miércoles, 31 de diciembre de 2014

ADIOS 2014

1. La ilusión de ver como mis hijos escribían por primera vez su nombre.
2. La poesía del día de la madre que casi me hace llorar al ver a mis niños recitarla.
3. Ver la ilusión en la cara de mis hijos el día de Reyes que conocieron personalmente a los Reyes Magos y tomaron churros con ellos.
4. Volver a trabajar aunque sea lejos un tiempo.
5. Los abrazos de mis hijos cuando vuelvo los viernes a casa y las cosas que me cuentan como si estuvieran esperando a que yo regresara para darme todo tipo de información importante.
6. Volver a sentirme bien conmigo misma después de mucho tiempo sintiéndome una sombra de lo que fui.
7. Descubrir que tenga al lado a quien tengo que tener y que cada año hago limpieza de gente tóxica.
8. Volver a conducir tras tres años sin hacerlo y sentirme más fuerte por ello.
9. Tomar tortitas con nata con mi hermana y hablar de lo que sea como la mejor terapia anti estrés.
10. Echar de menos a Papimelli durante la semana y darme cuenta de que esa sensación tras 17 años juntos es maravillosa.
11. Ver como mis hijos están más altos y guapos… y como ya definitivamente no tengo bebés, tengo niños de 4 años.
12. Seguir yendo contra corriente y que eso me haga seguir sintiendo bien.
13. Ver como mi princesa corría una carrera solidaria y como lo hacía con determinación, y al terminar darme un gran abrazo y decirme: no he ganado, pero me lo he pasado bien.
14. Que mi Repollete me llame guapa, saber que eso no es verdad pero creérmelo como cuando me lo llama su padre.
15. Montar el árbol de navidad con ilusión, y que el árbol se convierta en un árbol mutante cuyas bolas cambian misteriosamente de sitio.
16. Celebrar el cuarto cumpleaños de mis hijos solos los cuatro haciendo las cosas que más nos gustan y en familia.
17. Superar las cosas malas de la vida siendo consciente de que estas me harán más fuerte.
18. Quedar con las mamis del cole para una cena y que esa cena casi por obligación se convierta en la noche en que más me he reído en mucho tiempo… espero poder repetir.
19. Ir a trabajar a las 7 de la mañana y hacerlo cantando como una loca a todo volumen Fito y los Fitipaldis…. Es una buena forma de empezar el día.
20. Seguir en la blogosfera y seguir conociendo gente interesante.
21. Que Repollete siga buscando mi regazo como consuelo cada vez que le pasa algo terrible como que su hermana le quite un juguete.
22. Disfrutar llevando al cole a mis hijos los días que no trabajo, y recogerlos viendo sus caras de ilusión porque Mami está ahí.
23. Dormir abrazada a Pamelli, y despertar con él, aunque en medio de la noche me robe mi espacio en la cama, me quite la sábana o me de una patada.
24. Preparar bizcocho de chocolate a mis peques cada domingo que me voy a trabajar, y que ellos me ayuden.
25. Cumplir 34 años y empezar a notar que tengo arruguitas, intento positivar pero no se si me sale bien.
26. Ver como mis hijos montan en bici por primera vez.
27. Recibir noticias de alguien que creía se había perdido en el camino y rencontrarnos aunque sea a través de watsap.
28. Descubrir que a Papimelli no se le da nada mal hacer de canguro y señor amo de casa durante la semana mientras yo estoy fuera.
29. Estar orgullosa de lo que tengo y de lo que soy.
30. Creer que el 2015 podrá ser aún mejor.

8 comentarios:

  1. Cuánta cosa buena.
    Feliz 2015!! Besos

    ResponderEliminar
  2. Tu balance es muy positivo. A ver qué nos trae 2015!!!

    ResponderEliminar
  3. Pues feliz 2015, porque el 2014 ha sido genial!

    ResponderEliminar
  4. Feliz año!!!!Que el 2015 te traiga mucha salud para poder disfrutar de tu maravillosa familia!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Feliz año, y que en 2015 la lista sea el doble de larga. Sigue siendo una pasada que los años pasen solo por conocer gente como tu.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Que chulada de entrada! Podria robarte unos cuantos puntos perfectamente porque al ser nuestros peques de la misma quinta estoy viviendo las mismas situaciones que tu. Feliz año cielo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Te quedó una: cenar con tus suegros y no utilizar los cuchillos más que para cenar.

    ¡Feliz año, corazón!

    33+4

    ResponderEliminar