jueves, 29 de enero de 2015

EL DERECHO A JUZGAR

Desde que Papimelli se ocupa de los niños mientras yo trabajo fuera de casa durante toda la semana (en otra provincia), he tenido que escuchar todo tipo de comentarios a cada cuál más variopinto sobre lo que estamos haciendo y sobre PRIORIDADES.
La gente es muy dada a dar opiniones sin ser solicitadas y ten claro que hagas lo que hagas siempre tendrás gente que te respete, gente que se posicione a favor y por supuesto gente que se posicione en contra.
Estos últimos te darán su opinión sin el menor atisbo de educación y respeto o simplemente gesticularán haciéndote sentir lo peor de lo peor únicamente por hacer lo que quieres.
Estoy trabajando fuera de mi provincia de forma totalmente voluntaria, nadie me puso una pistola en el pecho para obligarme, simplemente acepté la posibilidad de trabajar para la Administración en una bolsa de trabajo de la que ni recordaba haberme presentado. Buen sueldo y buenas condiciones. Para evitar hacer kilómetros extras me quedo a mitad de camino entre donde vivo y donde trabajo ósea la casa de mis padres.
Una vez dicho esto me topo el otro día con un grupo de madres que directamente estaban criticando lo malos malísimos que eran sus maridos, como seguían haciendo sus vidas sin importarles que ellas tiraban de casa y trabajo y como no hacían nada de nada en sus casas.
Una de ellas soltó aquello de: “eres madre y tú vida cambia pero ellos siguen haciendo lo mismo”.
Típico comentario que una está ya cansada de escuchar, y ya por aquello de no morderme siempre la lengua le dije: Bueno mujer…. No generalices, no todos son iguales.
A lo que ella respondió: Bueno, el tuyo porque no le queda otro remedio.
¿Perdona? Espero que en la cabeza de esta chica y en la de otras muchas que conocen nuestra situación (temporal) actual quepa la posibilidad de que él lo hace encantado, de que lleva ocupándose de sus hijos al 100% desde que nacieron, que salvo parir y dar la teta ha participado en las mismas cosas y en el mismo grado que yo en la crianza de nuestros hijos. Porque los hijos son de dos, y porque los dos tienen el mismo derecho a tener sus vidas además de la paternidad.
Mi marido no está obligado a quedarse con los niños, lo hace porque es su obligación, ha pedido una excedencia o permiso en su trabajo para llegar una hora más tarde y para que le liberen de determinadas tareas que pueden ocasionar días o noches fuera de su lugar de residencia. Muchas mujeres con las que me cruzo habitualmente creen que él lo hace porque no trabaja y no le ha quedado otro remedio. Pues no señores él lo hace porque pedir esa excedencia es un derecho que le respetan y como otros muchos padres que trabajan donde él hacen.
Papimelli no es peor ni mejor que nadie pero es que odio que la gente generalice acerca de hombres ineptos que no saben ni freír un huevo o que directamente no se preocupan de la crianza de sus hijos. No creo que Papimelli sea la excepción en el género masculino. Yo si tengo amigos chico encantados de poder participar en la crianza y educación.
Hombres mal enseñados los hay en todas partes, evidentemente si permites que tras ser madre él siga con su vida el error quizá sea tuyo y no de él.
Yo no doy explicaciones de mi vida en el mundo real…. Pero llevo varios meses teniendo que escuchar aquello de “cada uno prioriza lo que le interesa más” como si elegir entre mis hijos o mi trabajo fuera una opción.
Ayer leí en el periódico que un alto porcentaje de jóvenes españoles consideran válido obligar a sus parejas a dejar su trabajo por “el bien familiar” ¿perdona? Si esto es real es que algo estamos haciendo fatal a la hora de educar a nuestros hijos.
Sigo viendo caras de reprobación en algunas madres como si se sintieran con el derecho a juzgarme a mi o a mi marido. Como si él fuera una víctima de mi capricho de irme a 143 km de mis hijos… ¿Qué sucedería si en lugar de yo hubiera sido él quien se fuera?

28 comentarios:

  1. Si si si y no ven mal controlar el móvil de tu pareja o si ve a sus amigos.... perdona????? En qué siglo estamos??? Qué gente tan...... zoqueta, qué mala leche me entra por dentro de verdad!! Odio esas mujeres que sacrifican su vida tras ser madres y abandonan el resto de parcelas de la vida y sus maridos son amigo de sus amigos, deportistas, y trabajadores..... de todo menos PADRES. Me hierve la sangre. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando uno es madre debe tener la capacidad para seguir siendo otras muchas cosas, yo soy madre pero también trabajo, amiga, y demás.... no centro mi existencia en mi pareja ni en mis hijos porque obviamente la vida es muy larga.... en fin... nos queda mucho por evolucionar. Un besito.

      Eliminar
  2. Yo cada día llevo peor las opiniones no pedidas e intento tener mucho cuidado con expresarlas yo. En fin mucho ánimo con los comentarios. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy desarrollando la increible capacidad de hacerme la tonta.... no respondo ni expkico nada....

      Eliminar
  3. Misme hay hombres mal enseñados que tampoco tienen ni intencion ni voluntad de aprender. A los comentarios malintencionados ni caso. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconozco que tengo al lado un hombre la mar de apanado.... un besote

      Eliminar
  4. Como bien dices, hagas lo que hagas siempre habrá quien lo critique, así que lo mejor es hacer lo que te parece bien a ti.
    En cuanto a los hombres... en mi último post sin ir más lejos me quejo de mi marido, je, es un gran padre pero no tiene afinidad con los bebés. Eso no tiene nada que ver con juzgarlos en general. Hombres, como mujeres, hay de todo tipo. Pero tradicionalmente es cierto que hay más mujeres que ponen a la familia por delante de lo demás porque esa es su elección.
    Esto es algo que va cambiando aunque lentamente. Las estadísticas sobre quienes reducen jornadas y cogen excedencias lo corroboran.
    Entiendo lo que dices del discursito estándar de critica.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros en ese sentido somos una pareja muy igualitaria con respecto a los peques.... hay cosas que me pone enferma verselas hacer a el..,, pero le dejo y no critico.... aunque mira que me cuesta.... un besote

      Eliminar
  5. Que se jodan, ellas lo permiten porque son más machistas que ellos y si ven a alguien con un comportamiento lógico y normal, ya lo tienen que justificar.
    La manía de arreglar la casa de los demás teniendo la propia llena de mierda.
    Besos

    37+4

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguimos pensando que algunas cosas las hacemos mejor que ellos y tendemos a corregirlos con lo cual ellos directamente recurren a no hacer nada....

      Eliminar
  6. Hola: aplaudo totalmente tu reflexión. Los hijos son un tema de dos y ambos deben de estar igual de implicados... yo cuando nació mi primera hija me incorporé al trabajo casi de inmediato pero porque quise...mi marido se ocupó de todo lo relativo al bebé. La sociedad me criticó por ese gesto y a mi marido lo comparecían con comentarios como te hicieron a ti... yo paso de todo porque me imaginaba que mi comportamiento me traería críticas... Tienes que hacer lo que quieras y pasar de todo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estando de acuerdo la pareja no entiendo por que narices tiene que meterse nadie a opinar....

      Eliminar
  7. Es la primera vez q comento en tu blog, me siento en la "obligacion" de hacerlo. Suscribo cada una de tus palabras, si fuese al reves les pareceria correcto. Cuanta paciencia hay q tener para convivir con ciertos especimenes!
    Marisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa creo que en el fondo seguimos siendo algo machistas con determinados comportamientos. N abrazo!

      Eliminar
  8. Bueno MisMellis, lo cierto es que en ocasiones ha sido al contrario, cuando tu pareja ha tenido que ir por un tiempo a lejanas tierras.
    Yo reconozco que mi pareja pese a que se encarga muchísimo de Tsunami y algo de la casa, tampoco hace el 50% de todo. Aunque si le pido que haga algo lo hace, pero claro, hay que decirlo porque no le sale por naturaleza, y eso que sabía llevar una casa. Ainss.
    Yo a mis nenes les intento enseñar los trabajos de la casa, no quiero criar unos hijos incapaces de poner una lavadora, fregar unos platos o recoger la ropa. Ya lo decía la frase, la mano que mece la cuna es la que domina el mundo. Ahora sólo necesitamos que esa mano sepa criar a sus hijos iguales, sean niños o sean niñas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Papimelli hace las cosas por propia iniciativa... unas veces con mas exito que otras.... pero las hace y a mis hijos les educare con esa misma igualdad. Un besote.

      Eliminar
  9. A la gente le encanta opinar, esto es así, pero como diría Raphael "¿Qué sabe nadie?". Besotes!!!!

    ResponderEliminar
  10. Yo ando con el tira y afloja con mi marido, mal enseñado es poco y me hastía un poco tener que ser yo la que lo "reeduque" para que sea una persona normal y no acabar siendo su esclava. Me juzgan, le compadecen porque le "obligo" a hacer cosas en casa, jamás digo que me ayuda, la casa es de ambos! y él me trae montones de comparaciones de amigos y familiares (hombres, claro) que no trabajan nada en casa y sus mujeres tan felices, bien, yo no soy super feliz llevando todo en casa sola.
    Por eso qué alegría leerte no solo a tí, sino a las que comentan!!! que hace años estábamos con mas igualdad y no entiendo qué puñetas hace entrando de lleno de nuevo el machismo en nuestras vidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo reconozco que cuando he estado sin trabajo el peso de la casa ha recaido en mi.... pero el cuidado de los peques cae en ambos.... cuando trabajamos los dos las labores de casa se dividen y punto. Yo no quiero inutiles a mi lado. Un besote.

      Eliminar
  11. Totalmente de acuerdo. Sólo añado que en mi casa cocina él porque le gusta y se le da mejor, imagino que me criticarán por la espalda pero la envidia es lo que tiene :-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madrid muero de envidia.... quiero un hombre que cocine!!!

      Eliminar
  12. Nosotros nos hemos ocupado de todo al 50% desde que nació Pichón, es más, ha sido él el que ha llevado la casa al 100% solo durante las primeras semanas (incluso durante los primeros dos meses) y hasta hace bien poco por motivos laborales, ha sido siempre el que se ha encargado de cocinar, lavar o barrer y yo me encargaba de la ropa. El niño va siempre a medias, sobre todo cuando con ocho meses tuve que empezar las prácticas y llegaba a las dos del medio día. Ha sido padre y amo de casa a tiempo completo incluso cuando empecé a trabajar de tarde y solo venía a casa a comer y dormir. Ahora se han girado los puestos, soy yo la que he renunciado a horas de trabajo por la tarde para estar con mi hijo (por la necesidad de estar con mi pequeño) y me encargo de la casa, la comida y lo que haga falta. ¿Y qué? Nadie nos ha criticado ni nos ha torcido el gesto a la cara, y a mi me parece que estamos haciendo lo que debería hacer mucha gente, adaptarse a las circunstancias y estar los dos para todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se trata de formar un buen equipo y no de que nadie se convierta en exclavo del otro. Un besote

      Eliminar
  13. Si hubiera sido él estaría haciendo lo mejor para su familia, sería un marido ejemplar y tú tendrías que estar agradecida de que pudieras seguir en casa todo el día sin hacer nada.... Eso sería lo que pensaran ellas.

    Yo te apoyo, porque los hombres bien educados como las meigas haberlos haylos, y los hay que están en casa de su madre como reyes y cuando se van a estudiar a otra provincia se lo hacen todo, estudiando y trabajando.
    Mi suegra me dijo una vez que: cuando veas que él va a entrar ponte a hacer algo, que te vea que no estás todo el día en el sofá..
    Ayer mismo me dijo el Futuro: porqué no me has dicho que te suba eso al armario??
    Yo le contesté: soy perfectamente capaz de subirlo yo e incluso si no hubiera podido no estarías haciendome nada, el edredón es tan tuyo como mío.
    A las vecinas de mi madre le digo que él no me ayuda. Lo que hace lo hace como si fuera yo y por el bien de los dos. Si friega dos platos es porque los dos hemos comido igual que los fregaría yo. Para ellas (mi suegra incluida) yo tengo mucha suerte porque me ayuda en lo que sea. Es cierto que se implica mucho, pero tampoco es oro todo lo que reluce, ahora que también te digo que si no hace más en casa es porque yo no quiero, porque en casa de su madre lo hace y sin que nadie se lo diga.

    Yo les diría la verdad. Que nadie nace sabiendo y que si Papimelli está tan implicado es porque él quiere y tú lo ayudas, que será un padre excelente pero estoy segura de que la primera coleta se le resistiría y no pasa nada. A veces nosotras mismas nos echamos la carga encima y no nos damos cuenta de que necesitamos ayuda. La sociedad es muy mala consejera.
    Paciencia o mala leche.... pilla lo que quieras jejejeje. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has dejado flipada con lo de tu suegra! Un besote!

      Eliminar
  14. Ratifico todas y cada una de tus palabras. Ya está bien de que, en pleno siglo XXI sigamos en la época de las cavernas para algunas cosas. No, si es que, no hace muchas semanas, tuve que escuchar de una persona de mi misma edad, que la mujer donde mejor estaba es en casa con sus hijos, y el hombre a trabajar. ¿¿¿??? Me tuve que morder la lengua para no liarla parda. Aunque tampoco me callé. De verdad a día de hoy seguimos así? Juzgando a una mujer porque le guste su trabajo y no vea la necesidad de renunciar a él por el hecho de ser madre? Increíble. Y con el tema de los hombres, totalmente de acuerdo. Mi marido, aunque aún no es padre, me gustaría que lo vieran con mis sobrinos, que cuando están con nosotros, aquí todo es cincuenta cincuenta, y no porque yo se lo haya pedido, sino, porque le gusta ejercer, y eso que, de momento, sólo es como tío. Y desde siempre, no ahora porque sean mayores. Ha cambiado pañales, bañado y jugado con ellos así como educado a partes iguales conmigo. De hecho está deseando tenerlos aquí, y me reitero, ni siquiera son suyos.
    Así que, que te voy a decir, que olé por tu entrada, y que verdaderamente es una pena, que las propias mujeres sean tan machistas muchas veces

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor es precisamente que mucha gente joven normaliza conductas que no son para nada normales.... un besote.

      Eliminar