viernes, 14 de agosto de 2015

#NI UNA MENOS.... YO NO QUIERO QUE TÚ SEAS UNA PRINCESA

Querida Princesita:
Yo no quiero que tu seas una Princesa.... yo no quiero que te sientes vestida de rosa a esperar que aparezca tu Príncipe Azul.... no quiero tampoco que te conformes con el Primer Príncipe Azul que pase por tu lado y que regale tus oídos con promesas imposibles y con mentiras disfrazadas.
Yo no quiero que seas un Princesa que solo sirva de decoración, para hacer bonito, para colgarse del brazo del Príncipe Azul y pasearla.
Yo no quiero que te quedes muda, sin voz, que tu Príncipe Azul hable por ti y que tú solo asientas a lo que el dice....
Yo no quiero que tu Príncipe Azul te rescate de nada y que luego se case contigo y viváis felices comiendo perdices....
Yo quiero que tu seas una Princesa que se vista de chándal  o con pantalones, minifalda o con lo que te de la gana según te levantes por la mañana. Quiero que puedas abrir tu armario y vestirte sin darte miedo a que por tu imagen alguien crea que tú no eres una Princesa. Quiero que te pintes si quieres o vayas con la cara lavada y que antes de salir de casa te mires al espejo y te digas a ti misma "hoy me comeré el mundo".
Que nadie te diga nunca como debes vestirte o que imagen debes dar...
Yo quiero que seas una Princesa independiente, capaz de buscar soluciones a cada problema que te surja, capaz de manejar y gestionar tu vida y tus emociones.... que nadie te diga nunca que debes estudiar, donde debes trabajar... que nadie posea sobre ti jamás poder económico y que nadie tampoco te haga sentir como una esclava.... tú no tienes por qué servir a nadie como si fueras una esclava.
Que nunca nadie controle tu vida, ni tu teléfono, que nadie te pregunte mil veces a donde vas o cuando vuelvas ni mucho menos con quien vas.... tus amigos son tuyos y te servirán miles de veces para celebrar las alegrías y para llorar las penas.... los amigos siempre están (almenos los verdaderos), los Principes Azules van y vienen y a veces ni siquiera son Príncipes.
Las Princesas pueden hablar y opinar.... y sus opiniones son tan importantes como las de los Príncipes Azules o como las de cualquier otra persona.... tienes derecho a opinar, a expresarte y a simplemente ser tu..... eso es algo importante jamás permitas que nadie te impida que tú seas tú.
Se consecuente con lo que piensas, con lo que dices y quiérete a ti misma, tanto que siempre seas tú.... nunca te escondas.
Querida Princesita, no te crees falsas expectativas sobre el amor.... el amor no implica nunca celos.... no te quiere más por ser celoso, ni por controlarte, ni por llamarte mil veces.... un Príncipe Azul de verdad espera a que tú le cuentes las cosas y no te avasalla a preguntas, no te impide hacer cosas, no te aleja de tu familia ni de tus amigos. Un Príncipe Azul de Verdad siempre suma a tu vida y nunca resta.....
Princesita nunca pienses que no podrás vivir sin alguien.... claro que podrás..... en la vida hay muchos Príncipes, unos se convierten en ranas, a esos déjalos en cuanto veas que de Príncipes nada.... no dejes que el Príncipe se convierta en ogro ni creas que las personas cambian de repente. Manda al Príncipe Rana a paseo y vive tu vida.... tienes derecho a equivocarte mil y una veces y sobretodo aprende de tus errores.
Jamás dejes que alguien te falte al respeto.... las faltas de respeto vienen de muchos sitios, puede ser que te levante la voz, que te insulte, que te controle o que te haga sentir mal. Alguien que te hace sentir mal no te quiere.
Aprende a diferencia un Príncipe Azul de uno que no lo es. El Príncipe Azul te despierta a besos cada mañana, te prepara el desayuno, te hace reír, os miráis y saltan chispas, trabajáis en equipo, te alaba y te dice que estás guapa, sabe decirte cuando no está de acuerdo contigo, jamás te insultará, jamás te levantará la mano, y jamás te hará llorar.
Querida Princesita yo no quiero que tu seas una Princesa, quiero que tengas carácter, que sepas hacer lo que quieras, que no te dejes dominar, que hagas y pienses lo que quieras.... quiero que tengas claro lo que es el AMOR y que nunca te quedes con sucedáneos.
El mundo debería respetar a las mujeres que engendramos la vida, que parimos con dolor, que criamos a nuestros hijos, hay malnacidos que se creen con el poder de dominar a una mujer sintiéndola como un ser inferior.... en pleno siglo XXI seguimos siendo una sociedad machista donde las propias mujeres critican a otras mujeres por cosas como el largo de una falda o su forma de llevar la maternidad. Madres que crían a sus hijos aún de formas totalmente machistas, hombres que abusan de su poder pegando a una mujer y lo que es aún peor matándolas.
Hace no mucho atendí en mi trabajo a una mujer que era víctima de malos tratos, después de buscarle una casa de acogida de emergencia se echó para atrás y no quiso saber nada.... a los pocos días tuvo con su marido un altercado en plena calle, la policía lo detuvo..... pero estoy segura que ella volverá una y mil veces con él... porque el VA A CAMBIAR.
Me gustaría pequeña Princesita tener miles de charlas contigo, para que entiendas lo que es el amor, lo que es una pareja y que en esta vida nada importa más que tu.... no dejes jamás que ningún gilipollas borre tu sonrisa de tu cara.
 
 

22 comentarios:

  1. Excelente post. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada.... gracias a ti por tu comentario.

      Eliminar
  2. Se puede decir más alto pero no más claro.
    Una entrada preciosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hermosísima carta. No podría añadir nada más... Por cierto, vamos a ir dentro de no mucho a Ciudad Donde Vives y te queremos verrrr

    Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa..... ya sabes si vienes avisa por si no estoy y nos vemos........ un besote

      Eliminar
  4. Con tu permiso, me gustaría compartir tu entrada en mi Facebook en unos días. Creo que mejor que lo has escrito, no se puede. Y creo que debe ser una entrada que llegue muy lejos.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guapa tu puedes compartir lo que quieras.... un besazo

      Eliminar
  5. Me ha encantado este post Misme. Comparto todo lo que dices. Muchas gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta tu blog, todas tus entradas y cómo enfocas la maternidad y la vida en general: con una sensatez y un sentido común absolutamente inusual en estos días.
    Por supuesto, suscribo cada afirmación de esta entrada en particular. Pero, a colación de esta entrada precisamente...¿sabes que cuándo descubrí tu blog lo que más me llamó la atención fue que una persona como la que yo intuía apodase a su HIJA "princesita"?. Sí ya se que puedo llegar incluso a ser excesiva con mi actitud beligerante contra todo tipo de machismo (incluso con los más sutiles), pero creo que estaremos de acuerdo en que no es lo mismo llamar "principe" a tu hijo que "princesita" a una niña...son apelativos cargados de estereotipos que, para mí, si tienen importancia.
    Esta reflexión hecha desde la admiración (vaya por delante).
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo lo que dices es algo que me han dicho muchas veces y que tienes toda la razón. Empecé a escribir el blog cuando mis niños tenían 6 meses, entonces mi niña era tranquilota, vestida de rosa (ya sabes que a esa edad encontrar otros colores es misión imposible) y le puse Princesita aunque obviamente en la vida real no la llamo así, de hecho las dos decimos que somos dos brujas. Por supuesto que no la llamo Princesita porque es una niña guerrera, decidida y con una autoestima que alucinas.... ni es ni quiero que sea una Princesa.
      Lo malo es que cuatro años después ¿Cómo le voy a cambiar el nombre en el blog? Al final es jugar un poco con la ironía porque como he dicho muchas veces Princesita ni es una Princesa ni quiero que lo sea.
      También es verdad que las Princesas actuales afortunadamente no tienen nada que ver con las de antes ni con las de los cuentos.... yo también soy antimachismo, en todos los sentidos y mi hija se está criando con un padre que hace las mismas cosas, que pidió una reducción de jornada para estar con ellos mientras yo trabajaba, y por otro lado mi Repollete es igual un niño al que le encanta ser mi ayudante en la cocina y que será criado para ser tan autónomo e independiente como su hermana.
      Un besote y gracis por tu comentario.
      (te cuento un secreto.... Princesita en la vida real siempre la llamé calabacita o bruja.... y ella me llama mamibruja)

      Eliminar
  7. Perfecto. No se puede añadir más.

    ResponderEliminar
  8. Un post que me ha encantado. Muchas gracias por escribir como lo haces""

    ResponderEliminar