lunes, 18 de agosto de 2014

ENVIDIA COCHINA

Hace unas semanas en una entrada que no recuerdo sobre como nos sentimos las infértiles al ver una barriga de embarazada (las cerveceras nos dan igual) o como nos sentimos ante aquellos embarazos “sin querer” un comentario Anónimo dijo que aquello tenía un nombre y que era envidia.
No supe muy bien que responder a ese comentario la verdad…. Creo que da para pensar y mucho…
Normalmente cuando una se queda embarazada sin problemas y sin tardar tiempo no valora el esfuerzo que para otras puede suponer, no lo valora y es lógico porque no lo conoce salvo que tenga una amiga o conocida a la que si le haya supuesto cierto esfuerzo. Tú te quedas embarazada y desde ese preciso momento lo publicas por todos los medios posibles incluso pones fotos de tu barriga en el facebook o envías por wasap la ecografía…. Estás contenta y lo haces saber, estás en tu derecho lógicamente. En ese momento no te planteas que alguna amiga está en el bando de las infértiles pasándolo mal.
Cuando llegan los síntomas del embarazo empiezas a quejarte…. Es lógico todo el mundo sabe que una embarazada no está enferma…. Pero es justo en el embarazo cuando nos sentimos más vulnerables y con ganas de mimos o queremos hacer sentir al mundo lo chungo del asunto de estar embarazadas…. Cuando nos quejamos no lo hacemos a mal…. No queremos herir sensibilidades y tampoco nos paramos a pensar que igual la destinataria de nuestras quejas es infértil y pagaría por sentir todos esos males y muchos más.
Si te has quedado embarazada “sin querer” o a la primera no valoras que eso que te ha pasado es un milagro para muchas mujeres…. Lo normal es pensar que un embarazo es algo habitual que sucede todos los días…. Las mujeres se han preñado y tenido hijos a lo largo de la historia y el mundo ha seguido girando. Pero para muchas mujeres embarazarse no es ni normal ni fácil. Y es lógico pensar que a muchas les chirría que llegue una amiga y te diga aquello de sin querer…. Porque si realmente no quieres pones medios y porque una vida humana debería llegar al mundo fruto de un acto consciente y no de una equivocación y más hablando a determinadas edades.
Se supone que la mujer está en el mundo para tener hijos, no me refiero a que solo valgamos para eso sino a que uno de los objetivos de la naturaleza es que nos reproduzcamos que creemos vida y a algunas se les niega ese derecho y con ese derecho entran cuestiones como sentirnos menos mujeres o incompletas. Para alguien que se preña a la primera ese sentimiento puede ser incomprensible o para alguien que no quiere tener hijos.
A mi la naturaleza me negó el poder ser madre…. De echo me negó siquiera el poder tener óvulos… yo he tenido que aceptar que no tendría nunca hijos si no era renunciando a mi carga genética (ovodonación o adopción)…. Me parece injusto este hecho… pero asumo que hay cosas peores o más difíciles de asumir, y no me conformo y acudo a la medicina.
Es normal escuchar a madres de varios hijos decir aquello de “pues si no puedes te aguantas o adoptas, o mejor sin hijos….” Y toda una serie de cosas que no me sirven. No podemos ponernos a dar consejos a alguien en cuyo lugar jamás podremos ponernos.
El comentario del Anónimo que os comentaba al principio era muy interesante, ella estaba justo en el otro lugar y decía que sus cuñadas habían dejado de hablarla porque ella se quedó embarazada enseguida y sus cuñadas estaban en tratamiento….. incluso una de sus cuñadas le hizo un comentario bastante grosero acerca de lo fácil que era abortar (en fin con la cuñadita…. Soy yo y le tapo la boca de un sopapo).
Para anónimo que sus cuñadas cortaran el contacto no era normal…. Pero cualquiera de vosotras cuando os he leído he visto ese sentimiento de querer estar lejos de todo lo que implique barrigas y embarazos.
Creo que la entiendo a ella porque no tiene ni debe esconder su embarazo ni su felicidad y entiendo a las cuñadas por dolerles esa felicidad cuando ellas no pueden.



Bedabita en su comentario en respuesta a Anónimo lo definía muy bien: NO ES ENVIDIA ES DOLOR.
Y yo que no a pesar de ser infértil no he pasado por eso puedo entender el sentimiento que causa una barriga ajena entre alegría y dolor por no ser tu.
Puedo entender que yo misma he podido ser objeto de ese dolor muchas veces.
Ya os conté en su momento el caso de la madre del cole de mis peques que decía que yo le daba envidia porque ella perdió a sus mellizos prematuros después de diez años de tratamientos. Y que aunque ahora tenía a su niña-milagro yo siempre le recordaba a esos dos pequeños.
No supe que responderla... simplemente pensé que a veces la vida es una puñetera mierda.

20 comentarios:

  1. Es una mezcla de sentimientos tal, que no sabría ni definirlos. Pero yo sí que siento envidia, aparte de dolor y del sentimiento de injusticia.
    No creo que una embarazada deba dejar de presumir de su embarazo, pero lo puede hacer con tacto. Al igual que una infértil, si el embarazo es cercano, debe hacer de tripas corazón y compartir la alegría con la embarazada.
    Es muy triste que se rompa la relación por esta causa, pero en el caso de tu anónimo, comentario que leí en su día, supongo que de ambas partes se hicieron comentarios dolientes.
    Mi cuñada está ahora embarazada y no lo esperaba, se queja todo el rato pero está feliz. Yo quiero participar de ese embarazo y de mi sobri, lo hago con la mejor de las sonrisas y cuando llego a casa me permito el bajón.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La situación supongo que debe ser difícil.... yo no puedo opinar porque nunca me he sentido en ningno de los dos bandos... eso si he aprendido por ejemplo a evitar preguntas como ¿para cuando? y tonterias semejantes porque se que para todo el mundo no es fácil. un besote

      Eliminar
  2. Es completamente normal. Yo no soy infértil, pero cuando me adentré el mundo médicos por el tema de la malformación lo veía todo un poco negro, las tasas eran un poco malas y en fin, sin un diagnostico en la mano yo no sabía qué pasaría. Me quedé a la segunda y lo perdí, como sabes, y el resto de chicas que estabamos buscando se fueron quedando, veía barrigas a mi alrededor y demás.... eso me hacía mal, pero entendía que a pesar de todo yo tuve un tiempo de felicidad. Luego mientras esperaba a que me operasen o no no pudimos buscar, y eso me hacía sentir un poco mal cuando veía barrigas ajenas. Lo deseaba con todas mis fuerzas, pero tenía que esperar. Vale, no es la misma espera que quien está en tratamientos, pero es como si tu quisieses andar y tuvieras una cuerda que te retiene todo el tiempo. Es frustrante, y claro que es dolor y porqué no decirlo... envidia también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo la envidia es un sentimiento sano.... porque a veces nos permite luchar por aquello que queremos o no conformarnos.... yo no soy de conformarme fácilmente.... un besote

      Eliminar
  3. Yo me he alejado de amigas/primas embarazas. No las he odiado ni deseado nada malo, pero pensando en mi tenia que poner distancia. En algun momento he claudicado en una cercania, puesto mi mejor sonrisa e intentar cambiar de tema cuando la conversacion giraba en torno al embarazo, un poco hablar de ello si, pero todo el rato no puedo soportarlo.

    Es lo q dices, quien no pasa por esto no tiene ni idea de lo que se siente. Yo me entero de un embarazo de esos "faciles" y necesito unos dias para asimilarlo, para dejar de martirizarme con el "porque yo no", para conseguir finalmente alegrarme por esa persona, y para tener el valor de felicitarla.

    La envidia no es algo bonito, y quienes lo llegamos sentir no nos enorgullecemos de ello por supuesto, sino que incluso nos sentimos mal por sentir envidia.

    Es muy complejo todo esto. Muy duro.

    A mi no me apetece contarselo a mis conocidos para que se "apiaden" de mi. Soy celosa de mi intimidad y no tengo pq contar algo tan personal. Pero he creado mi tactica de "esquivar" embarazadas para ahorrarme sofocones. La que no lo entienda o piense mal me da igual.

    "Quien juzgue mi camino le presto mis zapatos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me ha encnatado lo de esquivar embarazadas..... a veces es muy difícil.... un día coincidí con 5 embarazadas en la puerta dle colegio y tuve que huir de ellas por si aquello era contagioso, pero claro no imagino que fuera al revés desear que fuera realmente contagioso.... un besote

      Eliminar
  4. Había dejado un comentario muy largo, pero creo que no se ha quedado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PUes vaya....... vuelvelo a dejar..... un besote

      Eliminar
  5. Yo me quedé a la primera y sé bien lo que es la infertilidad, por mi madre y por algunas amigas y familiares cercanas y conozco de sobra lo que se sufre y valoro el milagro de la vida. Es más, de tantos testimonios cercanos de infertilidad estaba segura de que ni de coña e iba a quedar a la primera.
    Lo de presumir del embarazo... ¡es que no tenemos la culpa! Yo no voy a dejar de vivir mi embarazo con orgullo, de colgar fotos, de contar los pormenores... porque haya chicas que desgraciadamente no puedan. Me encantaría que todas las chicas que conozco con infertilidad pudieran, pero eso no está en mi mano, lamentablemente.
    Lo de que haya gente que se aleje de las embarazadas de su entorno lo comprendo. También conocí a una chica que al poco de morir su bebé de días se iba de fin de semana con amigos con niños y eso no le afectaba, porque decía que ella quería a su hijo, no a los de otros. Cada persona es un mundo y cada forma de sentir es muy particular.
    Lo de la envidia es muy normal, cuando el chico que estaba en la uvi al lado de mi padre se recuperó, estando tan mal como él y mi padre murió, yo no me alegré. Es más, cuando aún hoy, más de ocho años después, veo a ese chico o a su familia por la calle, siento rabia. Se me repite en los oídos su frase cuando murió mi padre y ellos dijeron con una gran sonrisa: "pues a nosotros nos ha salido todo muy bien". ¿Qué hubiera preferido que también hubiera muerto el chico? JAMÁS. Pero me duele que otros tuvieran la suerte que también mi padre se merecía.
    Y no es envidia mala, es reclamar lo que nosotros consideramos que también por justicia nos toca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que es un poco lo que tu dices.... reclamamos lo que creemos justo.... pero no solo por quedarnos embarazadas hay otra smuchas cosas que pensamos merecemos y anhelamos.... un besote (muy duro lo de tu padre)

      Eliminar
  6. Para mi no es envidia, es DOLOR, como dijeron antes, estoy esperando para hacerme el beta...me toca el miércoles...es el segundo tratamiento y cargo también con la mochila de no tener óvulos, fuimos por ovo y lo que más queremos en el mundo es ser padres...ojala esta vez se nos de. No puedo para de llorar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero tengas suerte y sea un positivo. un besote enorme.

      Eliminar
  7. Para mi era envidia, inseguridad, dolor y frustración. Todas estas cosas. cuando quedé embarazada fuí prudente con el tema pero aun asi te sientes tan afortunada que no hablar de ello es como avergonzarse.
    Hay que ponerse siempre en el lugar de la gente, aunque sea dificil,ser empático y tolerante (bonito de decir pero dificil de hacer, lo se)

    La vida no siempre es tan perfecta no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LUisa toda la razón.... yo iba orgullosa luciendo mi embarazo y presumiendo de que eran dos y quizá no me daba cuenta de que a mi lado podía estar alguien que lo deseara y no lo consiguiera. un besote

      Eliminar
  8. Supongo que cada persona lo vivirá de una forma diferente. Hay quien lo vivirá con dolor y otras con envidia, o una mezcla de ambas. Es comprensible cuando una persona lleva tanto tiempo luchando por eso y ve que hay gente a la que no le cuesta nada pero también es comprensible que la que está embarazada y feliz lo proclame a los cuatro vientos. Es complicada, la cosa. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  9. Yo pienso q es una mezcla entre envidia y dolor. Y no quiere decir q por sentir eso no quieras lo bueno para la persona q se ha quedado embarazada... simplemente, no puedes evitarlo. Es taaaan difícil alegrarte por el embarazo de los demás cuando tú estás sufriendo tanto... yo creo q es normal sentirse así. De todos modos, bajo mi punto de vista todas las mujeres q pasamos por la in fertilidad nos vemos obligadas a ser unas mujeres fuertes y valientes. Es una obligación q por desgracia nos ha puesto la vida, pero es así, somos unas valientes! Animo a todas las q lo están intentando!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sira yo también creo que es mezcla dolor y evidia.... y por supuesto todas las que pasamos por esto somos fuertes y tercas.... un besote

      Eliminar
  10. Yo coincido con Eva. No me puedo poner en la piel de una infértil, porque yo también tuve la suerte de quedarme a la 1º. Pero estuve más de 3 años muriéndome por tener hijos y por mi situación personal + mi tratamiento de la psoriasis no podía. Y duele mucho. Y yo también me he pegado lloreras al ver a amigas embarazadas y lo he pasado mal, aunque no sea lo mismo.

    Lo que me parece un poco injusto es que se piense que por quedarnos a la primera no lo valoramos. Claro que lo valoramos. En mi entorno he visto gente que no puede, gente que los pierde, gente que por desgracia no tiene bebés sanos. Todo eso lo tengo en la cabeza, al igual que se que la suerte de la primera puede no repetirse cuando vaya a por el siguiente.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Pues aunque parezca raro yo he estado en los dos bandos por llamarlo de alguna forma. Mis mellizos de 4 años son in vitro después de 4 tratamientos y con donante de esperma. Pasé por esa etapa en la que tus cuñadas y hermana se quedan embarazadas y yo a esperar a ver si en el próximo tratamiento lo conseguíamos. Mi embarazo y post parto fueron bastante problemáticos y me perdí mucho de los primeros meses de mis hijos. Cuando ellos tenían dos años, compré un monitor de fertilidad, de esos que te dicen cuando estás ovulando a ver si sonaba la flauta y el primer mes que lo usé me quedé embarazada. Cuando sólo tenía a mis mellizos pensaba que no podía ser lo mismo el apego hacia unos hijos que has deseado tanto y por los que has luchado y llorado tanto pero ahora sé que no. Aunque todos mis hijos han sido deseados, por los primeros sudé sangre como suele decirse para conseguirlos y la pequeña casi ni me dí cuenta pero los miro a los tres y para mí son tres grandes milagros.

    ResponderEliminar