierde sentido…. Primero dejas de ocuparte de tareas mundanas y aburridas como planchar, luego priorizas las cosas importantes como comer y tener ropa limpia y el resto de cosas las clasificas como “no prioritarias”, si trabajas fuera de casa y quieres economizar tu tiempo al máximo aprendes a convivir con alguna pelusa que corre alegre por el pasillo y con los juguetes de tus hijos por ahí tirados y descubres que no pasa nada, que no se acaba el mundo.
Llevo 8 meses trabajando fuera de casa y fuera de mi provincia, solo voy a Ciudad donde Vivo los fines de semana, podría parecer que en mi casa reina el caos y sin embargo todos sobreviven sin mi… la casa está decente y cuando llego los viernes miro a otro lado…. Vamos que voy a mi casa a disfrutar de mis hijos y de Papimelli no a ser la señora de la limpieza…. Del aspecto cocina no me libro… más que nada porque Papimelli no sabe y tengo que dejarle las cenas echas, el organiza la compra y la casa como puede y yo he aprendido algo que me ha ayudado a sobrevivir: deja todo como está, déjale el mando. Y si, le he dejado el mando, el lleva la casa y atiende a los niños y yo solo intervengo en lo necesario.
El primer mes fue algo más caótico yo llegaba el viernes y me tiraba hasta el domingo organizando todo… hasta que me di cuenta de que el fin de semana parecía la señora de la limpieza y que si ellos sobreviven cuatro días sin mi todo puede seguir igual otros tres…. Porque ponerme a fregar y barrer y limpiar el sábado por la mañana implica poco más que no estar con mis hijos que es lo que me apetece.
Decir que “no tengo tiempo” también me había servido para dejar hábitos como el de la lectura, sinceramente no recuerdo muy bien que libro fue el último que leí hasta que empecé a ponerme la dichosa escusa…. Ahora fuera de casa durante toda la semana aprovecho a retomar ese hábito: leer…. Ya no pondré más escusas.
Durante la semana intento leer los blogs que sigo habitualmente, en esos ratitos sin hacer nada en casa leo y contesto…. Y sin embargo ahora que estoy vaga para publicar me da la extraña sensación de que la blogosfera es un ser mutante y que poco queda de la blogosfera que yo conocí hace cuatro años…. No se si ha ido a mejor o a peor o que… solo se que las cosas han cambiado, los blogs se han duplicado y me da la sensación de que nos pedimos y exigimos unas a otras cosas que nosotras mismas no cumplimos.
No tengo tiempo…. O quizá pierdo el tiempo dándole vueltas a cosas que no tienen mucha solución…. Me doy cuenta de que el tiempo pasa rápido… ahora que no veo a mis peques durante la semana los miro el viernes y me parece que han crecido, madurado y que me he perdido miles de cosas sobre ellos. No disfruté su primer año por agotamiento…. Y ahora que me doy cuenta de que el tiempo no vuelve atrás quiero disfrutar cada segundo con ellos, ya no volverán a ser bebés…. Ahora son grandes y demuestran su carácter y prefiero disfrutar mi poco tiempo con ellos que estar pegada al ordenador escribiendo una entrada.
No obstante seguiré escribiendo cuando me de la gana…. Como hasta ahora y sorprendiéndome de que si asomo la nariz cada mil años sigaís ahí….

lunes, 9 de febrero de 2015

LOS SUEGROS Y MIS REDES SOCIALES

Hace un montón de tiempo abrí un Facebook personal…. No lo uso…. Y muestra de ello es que en mi Facebook personal solo hay cinco personas como amigos (aunque en mi vida real no hay muchos más la verdad como amigos de verdad). Lo tengo por tenerlo y como digo ni lo uso.
Papimelli tiene el suyo al que le da algo más de uso porque publica tonterías con sus amigos y compañeros de trabajo, bromas y chascarrillos que solo entienden ellos y que leídos fuera de contexto pueden llegar a dar una idea bastante distorsionada de como es Papimelli en realidad.
Mis suegros son de esas personas bohemias, hippis, peculiares hasta límites insospechados…. Y hace nada se abrieron su perfil en Facebook, se que muchas de vosotras tenéis a vuestras madres o padres metidos en el mundo virtual…. Pero claro si en el mundo personal en el cara a cara no hay nada de relación porque jamás nos preguntan por nuestras cosas o como estamos pues me sorprende de repente ver una invitación de amistad.
Papimelli recibió la de su madre y directamente la ignoró… me miró como si tener a tu madre en Facebook fuera lo peor que te pudiera pasar…. Y lo entiendo, él conserva ahí su espacio privado con sus amigos, donde puede decir lo que quiera y como quiera, donde los que lo conocemos no vamos a juzgarlo por decir algo que para el resto puede ser una barbaridad…. Pero…. ¿su madre? ¿Qué pensaría si viera a su “buen” hijo colgar un vídeo subido de tono? O decir algo impropio?.... o lo que sea….. No, Papimelli rechazó dicha solicitud.
Al poco tiempo fue mi suegro quien me envió una solicitud de amistad…. Y la solicitud se me atragantó…. ¿Qué coño pinta mi suegro entre mi grupo de amigos cuando apenas me dirige la palabra o cuando no lo veo desde navidad o cuando me ningunea de mala manera?. No se… no valoro la posibilidad de tenerlo como amigo ni de coña la verdad no tengo ningún interés en que mi contador de amigos se amplíe contando con semejante personaje.
Muchas pensareis que si fuera mi madre o mi padre los aceptaría sin dudas…. Pues quizá si, mis padres me conocen, saben cuando uso la ironía, cuando uso el humor negro o cuando hablo en serio, mis padres hablan conmigo y me escuchan y me respetan…. Y no hacen apología de nada intentando convencer a nadie de sus ideologías o de su forma de ver la vida.
Creo que las redes sociales se nos van un poco de las manos…. Veo perfiles de 200 amigos y me pregunto si realmente conocen a esas 200 personas, leo cosas de gente que acepta amistades sin saber a quien tienen delante como si pareciera que tener más amigos virtuales te convirtiera en la personal más sociable o mejor persona del mundo…. Cuando la realidad no es así.
A mis hijos les llegará el momento Facebook, muchos expertos recomiendan estar como amigo en el perfil de tus hijos para saber quienes están y como se manejan las redes sociales, a mi semejante cosa me horroriza la verdad, me parece una forma de control exagerada cuando lo que hay que hacer es dotarle de las herramientas necesarias para que tu hijo sepa que tiene delante y como manejarlo.

Como ignoramos la solicitud de amistad de nuestro suegro-padre y suegra-madre respectivamente de repente me topo con que mi suegro ha solicitado amistad de los amigos de Papimelli de toda la vida y que éstos le han aceptado…. Y ahora me topo o nos topamos con él en el mundo virtual…. Igual hay más comunicación que en el mundo físico, no lo se….
Creo que mi suegro se llevará un chasco cuando vea que no todos somos lo que parecemos ni todos parecemos lo que somos. De momento Papimelli se corta un poco al comentar algunas cosas….. y sigue ignorando esas dos solicitudes de amistad.

miércoles, 4 de febrero de 2015

A LA MIERDA CON LA EDUCACIÓN

Estoy indignada en un grado de indignación muy alto…. Casi insuperable. Hoy tengo que oír como alguien que debería defender nuestros derechos a dicho que quien no tiene para pagar los estudios de sus hijos es porque da prioridad a otras cosas menos importantes.
Al señor político que dijo semejante gilipollez le diré que por cuestiones de trabajo veo cada día a familias sin recursos que no tienen nada que darles a sus hijos, parados de larga duración sin ingresos después de que estallara la burbuja inmobiliaria y con ella la muerte del Estado de Bienestar. Esas familias que cuando voy a visitar a su casa no ponen la calefacción por no gastar y usan bombillas de baja potencia para intentar gastar lo mínimo posible, familias que usan el banco de alimentos y roperos…. No me venga con idioteces por favor.
Esta claro que tras la crisis se esconden también parásitos de servicios sociales que acuden por aquello de “si me corresponde que me lo den” y al tiempo que intentan dártelas con queso sabes que viven de economía sumergida y que tras el caseto sin los mínimos de habitabilidad esconden el mercedes.
Si… de esos los hay… está claro…. Pero la mayoría de las familias españolas no pueden costear esas tasas exageradas para acceder a la universidad, no pueden pagar que sus hijos vivan en una ciudad diferente (no en todas las ciudades hay universidad), no pueden costear el material o los cursos o los másters.
Se han cargado las becas y ya no hay escusa de “págate tú los estudios hijo” porque ya ni siquiera hay trabajos de esos de poner copas los fines de semana o cuidar a un niño para pagarte los estudios.
Conozco que gente que ha tenido que dejar aparcada su carrera hasta que puedan pagársela, y conozco padres que han incluso vendido pertenencias para pagar los estudios de sus hijos.
La universidad española es una mierda…. Hace unos días una amiga venía la mar de contenta a explicarme que en clase estaban viendo el Baremo de Valoración de Dependencia, tenía algunas dudas y vino a consultarme, hablando con ella descubro horrorizada como el baremo que le estaban explicando lleva derogado varios años y desde ese baremo hemos tenido que yo sepa otros dos… una profesora que no actualiza sus clases mientras mi amiga hace verdaderos esfuerzos por pagarse esos estudios.
Si, porque pagando se va a cualquier sitio… y recuerdo a mi amiga V. que suspendió selectividad y aún así yendo a la universidad privada se sacó dos carreras…. Si, ella suspendió y si no fuera por sus padres que le costearon una universidad privada ella no hubiera podido estudiar porque sacó un 4 en selectividad.
Y ese mismo político va y dice que aquellos alumnos que saquen un 6.5 deberían plantearse dejar de estudiar ¿Cómo? Ahora va a resultar que un mísero examen va a determinar si sabes o no sobre una materia o si el día de mañana serás un buen o mal profesional… disculpe pero un 6.5 está más que bien como nota media, sobretodo si a ese alumno acaba de mandarlo usted a trabajar para costearse esa carrera.
Y ya no me meto con la nueva reforma que dice que 3 años de carrera y luego un master…. Y si no puedo pagarlo?... al final no estudiarán los mejores sino los que se lo pueden pagar y eso es muy injusto.
Y mientras señores desde grandes despachos dicen semejantes gilipolleces yo a diario desde mi cubículo-despacho atiendo a familias que no tienen nada….

martes, 3 de febrero de 2015

ASUMIR LA MATERNIDAD

L se quedó embarazada casi de su primera relación sexual cuando tenía 16 años… era una niña bien que vivía cómodamente con sus padres sin ninguna otra preocupación hasta que se cruzó por su vida un chico…. Y a partir de ahí su vida cambió.
L tiene ahora 19 años y una niña preciosa de 3, pero L no es feliz, no lo es, su vida ha cambiado demasiado y lleva tres años metida en una coraza de la que no sale.
Se avergüenza de haberse quedado embarazada, perdió sus amigas de toda la vida precisamente por encerrarse en si misma…. L solo llora.
L llora por todo, a pesar de tener un techo bajo el que cobijarse, unos padres que la quieren y adoran y le dan todos los caprichos, una madre que cuida a su hija como si en lugar de su nieta fuera hija suya.
L no es feliz, llora porque su vida se ha convertido en algo que ella no hubiera deseado, se pasa las horas metida en casa sin salir, su hija va a la guardería toda la mañana hasta la hora de comer y luego pasa toda la tarde entre juegos y risas con la abuela. A L no le apetece jugar ni reír con su hija, creo que ni siquiera asume que ha sido madre.
L decidió seguir con su embarazo pero no asumió todo lo que aquello conllevaba, con 16 años una no está preparada para ser madre ni para que su vida cambie tanto…. L terminó el instituto a duras penas, yendo al nocturno.
Luego decidió estudiar una carrera pero ir a la universidad le provocaba angustia, le daba miedo sentirse observada y era traumático para ella convesar que era madre….. y no ejercía de madre…. Esa niña crecía y se criaba bajo el amparo y la educación de su abuela, L tenía que asumir que los abrazos y besos de su hija iban para la abuela y no para la madre.
L tuvo que asumir muchas cosas, unas más duras que otras, L no asumía que era madre y que como madre le correspondían una serie de obligaciones y privilegios. L dejó la universidad porque no quería hablar ni relacionarse con nadie, L se sentía juzgada, observada…. No tenía amigos y poco a poco se siguió recluyendo en su burbuja de cristal…. Decidió estudiar la carrera a distancia, Psicología…. ¿Por qué psicología? Ella que no se entendía a si misma ni entendía al mundo que le rodeaba…. ¿ella tendría la capacidad de ayudar a otros si no sabía ni ayudarse a si misma?
L solo lloraba y lloraba… y se sentía desgraciada…. La desgracia de L sería el deseo de muchas otras L que hay por el mundo.
Conocí a L hace unas semanas… siempre con la cabeza gacha, siempre mirando con temor a su alrededor, con cara de tristeza, incapaz de asumir que ahora es una adulta con responsabilidades, escondiéndose detrás de su madre que le saca las castañas siempre del fuego.
Y pienso en su hija, en esa niña de 3 años que ve a su madre en esa situación de tristeza incapaz de superar su propio duelo, su propio sentimiento de abandono…. ¿Qué será de esa niña?
Hoy he pensado en L…. y en que ojalá pronto supere su duelo, se reponga y sea capaz de darse cuenta de que tiene a su lado el mayor de los tesoros: un hijo. Y he pensado en L porque hoy me he enterado de la pérdida de un bebé deseado por una gran amiga…. Y pienso que la vida es una grandísima mierda…