miércoles, 21 de noviembre de 2012

HISTORIA DE UN PREMATURO (II)



Eres la niña que siempre quise tener... desde que me quedé embarazada supe como te iba a llamar, desde que supe que estaba embarazada quise y deseé una niña aunque ahora no cambio a tu hermano por nada del mundo.
Te hicieron nacer porque tu hermano dejó de crecer, asique antes de tiempo te sacaron de mi útero y te lanzaron a la vida, ni siquiera te oí llorar.
La primera vez que te vi observé que eras muy larguilucha, movías tus piernas y brazos con gran nerviosismo, rodeada de cables.
El neonatólogo siempre me dijo que estabas perfecta, mejor que tu hermano, que solo tenías que coger peso, de hecho a los pocos días te pasaron a cuna y allí podíamos cogerte mejor, cambiarte los pañales y demás.
Fuiste el primer bebé que he cogido (almenos siendo consciente), fuiste la primera a la que di biberón y a la que di el pecho, asique podríamos decir que he experimentado contigo (espero que sepas perdonármelo)
Pesaste dos kilos, aunque en realidad parecías todo huesos... nada más verte lo supe: Eres clavadita a tu padre, es tal tu parecido que tengo fotos de papi cuando era pequeño y tú cuando las ves dices tu nombre emocionada...
Te llevamos a casa la primera... por protocolo los médicos me dijeron que no podías irte antes porque tu peso no era adecuado, pero por tu estado me decían que parecías un bebé a término, salvo por el tamaño.
Eras muy tranquila, aunque eso pasó pronto, porque enseguida mostraste ese carácter de bichito locuelo... pero al principio eras la más paciente, esperabas a que le diera de comer a tu hermano o que le cambiara o lo que fuera, no llorabas, te quedabas observando, porque a observadora no te gana nadie.
Tu hermano siempre te ha tenido como referente, Repollete siempre te busca con la mirada y si te ve se queda más tranquilo, tú eres más independiente y buscas más tener tu espacio, aunque siempre recibes con alegría los besos que él te da.
A tí apenas te vi rodeada de cables ni de nada en la incubadora, te chuperreteabas continuamente la manita y nunca te escuché llorar... sigues sin llorar, ni siquiera cuando te caes, ahora nos "regalas" con tus rabietas fruto de ese carácter que tienes de ese nervio que te puede, de esa inquietuz que te hace estar continuamente explorando tu alrededor.
Tu profesora de la Guardería ha pasado de decirme que eres "incontrolable" a estar muy contenta porque una vez que te ha conocido se ha dado cuenta de que eres participativa y que te emocionas con cualquier actividad que te planteen. Ahora hemos descubierto que te chifla pintar con pintura de dedos, pones cara de concentración y te quedas un buen rato sentada creando tu obra.
Viniste al mundo acompañada de Repollete y ahora soy incapaz de imaginar como sería la vida con un solo bebé, me encanta veros jugar y reír... tú risa es claramente contagiosa, y tu sonrisa parece un tatuaje en tu cara porqeu siempre sonríes, ante cualquier cosa.
Ayer cumpliste 23 meses y te has convertido en una niña preciosa, alegre, y cantarina, ágil e inquieta, nada queda de esa costia delgadita de apenas dos kilos de peso.
También tú podías esconderte detrás de un babero grande, aunque tú siempre estabas toda estirada y por eso asomas los piececitos... una vez que empezaste a andar supe que algún día te comerías el mundo.





FRASE DE HOY:
Ser lo que somos y convertirnos en lo que somos capaces de ser es la única finalidad de la vida.

33 comentarios:

  1. Que bonito lo que te escribe mamá...guapa! preciosa princesita! un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que rápido crecen! tenemos que disfrutar cada segundo de ellos... un besazo.

      Eliminar
  2. Jo, qué bonito! Casi me emociono. Sin duda lo que viviste tuvo que ser muy especial. Además de ver cumplido tu sueño de ser mamá de una niña te vino de regalo Repollete y seguro que como dices ahora, no los cambias por nada del mundo.

    Potencia lo de la pintura de dedos, que lo mismo te sale una artista de renombre jajaja.

    Aquí estoy de nuevo siguiendo los logros de Repollete y Princesita!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un día tengo que poneros una foto de las maravillosas obras de arte de Princesita, por si acaso a alguien le gustan y quiere colgarlas en su salón jajaja...

      Eliminar
  3. Una vez más, vida paralelas... Salvo quemi nena se parece a mi madre, un clon!
    A mí también me sirvió para experimentar, hasta que finalmente estuvimos todos juntos!
    Preciosa esa princesita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esque tu nene y tu nena se parecen un montón a mi Repollete y Princesita jajaja... algunas veces te leo y digo ¿de quien está hablando Nenica?
      jajaja....

      Eliminar
  4. Les encantará leer esto cuando sean mayores

    Alpaca se despide con:

    Una sonrisa es una curva que lo endereza todo

    Autor: Phyllis Diller


    Mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que frase tan bonita.... no la había escuchado pero tomo nota de ella... un besazo.

      Eliminar
  5. Qué entrada tan bonita!Qué niña tan preciosa!!
    Y qué madre tan orgullosa!
    me volviste a emocionar.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi niña es tan princesa como guerrera jajaja... es una monada de niña, pero no hay que dejarse engañar porque tiene ese punto de espíritu libre que me deja alucinada...

      Eliminar
  6. Los pelillos como escarpias...qué cosas tannn bonitas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esque cuando una se pone creativa y sensiblera... jajajaj y le da por hablar de los hijos...

      Eliminar
  7. Uf, tengo ganas de llorar... qué afortunada eres, tienes unos hijos preciosos!.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Ay, qué bonito...
    Creo que debe ser algo especial tener dos hijos a la vez y poder observar sus diferencias, pero también verles recorriendo juntos el mismo camino.
    Felicidades por tus peques.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes me encanta observar como evolucionana y como van surgiendo pequeñas diferencias entre ellos fruto del carácter o incluso fruto de su propio sexo... como razonan las cosas o como actúan... pero sobretodo me encanta verles jugar y reír juntos es alucinante...

      Eliminar
  9. Uf! Cuando he visto la foto de la cabecera me parecí aun bebe a término. Muy bonita la entrada como la anterior. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esque Princesita pesó 2 kilos, pero era realmente larguilucha, no necesitó oxígeno ni nada de nada, era como un bebé a término "algo más chiquitín" y muy tranquila, luego lo de la tranquilidad se le pasó... un beso

      Eliminar
  10. ¡Si es que Princesita es la mejor! Tan linda como su historia :)
    Y va a ser una campeona en la vida con ese carácter tan echado palante que tiene jejeje

    ResponderEliminar
  11. Qué tierno :-) Me siento muy identificada con lo que cuentas. En mi caso fue mi hijo el que nos hizo de conejo de indias al principio, y también es clavadito a su padre. También fue el primer bebé que he cogido en brazos en mi vida y de hecho le cogí tanto el gusto que no lo soltaba. Después de dos días separados después del parto en cuanto me lo dieron nos quedamos pegados y parecía que llevaba toda la vida abrazándole, me salía tan natural cogerle en brazos... Hasta las enfermeras me tenían que hacer las curas con el niño en brazos y tenían un cachondeo conmigo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esque el día que los coges por primera vez te dan ganas de no soltarlos ya más jajaja...

      Eliminar
    2. Si, y ahora con 15 meses ya no hay quien les coja... Sólo quieren jugar y correr por ahí :-) Hoy me he echado una siesta con ellos abrazados y no veas lo que me ha costado "reducirlos".

      Menos mal que aproveché en su momento y les achuché hasta la extenuación. Mis niños se hacen mayores, ¡Quiero otro bebé!

      Eliminar
  12. Hay Mamimelli, lo peor no es cogerlos, lo peor es cuando ellos te cogen el dedito, entonces estamos perdidos para siempre. Vaya susto pasastes con lo de los pesos, pero ahora tienes unos nenes preciosos, a ver si un día nos pones una fotica de los nenes aunque sea de espaldas, para ver lo grandotes que se han vuelto. Las últimas entradas me han encantado, pero he estado un poco apartada de los blogs porque he tenido a Tsunami con una erupción en la piel y semana de médicos, ya sabes, rutina, simple rutina, que te voy a contar que no sepamos. Un beso guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ES cierto Laura te cogen el dedo y es como si te hubieran cogido el alma... jajaja... ya os pondré alguna fotito que no se les vea mucho la cara... siguen degaditos (como su padre) pero luego son bastante larguiluchos.
      UN besazo.

      Eliminar
  13. Ufff ¡¡¡cuántos recuerdos me traen tus palabreas y tu foto!!!!

    Yo también soy mami de una niña prematura, aunque la diferencia de peso con la tuya es abismal. Alba pesó 945 gramos.

    Ahora es una niña sana y muy, muy feliz aunque no hay día que olvide el sufrimiento que hemos pasado con ella.

    Besitos

    MI PRINCESA DE 28 SEMANAS
    EL VESTIDOR DE MI PRINCESA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves ESther realmente tu niña si era una prematura y no imagino que sensación tuviste cuando la vistes... afortunadamente son niños sanos y felices, pero a nosotras el susto no nos lo quita nadie... gracias por pasarte por el blog y dejar comentario. un besito.

      Eliminar
  14. Y se lo comerá, sin duda... Qué bonitos homenajes les has hecho. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esque Princesita apunta maneras... un besazo.

      Eliminar
  15. Como siempre una entrada tierna y preciosa, como tu Princesita seguro.

    Besotes

    ResponderEliminar
  16. Me encanta sómo describes a tu princesa, es tan detallado que parece que la conozcamos... Yo siempre pensé que tendría niñas, era como una intuición, y mira por donde, de 3, 3! Ahora me encantaría tener un niño, aunque una vez le fui a cambiar al niño de mi hermana y parecía yo la primeriza, ja, ja, ja!!! Las fotos de los baberos son geniales!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace poco cogí el bebé de una conocida y casi me costaba sujetarla, me parecía superligera y me preguntaba a mi misma si sería capaz de volver a pasar por todo lo ya superado jajaja....
      Acertaste en tu intuición... vaya que si acertaste, seguro que nunca llegaste a imaginar que tendrías tres... un besazo.

      Eliminar
  17. Una entrada preciosa.
    La verdad q pasa el tiempo sin darnos cuenta...
    M alegro q estén tan bien

    ResponderEliminar