miércoles, 9 de enero de 2013

EL RETORNO A LA NORMALIDAD

Estos días navideños hemos estado algo desconectados del mundo blogueril... los motivos han sido bien distintos y variados.

Primero Repollete y Princesita no han tenido guardería (perdón, Escuela Infantil) estos días, lo cual ha significado que esas tres horitas de las que suelo disponer para el blog y limpieza y orden de mi leonera (perdón, quise decir mi casa) no he contado con ellas puesto que he tenido que estar corriendo detrás de Princesita para evitar que se descalabre y jugando con plastilina con Repollete para evitar que se la coma.

Además Papimelli ha contado con unos días libres que le quedaban por pedir en el trabajo, entre vacaciones y mocosos (es lo que tiene la vida del funcionario), asique la mayoría de los días hemos estado los cuatro en casa.

Aprovechando las vacaciones y demás hemos pasado algunos días sueltos en Ciudad de Donde Somos, lo bueno de vivir en una ciudad a poco más de una hora de tu ciudad de origen es que te puedes plantear ir a casa de tu madre solo a comer y luego volverte a la tuya.

Con esto de las vacaciones y Repollete y Princesita en casa he podido valorar que mis pequeños necesitan sus tres horas de desfogarse en el cole, que han echado de menos a su profe porque constantemente preguntaban por ella y que además uno no puede pasar por la puerta de la Escuela Infantil cerrada con sus hijos porque estos inmediatamente se empeñan en entrar al grito de "Popete, a jugar"....
Si, a mis hijos les gusta el cole, les encanta su profe y cada mañana cuando les digo que vamos al cole reciben la noticia con la mejor de las sonrisas... pero no voy a pecar de ingenua, seguro que esto no dura mucho y en unos años remolonearán para no ir al cole o al instituto.

Al estar Repollete y Princesita en casa no he podido hacer las labores habituales, y tras unos días sin limpiar a fondo nos tuvimos que hacer amigos de las pelusas que correteaban por el salón y acabó gustándome la nueva decoración con todos los cacharros de los nenes por casa.

Repollete y Princesita cumplieron los dos años justo antes de navidad... y eso significó que sus abuelos vinieron de visita cargados de juguetes con miles de luces y sonidos a los que mis pequeños cachorros hicieron caso el tiempo justo, ahora se los come el polvo en un rincón del salón.
Fíjate que insistí en que fueran cautos con el tema juguetil e incluso les tiré alguna indirecta de las cosas que les gustan a mis hijos (cualquier cosa con la que uno pueda guarrear, tipo plastilina o pintura de dedos), pero una vez más me ignoraron por completo y vinieron con cacharros tan inútiles como grandes como enloquecedores en cuanto a sonido.

Con esto del día de su cumple mis nenes disfrutaron de lo lindo, salieron del cole con sus respectivas coronas cumpleañeras, les cantaron cumpleaños feliz y llevaron para sus amiguitos un libro de pegativas y unos globos (si, no fui original, pero me resistí a las dichosas chucherías).
Papimelli trajo unos buñuelos caseros hechos por un compañero de trabajo (si, dentro del mundo machorro laboral de mi marido hay hombres que hacen buñuelos), y pusimos dos velas con el número dos para que Repollete y Princesita soplaran.
No hicimos celebración especial ni nada... son pequeños y aún no se dan cuenta de muchas cosas y de momento no quiero sucumbir a ese mundo loco donde los cumpleaños se celebran como si fueran bodas.
Después de su cumpleaños vino el final de curso y la entrega de todo el material que habían hecho en clase: dibujos y manualidades, además nos entregan material pedagógico para trabajar en casa.
Lo que más me gustó fué un CD con juegos interactivos, superchulo, contiene diferentes juegos, al principio los vi de dificultad (aunque vienen para niños de dos años), pero finalmente me di cuenta de que Princesita es una fenómena y que controla el asunto a las mil maravillas. Pero como mis hijos son tan opuestos a Repollete el dichoso jueguecito no se le da nada bien (iremos practicando), para compensar Repollete se sabe ya la mayoría de los colores y los distingue perfectamente, para Princesita en cambio todo es Amarillo.
También nos dieron las notas y parece ser que mis niños progresan a las mil maravillas aunque tengan sus cositas a mejorar.

Durante las vacaciones he ido haciendo con ellos diferentes actividades para fomentar las que se que practican en clase, por ejemplo ya reconocen el 1, 2 y 3 y cuentan hasta 4, asique nos hemos dedicado a pintar y moldear números, ahora voy por la calle y si ven un número enseguida se ponen a chillar "Mamá un uno"...
Papimelli en cambio ha practicado con ellos las figuras (triángulo, rectángulo y círculo), son pequeños pero ya reconocen algunas cosas y jugando pueden aprender otras muchas sin darse cuenta.

Con ellos por casa sin cole y el sol que hemos tenidos estos días hemos aprovechado para dar paseítos y jugar por la calle, además nos han renovado el parque de abajo de casa y hemos tenido que probarlo...

En Nochebuena y Navidad fuimos a Ciudad de donde Somos, cenamos con mis suegros (cosa que no hacíamos desde hace un año), la cena fué mejor de lo que esperaba, aunque yo sigo sin ver claras muchas cosas, sobretodo me llama la atención que personas que ven a mis hijos un ratito de nada y que jamás preguntan se pongan a valorarlos y etiquetarlos.
Me sigue dando rabia que a Princesita la tilden de cariñosa y simpática porque a ellos se lo parece y que encima lo hagan delante de él.... el problema está que Repollete no se da a todo el mundo, que es más suyo y que no los ve y por tanto se comporta de forma peculiar delante de ellos.
Sinceramente cada vez me preocupa más el hecho que determinadas personas (incluidas mi marido) los traten de forma  tan desigual o que se les vea sus preferencias, porque dentro de nada ellos se darán cuenta.

En Novechevieja no pudimos ir a Ciudad de Donde Somos porque Papimelli tenía que trabajar, en principio iban a venir mis padres, pero en el último momento mi madre se indispuso y finalmente cenamos Papimelli y yo solitos la mar de bien.

Aprovechando las fiestas navideñas también hicimos vida en el Centro Comercial, odio las aglomeraciones de estos días, pero con el frío algo había que hacer.
Asique vimos a Papá Noel, un belén de Osos, Repollete y Princesita se sentaron encima de los Reyes Magos y salió su foto en el periódico.... todo muy intenso aunque ellos no se enteraban de mucho, imagino que tendré que ir preparándolos para que el año que viene sepan de que va la cosa.

Se largó 2012, un año interesante porque por fín he podido disfrutar de mis hijos, se medio acabó el cansancio y el agotamiento... 2011 fué horrible, 2012 mejoró y de 2013 espero muchas cosas.
Por Reyes volvimos a Ciudad de Donde Somos, donde hubo más regalos inútiles para mis hijos... mis padres y hermana por su parte no les cogieron nada, saben que en primavera me tocará comprarles ropa y hemos dejado el regalito para entonces que me hará más falta.

Estos días han sido intensos por más cosas, por fín me decidí a pasar a Repollete y Princesita a la cama, Princesita está toda feliz y dice "Cama de mayor", pero a Repollete el asunto no le ha gustado tanto, entra en su cuarto y sigue buscando su cuna, está claro que él necesita más tiempo para adaptarse a los cambios aunque poco a poco parece estar más animado.
Además reinicié la operación pañal, si, hace tiempo os conté que la iba a empezar, tuve algunos éxitos y abandoné porque yo sola con los dos era difícil y además me di cuenta de varios detalles por ejemplo enseñarles a bajarse la ropa... pues eso que hemos vuelto a la operación pañal, llevamos un mes...
Repollete ya sabe de que va la cosa, hace el pis en el orinal sin problemas y es raro que se se haga pipí encima, las cacotas son otra cosa, en cambio Princesita no se entera mucho del asunto y pillarle un pis o algo se ha convertido en algo anecdótico...
Poco a poco nos vamos desquitando del dichoso pañal, ahora estamos preparados los tres para reiniciar la "Operación Pañal".
Además también he introducido un pequeño cambio, les estoy quitando el biberón, hace tiempo que beben por taza y vaso, pero por mi comodidad y para que beban más leche les estaba dando el bibe en lugar de en vaso. Pero estas navidades les hemos dicho adíos a nuestros bibes... porque ya somos mayores.
Asique una navidad más en nuestras vidas, siguen sin gustarme estas fechas y espero que con el tiempo me gusten más o almenos con niños se ven de otra forma. Pero me sigue pareciendo algo totalmente consumista.
Papimelli corrió un año más la San Silvestre, el año que viene que tendrán tres añitos llevaremos a Repollete y Princesita a que hagan la San Silvestre Infantil, porque no hay nada que le guste más a mi Princesa que correr, en eso ha salido a su padre.

Ayer por fin volvimos a la normalidad, mis cachorros al cole felices de la vida cuando llegamos allí y les di un besote a cada uno, algunos padres me siguen mirando raro cuando ven que mis hijos entran corriendo al cole, chillando y felices de la vida... pero a saberse, esto puede cambiar en cualquier momento.
Papimelli volvió al trabajo y yo aquí, en casita a mi vida marujil. Este año me he propuesto hacer el grado de mi Diplomatura e intentar encontrar algún trabajo, tal y como está la cosa es difícil, pero empiezo a notar lo que supone estar en casa sin hacer nada que me implique digamos un esfuerzo intelectual.
También me he propuesto retomar cosas que me gustaban como leer, no se la de libros interesantes que me he perdido en este tiempo desde que soy madre, pero recuerdo vagamente los tiempos en que devoraba libros...
Ahora que volvemos a la normalidad tendré que empezar a replantearme algunas cosas y a pensar un poquito en mi, porque reconozco que llevo un tiempo que me tengo muy dejada. Mañana empezaré por ir a la peluquería a renovar mi look (a saberse que me hago)... y esta semanita aprovecharé con mi hermana para irnos por ahí a pasar el día y tiendear un poco.
El blog lo he tenido en modo "abandono temporal" dado que con los peques en casa es imposible sentarse un rato a darle a la teclar, os he ido leyendo y espero no haberme perdido muchas cosas.
Aprovecho para desear que este 2013 se llene la blogosfera de embarazos y partos... mi querida Chachiamiga está embarazada y la verdad es que me hace mucha ilusión... casi como si fuera a ser propio.
Ahora que vuelvo a la normalidad creo que la rutina es maravillosa y que mis hijos volverán a funcionar como lo iban haciendo, porque estos días ha reinado un poco más el caos, de hecho Repollete llevaba unos días bien rebelde llamando a Popete... ayer llegó del cole feliz y pasó la tarde sin rabietas ni nada.
Pues eso... que bienvenido al 2013 y esperemos que sea un año feliz y bueno para todos...


FRASE DE HOY: El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir.

26 comentarios:

  1. Me parto con lo que quieren a Popete xDDD
    Desde luego, si la gente supiera el daño que se les hace a los hermanos al etiquetarlos en su mismísima cara, se lo pensarían dos veces. Luego, al hermano que sale desfavorecido ante el labeling pone mala cara y ya lo tildan también de celoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LO de Popete empieza a rozar la obsesión... pero nos da mucho juego el dichoso cohete...

      Eliminar
  2. Te comprendo mucho, con respecto a que familiares que ven poco a tus niños (o casi nada), luego los tildan de tal o cual, pero no los conocen realmente... Habrá que verlos más, pienso yo...
    Lo de que no le hagan mucho caso a una (que es la madre),con respecto a posibles ideas de regalos, también me suena ULTRA-conocido jajajaja, parece que es común, por lo que habrá que acostumbrarse...
    Me alegra que a tus niños les encante ir a su escuela infantil!. Ya vez, que aprenden y juegan mucho y a ti te dejan ese tiempo, tan indispensable para organizar tu vida...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la Escuela Infantil ha sido un gran descubrimiento para nosotros, eso sí solo tres horitas y porque ya son grandecitos... les encanta...

      Eliminar
  3. Me alegro de que hayáis pasado unas buenas navidades a pesar del caos... Lo de los juguetes es horroroso, a mi me dan ganas de tirar los nuevos... Suerte con el grado de la diplomatura y ánimo con los libros. Un beso y feliz año para vosotros también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los juguetes es un absurdo total porque no les hacen ni caso... y me parece tirar el dinero de mala manera... pero hayá cada uno lo que haga con su dinero y su tiempo...

      Eliminar
  4. Es una epoco consumista, por eso yo este año lo he dedicado a los regalos manuales...(aunque hubiese tenido mucha pasta lo hubiese hecho iguamente) porque quiero que sea una epoca especial pero ...también que lo sean todos los dias (me estoy liando con lo que quería decir)

    En fin...que me alegro de todooooooo lo que has contado, de que tengas unos hijos tan maravillosos y de que te estés renovando!!!! eso de empezar a leer, a estudiar y el cambio de look suena genial

    Alpaca se despide con:

    Pero tengo un secreto. Aunque construyan murallas que lleguen hasta el cielo, yo encontraré la forma de volar sobre ellas. Aunque intenten atraparme con cientos de armas, yo encontraré un modo de resistir. Y hay muchos como yo ahí fuera, más de los que crees. Gente que ama en un mundo sin murallas, gente que ama frente al odio, frente al rechazo, sin miedo y contra toda esperanza.

    Autor: Delirium (Lauren Oliver)


    Mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Año nuevo vida nueva... el tema regalos es un sinsentido... porque ¿que me dices de aquellos regalos comprados a gusto de la persona que regala y no al gusto de quien recibe el regalo?

      Eliminar
  5. Que intensidad de vacaciones, si hago comparación yo me he pasado la navidad en modo seta en casa, madre mía!!!
    Me alegro que retomes la operación pañal, nunca es tarde además están en buena edad. Harás el grado a distancia o presencial (bueno, todo lo presencial que puedas)?¿

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He retomado la operación pañal con las ideas más claras... de momento REpollete lo está haciendo fenomenal, Princesita anda algo más "perdida" pero poco a poco.
      El grado me encantaría que fuera presencial, pero todavía debo informarme sobre horarios y demás cosas porque no tengo mucha idea...

      Eliminar
  6. No has parado en estos días! Qué bien disfrutar de los peques, ahora a disfrutar de ti... Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis peques se hacen mayores por momentos asique toca exprimir cada segundo que paso con ellos...

      Eliminar
  7. Toda la razón del mundo en que los niños necesitan cole donde desfogarse y ver más niños. Los primeros días son chulos, pero tantos los desespera. Los últimos días los mios estaban de un nervio. Cuando Terremoto era pequeño yo decía que tenía que hacer una rueda de hamster a lo bestia para que entrara y se desfogara y de paso que hiciera un poco de electricidad para aprovecharla. Con Tsunami no lo había dicho nunca. Hasta los últimos días de estas vacaciones. Te aseguro que si entra en la rueda nos crea electricidad como para poner un asado en el horno y bordarlo con un pastel.
    Suerte con los pañales y con los estudios.
    Lo de los libros me suena. Te diré que sigo a unos niveles de un libro o dos al año. Antes me comía un libro a la semana o menos. Eso si que eran unos tiempos en los que una aún sabía lo que significaba aburrirse y cuando tenía un momento para ella sabía aburrirse como Dios manda y no quedarse parada pensando que es lo que podría hacer ahora para aprovecharlo.
    Lo de los juguetes es cierto. Se pasan. A nosotros nos pasa como a tí, sólo que los cumples los empiezo a tener justo después de Reyes. Este sábado le toca a Terremoto, a finales de mes el mío y a principios de febrero el de mi ex y mi pareja. Por suerte Tsunami es de los de primavera, jaja.
    El comparar hermanos y hablar de ellos como si no estuvieran nunca me ha gustado. si esto ocurre no estaría mal que uno de vosotros se pudiera apartar con los peques y jugara con él o que se llevara a estos mayores algo lejos. En ocasiones no lo puedes evitar, pero si por casualidad uno se puede anticipar como con los peques sería una ayuda. Cada niño tiene unas cosas mejores que otras, por eso cada uno es diferente y le hace tener una personalidad propia. Si todos fueramos exactamente iguales seríamos muy aburridos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría cruzarme con mi yo de hace unos años y advertirle de lo que le experaba en el futuro jajaja...
      Voy a adoptar tu táctica de llevármelos cuando hablen de ellos, pero entonces me llamarían de todo jajaja... desde luego lo maravilloso del mundo es lo diferentes que somos unos de otros.

      Eliminar
  8. Ohhh!! ¡Cómo me gusta leer tus entradas! Aix me comía a Repollete y a Princesita a besos. Lo de tus suegros ufff ¡qué feo! Siendo sus nietos deberían tratarlos y quererlos igual, pero hay personas que no pueden, que te voy a decir.... me gusta la propuesta de la compi Deazulaverde, de alejar a los peques si empiezan con estas cosas, aunq a lo mejor cortar la conversación cuando empiezan con estas cosas, tampoco me parece mal. Aunque se pueda parecer una antipática.
    La operación pañal, tengo entendido por amigas que andan en ello, que es complicado y sólo tienen uno, así que con dos..... Pero seguro que en breve nos cuentas que ya esta conseguido.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la operación pañal es agotadora, lo intenté hace unos meses pero no estábamos preparados ni yo ni los niños y ahora retomo con energía y totalmente segura de que vamos a lograrlo... un besote

      Eliminar
  9. Me ha entrado la risa sólo de imaginarte corriendo detrás de Princesita e intentando que Repollete no se coma la plastilina, ¡Qué vacaciones tan entretenidas habéis debido pasar! La verdad es que ya se te echaba de menos por la blogosfera.

    Con el tema de las preferencias de los familiares me has tocado la fibra sensible ya que a mí me pasa igual. En este caso mis padres sienten preferencia por mi hija, por las circunstancias tan difíciles de su nacimiento y porque es más extrovertida que su hermano, ¡Y a mí me da una rabia! Y sobre todo me paro a pensar en el día que se den cuenta y me pongo mala, ¡Qué manía con comparar a nuestros hijos! Cada uno es como es y los dos tienen su encanto. Pero mis padres como si oyeran llover, y me da que un día se va a liar una gorda con este tema.

    Yo también tengo como objetivo del 2013 cuidarme un poquito más, ¿Sabes desde cuando llevo sin ir a la peluquería? ¡Desde antes del embarazo! Así que ya es hora de ponerse guapa, además mis cuñados nos han regalado un día para dos en un spa así que habrá que aprovechar para relajarse un poquito también. Que somos madres, ¡Pero también personas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me da miedo cuando empiecen a ser conscientes de esos "favoritismos" y empiecen a aprovecharse de ellos o a coger manía o celos uno del otro.
      Oye vete a la peluquería y mímate un poquito no olvides esa faceta femenina...

      Eliminar
  10. Se nota que echabas de menos el blog. Te has despachado a gusto. Jajaja.

    Dos añitos, ya... qué guay. Tiene que ser bonito ver cómo crecen y que cada uno va desarrollando su personalidad. Te mando un besote y te deseo todo lo mejor para este 2013

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta ver como según crecen y educados de la misma forma y al mismo tiempo cada uno tira para un lado totalmente diferente...

      Eliminar
  11. Brindemos x un maravilloso 2013!!! Hola chiquisss el sabado nos vemos!!!!

    ResponderEliminar
  12. Pues yo tenía unas ganas locas de que se acabara ya la dichosa Navidad. Seguro que mi amiga Eva volverá a llamarme Grinch por decir esto, pero es que son fechas que me agobian increíblemente, no puedo con ellas.

    Veo que no has parado, aunque seguro que os ha venido bien estar unos días juntos y pasar las fiestas en familia, que al fin y al cabo es lo que acarrera el espíritu navideño.

    Ahora dedícate también a tí un poquito de tiempo. Bienvenida de nuevo al mundo blogueril, será una pasada seguir escuchando en 2013 los progresos de Repollete y Princesita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues dile a Eva que nos llame Grinch a las dos. Son fechas de lo más aburridas y ñoñas...

      Eliminar
  13. Se llevan con mis sobris (los Pistolines) medio año, creo que ya te comenté una vez que también son mellizos. Feliz Año Nuevo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo también para ti y lo mejor para el 2013

      Eliminar