jueves, 11 de diciembre de 2014

NAVIDAD

Ya estamos oficialmente en Navidad, hemos aprovechado el puento para montar el dichoso arbolito y para hacer la “ruta de las luces” dícese irte con tus cachorros al centro de la ciudad a ver luces. Si las luces tan monas que ponen para decorar durante estas fechas y que te recuerdan que tienes que ir haciendo las compras porque se te echa el tiempo encima.
Además de lucecitas hemos ido a ver belenes, nos hemos pegado a los escaparates a ver al niño jesus, con la virgen la mula el buey y toda la panda. Allá donde había un belén o un árbol allá iban mis hijos a pegarse y luego era superchungo despegarlos de allí.
Odio la navidad, si, soy así de rara, se que hay gente a la que le encanta, pero a mi no.
Desde que soy madre me gusta un poquito más, mi primera navidad de madre la pasé yendo cada tres horas a neonatos a darles el pecho a mis hijos, Los primeros reyes de Repollete fueron en una incubadora esperando el alta, el rey Baltasar fue a visitarlo y le regaló una vaca enorme que ahora está sobre su cama.
Esas navidades no fueron navidades…. Mi siguiente año como madre tampoco lució muy bien, estaba tan cansada que casi no llego a las uvas y el día de nochebuena fue casi una tortura no dormirme mientras cenaba.
El año pasado la cosa cambió un poco, Papimelli volvió de Lejano País justo en Navidad, me hizo ilusión ir a comprar el regalito a los peques y montar el árbol. Pasamos las fiestas solos en Ciudad donde Vivimos porque recuerdo que hubo una ciclogénesis regresiva con un temporal terrible y no nos apeteció meternos en carretera, además coincidió que los niños tuvieron algo de fiebre y no viajamos. Aquí solos la mar de bien.
Este año la cosa apunta diferente, a mi me apetecería quedarme en casa aprovechando vacaciones (llevo desde verano sin pisar por mi casa y trabajando fuera), entiendo que Papimelli quiere ira Ciudad de donde Somos a pasar la nochebuena con sus padres (solo con ellos). El plan no me apetece nada, y más desde que hace más de 6 meses que no se nada de ellos y me encuentro a mi suegra en una tienda con mi cuñada y no me dirige ni la palabra…. Vamos que la cosa está raruna con ellos, creo que no entienden que me haya ido a trabajar fuera y haya dejado a su hijo abandonado.
Como soy un bruja mala malísima, he decidido que muy a mi pesar iremos en nochebuena a su casa y que para que vean que de bruja poco iremos con los niños, aún sabiendo que estos dos a las diez se me quedan dormidos encima del plato de sopa. Haré el esfuerzo de “soportarlos” por el bien familiar, ya estoy ensayando mi sonrisa.
Por lo demás ya ando buscando regalito cumpleañero para mis peques, su cumple es el 18, y he pensado que para no volverme loca con tanto consumismo y no abusar de tanto regalo les voy a coger un cuento y un puzle, renovamos surtido y ellos tan contentos.
Papá Noel dejará algo en casa de mis padres a sique yo no les voy a coger nada, Los reyes magos dejarán algo en casa de mis suegros a sique posiblemente tampoco les coja nada. No quiero que vean estas tres semanas navideñas como regalos a todas horas sin un por qué.
Este año también iremos a ver a los Reyes Magos al trabajo de papá el año pasado se quedaron flipando cuando los reyes les llamaron por su nombre y les dieron un regalo. Repetiremos fijo.
Me gustaría también llevarlos a la cabalgata de Reyes, hasta ahora no hemos ido, aquí hace mucho frío y la cabalgata de Ciudad de donde soy es de lo más cutre, a la de Ciudad donde Vivimos no hemos ido nunca, habrá que probar.
Siguen sin gustarme las navidades, una noche cenaremos donde mis padres, solos los cuatro como cualquier otra noche del año y otra noche cenaremos con mis suegros solos los cuatro (bueno y los niños) como cualquier otra noche del año. Por lo menos en casa de mis padres habrá conversación porque donde mis suegros desgraciadamente eso escaquea.
Total que han tenido que nacer mis hijos para que le vea un punto a esto de la Navidad, aunque sea por ver la cara de felicidad de mi hija cuando me pide un patinete o la cara de susto de Repollete cuando todo nervioso me dice que él no sabe que pedir.
Me tocará trabajar, los peques irán a Ciudad de Donde Soy a pasar las vacaciones, estarán en casa de mi madre mientras yo trabajo y luego tengo toda la tarde para ellos. A sique este mes de diciembre me sirve para tenerlos cerquita después de estar desde Septiembre viéndolos solo el fin de semana. Ese es mi mejor regalo, tenerlos cerquita y oír sus risas y poder tocarlos.
A este 2014 le doy las gracias por haberme servido para darme cuenta de algo que ya sabía: tengo a mi lado al mejor padre y al mejor compañero que lleva cuidando de nuestros hijos desde septiembre él solo y que le da tiempo a ponerme una lavadora y fregar un baño… y que cada viernes me recibe con una sonrisa.
Y a 2015 solo le pido que todo siga como está y que me de paciencia para entender y salud para disfrutar.


18 comentarios:

  1. Pues yo ni de coña iba a casa de la bruja en Nochebuena, vamos, dejar de estar con mi familia para ir a casa de una tía que no se lo merece ni me saluda. ¡Bien buena persona eres!

    Besos

    30+4

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PUes Eva al final fuí y la cosa estuvo bien.... no la entiendo y es más rara que un perro verde, pero no deja de ser la madre de mi chico. Un besote

      Eliminar
  2. Yo estoy con Eva!! Vaya señora maleducada tienen tus hijos por abuela paterna!! Mi madre desde que es abuela, disfruta de las navidades como no lo ha hecho nunca. Así que pégate la sonrisa permanente, y vive en estado de felicidad plena, tus hijos te lo agradecerán eternamente. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MI madre también ha empeado a buscarle el punto a esto de la navidad.... incluso ha puesto en casa adornos navideños y todo... sorprendida me hallo...

      Eliminar
  3. Las familias políticas tienen de lo suyo. A mi este año me toca y bueno... no era mi plan pero han sido cambios de última hora. Pero como dice mi pareja el tener un hijo une familias y ahora al ser el centro todos quieren apuntarse a cenar. Lo peor es que se quieren apuntar a nuestra casa, que la gente nunca se va... ains...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo claro que lo hago por los peques... adoran a sus abuelos, y por Papimelli que evidentemente es su familia... a sique me pongo mis mejores galas, me disfrazo con una sonrisa y a celebrar lo que sea. un besote

      Eliminar
  4. A mí tampoco me hace mucha gracia la Navidad, qué quieres que te diga. Ánimo con la cena!! Hay que ver la de cosas que se hacen a menudo con tal de tener la fiesta en paz (nunca mejor dicho). Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que debería ser actriz, lo de fingir sonrisa se me da fenomenal... un besote

      Eliminar
  5. Qué feliz me siento de ver que hay gente que es tan Grinch como yo. A pesar de ello, todos los años escribo las postales religiosamente, felicito las fiestas, pongo el bendito abeto y todas esas cosas, pero paso muy mucho. Lo único que me consuela es la cara de niños de mis padres cuando abren sus regalos.

    En cuanto a lo de las cenas.... todos los años es lo mismo hija. Este año nos toca dividirnos las fiestas en casa de mis dos abuelas, porque por un lado son tres tíos y por otro siete, pero cada uno mira para su culo y pasa todo dios, así que allá iremos con el montante un día para un lado y otro para el otro. Luego dicen que una época de paz y amor. Los cojones.

    Espero que te sea lo más llevadero posible. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que en lo de Grinch te gano jajaja.... un besote

      Eliminar
  6. Hola! Vaya vaya con tu suegra...y santa tu paciencia!!!! Para mí las navidades van perdiendo atractivo año tras año...de éstas me ilusiona que viene mi hermana Blanca de Inglaterra con su marido y vamos a pasar la Nochebuena en casa de mi madre. El día de Navidad hemos decidido que nos apatece pasarlo solitos en casa en plan cocinar algo rico rico y tarde romántica. Fin de año lo pasaremos con mis suegros que mi suegra no para de hablar ni debajo del agua jajajajaja. Pero son cenas y encuentros que realmente podemos hacer en cualquier otro momento del año...No sé, igual me pasa como a tí y necesito un milagrito para encontrarle de nuevo el punto a estas fiestas...

    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que el día que tengas tu milagrito verás la luz.... y le cogerás el punto a lo de la navidad. A mi lo que más me molesta es tener que hacer cenitas obligada cuando puedo hacerlas sin tanto exceso en cualquier momento del año. un besote

      Eliminar
  7. Ay! Pues a mi me encantaannnnnnn!
    Y eso q tengo la gran ausencia de mi hijo que por más que lo luchamos no llega :(

    El día que esté con nosotros seré como una niña poniendo el arbolito y haciendo la rutita de luces.

    Y lo de las cenas....es lo que toca, cuando nos casamos lo hacemos con alguien que tiene familia y eso hay que respetarlo y consensuarlo con nuestra pareja ;)

    Feliz navidad, aunque las mias ahora son tristonas por la infertilidad (ya van 3 ) pero con niños, que bonitas son!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno.... yo reconozco que desde que tengo niños veo todo de diferente forma, aunque sigue pareciendo materialismo puro y duro y parte de cinismo por tener que sentarte casi obligado en una mesa con alguien que no te apetece. Pero para no quedar de rancia diré que me dejo llevar y punto.
      Un besote.

      Eliminar
  8. Y voy yo y te digo por Facebook que tu primera Navidad como mamá sería maravillosa... Ay.
    Ánimo con la cena en casa de tus suegros, dicen que nada es tan malo como parece ;)
    Un besito y feliz Navidad!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella mi primera navidad como mamá fué en prematuros pero fué bonita igualmente aunque agotadora, mi regalo de reyes del 2011 fué poder llevármelos para casa... a sique no fué tan duro.
      Un besote

      Eliminar
  9. feliz navidad! disfrutala!!! te sigo!

    ResponderEliminar