martes, 27 de octubre de 2015

NO ME GRITES QUE NO TE ESCUCHO

Últimamente leo en numerosos grupos y redes sociales quejas hacia los hombres, bueno esto no es que suceda ahora, sino que siempre los hombres se quejan de las mujeres y las mujeres de los hombres. Lo que han logrado las redes sociales es que tú lances una queja hacia tu marido y al rato un montón de "amigas" te consuelen, aconsejen o juzguen. Si, a veces te juzgan, sobretodo cuando fruto del calentón expones algo que luego leen otras personas e interpretan a su manera, te juzgan y luego tú quieres resolverlo, pero es tarde... Si has tenido una bronca con tu marido en la que os habéis faltado el respeto mutuamente ten cuidado con lo que escribes porque puedes dar a entender cosas que no son. Por cierto aprovecho para decir que las faltas de respeto y los insultos no son algo "normal" en una relación. Estoy harta de escuchar que es normal que en un momento de discusión haya un intercambio de insultos, no, no lo es.... dos personas adultas que discuten deberían hacerlo sin faltarse al respeto y sin soltarse toda la mierda del mundo... no, no es normal que tu pareja te haga sentir mal, ni que te haga creer que tienes la culpa de todos los males del mundo...
No, no me voy a conformar con un "todos son iguales", porque no lo son, a mi no me gritan ni cuando discuto, jamás me han insultado y ni mucho menos me han faltado el respeto, no, tampoco me han echo sentir como una mierda.
Me aburre escuchar aquello de "yo me levanto todas las noches con los niños", "no me ayuda", "me dice que como yo estoy en casa".... y quien dice cosas de este tipo generaliza diciendo aquello de que todos son así unos vagos en cuanto a los niños y a la casa. Pues no.... no señoras.... no tienen que ayudar sino colaborar al 50% en las tareas de casa e hijos.... es lógico que si uno trabaja más ocupe menos tiempo a la plancha o a poner lavadoras, pero eso no justifica que no haga nada y tampoco justifica que tú te ocupes de todo con los niños. Encima si se te ocurre decir que tú marido no es así enseguida te miran raro como si mintieras. No señoras mi marido se ocupa de los niños, se levanta por las noches, los lleva al parque, los baña, y le da tiempo para dejarme brillantes los baños. Por cierto deja la alfombra mejor aspirada que yo y le chifla ir a la compra.... de lo único que me ocupo yo siempre es de cocinar porque él no sabe.
La mayoría de las veces somos nosotras las que no les dejamos hacer nada, las que criticamos como lo hacen o las que sabiendo como son hemos aceptado desde el principio que sean así...
Pero sin duda la cosa que más me ofende leer en el mundo es mujeres que aceptan los gritos en una discusión y los insultos como algo normal o habitual.
Cuando uno discute no hace falta gritar, si uno grita el otro levanta más la voz y cuando ambos ya usan un tono de voz amenazante aflora la agresividad por todos lados, si quieres que alguien te escuche no vale gritar vale tener argumentos de peso y que el otro quiera por lo menos escucharte, si te grita es que ni siquiera le interesa lo que tú le estás contando. Si de los gritos pasamos a los insultos ya es que directamente no te respeta, una cosa es decirle "tu estás muy bobo" y otra entrar en insultos mayores, pero recordad que es muy fácil pasar del bobo a cosas mayores.
Alguien que te insulta no te valora ni respeta.... además los insultos quedan ahí.... una vez que dices alguna barbaridad ya no se borra, en la mente de la otra persona queda allí para siempre, como la cicatriz de una herida.
En cuanto alguien comenta "discutí con mi marido y me dijo unas burradas tremendas" enseguida hay otro alguien que habla de maltrato y otro tercer alguien que dice que no hay que sacar las cosas de quicio. Y posiblemente no hay que juzgar, pero quien comenta eso en una red social se expone a que los demás juzguen y malinterpreten y den su opinión.... muchas veces sin saber... pero si no estás dispuesta a que te juzguen o te digan lo que no quieres oír directamente no publiques determinadas cosas en un grupo donde no te conocen.
Gritar no es sano en una relación, los insultos tampoco, que alguien te menosprecie o te haga pensar que eres una inútil no tiene nada que ver con el amor, alguien que te quiere solo necesita que tú estés bien para estar bien también el/ella.
Hace años teníamos una pareja amiga con la que solíamos quedar, ella tendía a ridiculizarlo y a criticarlo.... ella había terminado su carrera, trabajaba y era independiente y solía echarle en cara esas cosas a su pareja delante de cualquiera, ella tenía razón en lo que le decía pero no era nunca ni la forma ni el momento. Después de 8 años de relación ella lo dejó a él y él nos confesó que ella solía criticarnos a nosotros como pareja. Yo desconozco la imagen que damos como pareja, llevamos juntos desde los 17 años (media vida), y se que nunca le he reprochado nada en público y menos lo he avergonzado contando cosas que no vienen a cuento. Tengo claro que algo importante es sentirme orgullosa de mi pareja, aunque haya millones de cosas que no me gustan e incluso odio de él.
Discutir con Papimelli es algo casi imposible, dice lo que piensa, te escucha y si tiene claro que opinamos cosas totalmente diferentes simplemente no le da vueltas.... yo he aprendido a no darle vueltas a las cosas, sobretodo si no tienen solución, no intento hacerle cambiar de opinión ni que piense como yo ni que adivine mis pensamientos. E intento respetarle en sus cosas.
Tengo amigas cuyo concepto de pareja me asombra, que normalicen determinadas cosas me deja un tanto asustada... sobretodo porque los miden a ellos con diferente rasero que a ellas mismas, ellos pueden salir con sus amigos, ellos pueden quedarse viendo futbol mientras ellas atienden a los niños, ellos es normal que coqueteen con otras mujeres.
Señoras yo solo espero que mi hija el día de mañana tenga la suficiente autoestima para estar con quien ella quiera, que esa persona la respete y la valore y le haga sentir feliz, que no aguante a nadie por el interés y que se haga valer, y que jamás deje que ningún energúmeno (o energúmena no descartemos opciones) le levante la voz la insulte o le levante la mano.
Los gritos y los insultos nunca están justificados.
 

20 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo. En un momento de calentón, mejor salir de la habitación, en privado jurar lo que haya que jurar y con templanza volver a la habitación. Ni hablar a gritos(todos podemos elevar el tono en un momento dado) ni insultar es aceptable.

    La culpa de que en una pareja no haya equilibrio en el reparto de tareas es normalmente, fallo de los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo reconozco que antes era muy gritona.... hasta que me di cuenta de que esa actitud hacía que Papimelli simplemente me ignorara lo cual provocaba que yo me cabreara más.... ahora se que es mejor hablar tranquilamente.... esto me lo ha enseñado la edad claro jajaj....

      Eliminar
  2. Tienes razon aunque yo matizaria un pelin...

    Yo soy gritona si me enfado y mi marido menos. Pero luego no soy nadie! Yo creo q a veces es de ser humano perder los nervios en alguna ocasión igual q ha veces como hemos comentado una pierde el control con los niños y acaba soltando a lo madre gritona. Por eso solo no se es ni.mala madre ni mala pareja...segun mi.opinión.

    Yo creo q la cosa es mucho mas compleja aún fijate... lo verdaderamente grave según mi.opinión es tener los roles muy polarizados y pensar como tu muy bien dices q todos los hombres son iguales, porque eso es además una soberana gilipoyez.

    Igual q las mujeres, tampoco somos todas iguales...

    Hay mucho machismo encubierto y las peores somos nosotras mismas.

    Si me permites desde el cariño ;) tu marido no.ye hace los baños! Hace los baños!!! Jeje

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojo que yo soy gritona... o al menos lo era, ahora creo que me he relajado o me he dado cuenta de que no sirve de nada, o al menos con Papimelli... bueno ni siquiera sirve con los niños, tu puedes perder la paciencia levantar la voy y simplemente te miran como diciendo: a esta que le pasa?
      Gritar no es bueno pero es habitual.... y por mucho que a veces intentemos esforzarnos por no hacerlo es complicado.... pero creo que tampoco habría que normalizarlo.
      Cierto.... no me di cuenta del error "hace los baños"....
      un besote

      Eliminar
  3. Bravooo!!!!nada que añadir lo has dicho tú todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que hay más cosas que añadir.... un besazo

      Eliminar
  4. Nada que añadir. Perfecta entrada. Los insultos sólo son la salida de quien no tiene argumentos, igual que los gritos. No llevan a ningún sitio.
    Un besazo linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo reconozco que a veces doy dos voces cuando quizá he ido acumulando cosas que no he verbalizado antes, exploto y la lío.... por eso he aprendido que las cosas que nos molestan hay que ir soltándolas poco a poco y no almacenar ira. Un besote

      Eliminar
  5. Marido y yo no discutimos. Así como tú cuentas, si alguna vez chocamos en algo lo hablamos, o lo dejamos pasar si vemos que no hay manera de llegar a un acuerdo.
    Esto es algo que me da vergüenza confesar, según en qué círculos, porque lo "normal" es discutir, gritarse y llevarse al límite.
    He conocido parejas muy pasionales, que lo dan todo, tanto al discutir como en las reconciliaciones.
    Yo no aguanto que me griten y nunca toleraría que me insultara mi pareja.
    Pero lo que funciona para mi, no tiene por qué funcionarles a otros.
    Lo de exponerse en redes sociales, ya da para otra parrafada jaja
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay parejas muy pasionales... nosotros cuando nos conocimos fruto quizá de la juventud (yo era una cría de 17 años) discutíamos de forma muy pasional y exagerada, luego te calmas con la edad y te das cuenta de que las cosas se pueden decir con respeto.
      Un besote

      Eliminar
  6. Las faltas de respeto no deberían estar toleradas en ningún ámbito.Y lo de discutir a gritos nunca lo he entendido, tampoco. Así no hay manera ni de escuchar ni de que te escuchen.

    Seguro que tus hijos encuentran a alguien estupendo. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso discutir con Papimelli es imposible salvo que saquemos un único tema que nos lleva a conflictos continuos.... por ello evitamos ese asunto y a ser felices. Un besote

      Eliminar
  7. ¡Totalmente de acuerdo! Las faltas de respeto no se pueden tolerar nunca. Y es muy lamentable que algunas mujeres las tengan que soportan y que incluso de sientan culpables.
    Comparto absolutamente tu último párrafo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es sentirte mal después de esa discusión, una cosa es discutir y luego pedir perdón siendo consciente de que te has equivocado y no volver a cometer esa falta de respeto y otra cosa es vivir en continuo conflicto con las mismas faltas de respeto.
      Un besote

      Eliminar
  8. Hola!! secundo todo lo que has dicho. Creo que el respeto en la pareja es uno de los elementos clave en una relación, y cuando se llega a los insultos, gritos y demás, ya todo vale. Está claro que cada pareja tiene sus reglas,pero cuando se pasa de ciertos límites esa relación no debe seguir adelante. Besitos!!

    www.combatiendolainfertilidad.wordpress.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada pareja tiene sus normas... eso es cierto y mientras ambos sepan los límites que hay y estén a gusto pues hay que respetar.... lo malo es cuando uno de los dos es siempre el blanco del otro.
      Un besote

      Eliminar
  9. pues yo reconzco que si he perdido los nervios mas de una vez. pero me "justifico" en que en las conversaciones nunca llevo la razon, siempre se la tengo que dar, lo que yo digo no le parece bien y para que le parezca bien tengo que estar convenciendole y explicandome... como dos dias o asi.
    Así que como me quedo muchas cosas para mi, y lo de darle la razon a sabiendas de que no la tiene me hace tener mucha..."tensión interior" pues hay a veces que exploto porque ya no puedo mas.....

    MAX

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también he perdido los nervios decir lo contrario es mentir, pero quizá me pasaba más de jovencita cuando empecé con Papimelli estábamos en momentos vitales muy diferentes yo iba al instituto y él trabajaba y vivía en otra ciudad nuestra forma de ver el mundo era diferente y teníamos encontronazos que ahora en la distancia me avergüenzan.... luego uno madura y se va dando cuenta de las cosas.
      Algo que aprendí es no guardarme las cosas y decírselas enseguida para no almacenar tensiones que luego salen como si estuviera explotando un volcán.
      Gracias por tu comenario. Un saludo

      Eliminar
    2. ya no me pilla tan jovencita (32) y a él menos (47)..... pero así ha sido desde el minuto 0 y no creo que ya a estas alturas vaya a cambiar ninguno de los dos... XD

      Y lo de no guardarme cosas.... es que no me queda mas remedio, porque como lo diga al final es peor...

      Eliminar
  10. Hola MisMellis! Soy hija de padres divorciados y nunca voy a olvidar las discusiones y los gritos de mis padres. Aunque suene fatal, yo sentí paz el día que mi padre salió de casa porque todo aquello terminó...en mi relación de pareja, pues es la única relación que he tenido porque llevo con mi marido desde que tenía 14 años, jamás me han insultado ni me han ridiculizado delante de nadie. Por supuesto que no estamos de acuerdo en todo y tenemos nuestras crisis pero jamás lo hacemos público en ninguna red social porque, precisamente, forma parte de nuestra intimidad y porque, realmente, pase lo que pase, lo tenemos que resolver entre nosotros. Esta claro que si te expones tienes que estar dispuesta a aguantar después el chaparrón...

    Un post muy interesante ;-) da para hablar un buen rato.

    Besos.

    ResponderEliminar