lunes, 8 de octubre de 2012

PRINCESITA SE NOS VA DE LAS MANOS

Hoy me he levantado superada por la vida... superada y agotada, yo creía ser la persona con más paciencia sobre la faz de la tierra y resulta que me he equivocado de raíz, ya perdí la paciencia fruto del agotamiento o de cualquier otra cosa, pero sí... lo reconozco y lo digo bien alto: "ME VEO SUPERADA POR UNA MOCOSA DE 21 MESES" .
En cualquier otro momento me negaría a reconocer este hecho y cualquier persona que medio conozca a mis hijos diría que miento, cualquier persona que si los conozca de verdad me daría la razón.
Ya os he contado muchas veces que mi Princesa tira a bruja y que cualquier día le cambio el apodo y paso a llamarla "Diablillo" o cualquier otra cosa. Princesita tiene una preciosa sonrisa, una mirada de muñeca y apariencia de no haber roto un plato, su risa es contagiosa y creo que tiene encandilado a todo el barrio. Siempre ha llamado la atención de todo el mundo, yo siempre he dicho que "allá donde va ocupa todo el sitio". Este hecho es así desde que el mundo es mundo o almenos desde que ella nació y el resto de la humanidad sacó la conclusión de que "esta niña es para comérsela" con lo cuál todo el mundo le hace carantoñas, cucumonas y demás... ella se sabe el centro de atención y cumpliéndose una predicción mía ha empezado a usarlo a su favor.
Hasta ahora me he empeñado en que la gente a su alrededor no le preste tanta atención, a que no le rían las gracias y a que le riñan o corrijan cuando sea necesario, muchas veces a mi misma me cuesta no reírme de sus gracias, pero siempre me pongo seria y la corrijo y sobretodo alabo las conductas de Repollete ignorando las suyas cuando éstas no son las adecuadas.
Reconozco que Princesita cuando va a casa de sus abuelos paternos hace lo que le da la gana, no hay límites ni normas y la vida la convierten en una fiesta donde lo único importante es que los niños sean felices, creo que este hecho no nos afectan en exceso porque es muy poco tiempo el que pasa allí, pero si bien es cierto Princesita empezó a levantarle la mano a Repollete a raíz de que mi suegro y ella jugaban a pegarse simplemente por poner un ejemplo.
La guerra con mis suegros la tengo perdida asique ya hasta evito decirles nada... a mi favor tengo como os he dicho que pasan muy poco tiempo con ellos y siempre conmigo delante.
Princesita tiene exceso de energía, ya os conté en la entrada anterior, ya os hablé aunque no abiertamente de mi temor a que ese exceso de energía se convierta en otra cosa que de momento no quiero mencionar.
El problema ha venido hoy, cuando su profe en la agenda me pone que "Princesita empieza a retarme y a no obedecer cuando la riño y me gustaría poder pararla antes de que esto vaya a más"... antes de llegar a esta frase tan lapidaria su profe me ha ido escribiendo cada día cosas muy del estilo, vamos que mi niña no para, pero una cosa es que no pare y otra bien distinta que empiece a retarnos.
Quizá no debiera preocuparme por el hecho de que mi niña rete a su profe si no fuera porque empieza también a retarnos a nosotros y lleva varias tardes con rabietas memorables, unido a cosas como ponerse de pie en la trona, tirar la comida al suelo, pegar a su hermano y demás cosas.
Alguna de vosotras pensará que todo esto es normal, que todos los niños son así y que forma parte de la ardua tarea de educar.
De acuerdo, la naturaleza infantil presupone y predispone a tener rabietas y a desafiar la autoridad de los padres y otros adultos para reivindicar el propio yo, esto lo aprendí bien aprendido en la facultad y aún no lo he olvidado... pero el problema va más allá.
Creo que mi Princesita se cree el centro del universo, y eso la ha llevado a la creencia de que puede tener lo que ella quiera o hacer lo que le de la gana. En casa ante una actitud no adecuada (por ejemplo pega a su hermano) la reñimos, le decimos que eso no se hace, le pedimos que le de un achuchón a su hermano y demás... eso hasta ahora funcionaba, pero ahora ha empezado a tener rabietas para salirse con la suya.
Me explico: últimamente les ha dado por pelearse por una sillita de pasear muñecas, generalmente la tiene el niño y ella va a quitársela, Repollete se pone a chillar, ella le zurra y se tira al suelo a llorar en modo poseída, ante este le pedimos a Repollete que le deje un poco la silla a ella y él cede. Hace unos días me di cuenta de que con este comportamiento estoy convirtiendo a Princesita en una tirana y a Repollete en un sumiso a los deseos de su hermana.
Opte por la opción que opte (por ejemplo que compartan) me voy a encontrar con lo mismo, ella berreando tirada por el suelo.
Ante estas rabietas por casi cualquier cosa solemos cogerla, la llevamos a un rincón del pasillo y la dejamos allí indicándole que cuando se le pase puede volver con nosotros a jugar, ella empieza entonces a chillar cada vez más fuerte e incluso a darle patadas a la puerta, pero poco a poco su rabia va disminuyendo y va acercándose al lugar donde estemos nosotros bajando su tono hasta que aparece feliz por la puerta, entonces la felicitamos por haberse calmado y continuamos jugando.
Parece que esto funciona más o menos, es una copia del rincón de pensar de la guardería que no es otra cosa que una forma de apartarles del juego y que ellos se den cuenta que ante un comportamiento inadecuado dejan de jugar.
Mi Princesa ha empezado a vacilarnos... por ejemplo se pone de pie en la silla de paseo con el consiguiente peligro, puedes reñirla decirle y volverle a repetir que le da igual, lo hace y encima te mira con cara de retarte como diciendo ¿que vas a hacer ahora?
También se pone de pie en la trona, y como tiene la ventana justo al lado se pega al cristal a ver perros, niños y demás acontecimientos viales... puedo reñirla, decirle que se siente o lo que queráis que da igual.
Mi última opción es cada vez que se pone de pie la coloco en el rincón de la cocina mirando a las musarañas, pero entonces ella se cabrea y se lanza sobre si misma el plato, eso si no me lo lanza a mi.
Me da vergüenza admitirlo pero algún cachetín por parte de su padre se ha ganado... pero le da igual, la riñes y por ejemplo le dices que si vuelve a hacerlo le quitarás la galleta, ella por supuesto vuelve a la carga, le quitas la galleta y entonces toca berrear y dejar de comer, cierra la boca en banda y punto.
Asique me veo retada por un microbio de 21 meses que además te mira con una cara que me hace pensar en que será de mi cuando sea una adolescente descerebrada.
Imagino a su profe desesperada para decirme que hay que pararle los pies, la mujer pensará que en casa le dejo hacer lo que le da la gana cuando no es cierto, yo soy consciente de que hay que "pararle los pies" antes de que se me vaya de las manos sobretodo porque Repollete empieza a imitar comportamientos y sinceramente no me lo puedo permitir.
Total que tengo a una Princesa con un encanto natural, con una gracia y un arte que no se puede aguantar, que se me está subiendo literalmente a la chepa, creo que es excesivamente lista y que se ha dado cuenta de que con muchas personas puede conseguir lo que quiera.
No me hace ni pizca de gracia que una profesora de Escuela Infantil se sienta vacilada por mi Princesita, no me hace gracia que ella crea que puede hacer lo que le de la gana, aveces creo que con ella nada funciona...
Claro tendriaís que verla en estado natural, cariñosa, sonriente, simpática y adorable... cualquiera querría llevársela a casa... pero últimamente su actitud está cambiando y sinceramente se me están acabando los recursos para pararla...
Sobretodo ella lleva muy mal que la riñas, empieza a hacer pucheros o se pone a gritar, y por ejemplo también lleva mal que riñas a Repollete, el otro día en la guardería debió montar una buena porque Repollete tubo que ir al Rincón de Pensar, en cambio Repollete cuando le riñes escucha atento y se toma las cosas mucho mejor... ¡De momento!
En cambio luego resulta una niña obediente, por ejemplo en casa sabe que cosas no puede o no debe tocar y no lo hace, le pides que traiga algo o que haga alguna cosita sencilla y ella siempre está dispuesta, es muy observadora y se da perfectamente cuenta de todo, en la calle le pides que te de la mano y nunca se suelta.
Vamos que tampoco quiero que nadie piense que la niña se pasa el día enrabietada... puede que también me esté equivocando y muchas de sus rabietas o salidas de tono pueden tener lugar en momentos en que por ejemplo esté cansada o tenga sueño... pero eso justifica las rabietas y no el hecho de que empiece a "retarnos"
Y quiero pararla ya.... vamos que cualquier día la ato y le doy una charla a ver si de aburrimiento...
Igual me quejo por nada o me estoy adelantando a futuros problemas o lo que sea... pero esque no me hace gracia que una desconocida me diga algo en lo que yo llevo un tiempo pensando: "Princesita se nos va de las manos"

NOTA  1: Vale... como toda madre primeriza igual me preocupo demasiado, o dramatizo demasiado o lo que sea... pero si de algo me ha servido escribir un blog es para ver otros puntos de vista... asique admito sugerencias, ideas, críticas y demás...
Gallaecía nena da señales de vida e instruyeme que ando algo perdida....

NOTA 2: Los lunes son muy malos.
NOTA 3: ¿Alguien os avisó antes de ser madres de que esto era tan difícil?


FRASE DE HOY: Nacer es solamente comenzar a morir

41 comentarios:

  1. Nena, si te lees alguna entrada de la misma época de Nora verás que era igual. Las miradas se copian, los gestos, los castigos, los reproches...todo. Tu princesita tira pa' mi rubia un huevo. Y te digo, los terribles dos llegan, ya le llegará a repollete, pero las niñas vamos antes. No te lo tomes como que cambia y se cree la reina del sarao, eso solo te creará una sensación horrible de "creo que mi hija me está empezando a caer mal", que a mí me ha pasado. El tema es que empiezan a tener sentimientos más complejos, empiezan a tener sentido de la propiedad (con absolutamente todo). Hay veces que hay que obviar las formas y centrarnos en el mensaje, creemé, solucioné mucho con Nora. Piensa siempre que tu hija es buena, simplemente está aprendiendo a emitir mensajes de maneras diferentes y a veces el no controlar el sentimiento que tiene hace que sea más violenta o que parezca que te reta o te vacila. Solo siéntala, dile que es peligroso, y si no deja de ponerse de pie en la torna...quítasela. Fue cuando pasé a Nora a una silla normal, si trastea y se cae...acaba aprendiendo que las cosas no las dices por decir (esta semana llevamos dos caídas controladas).

    Intenta no abusar del tiempo fuera, hay veces que simplemente diciéndole que entiendes que se cabreé, pero que si sigue así no juega, funciona, otras no. Y no te digo que sea una época que pase pronto...nosotras seguimos con ello. Solo te digo que paciencia, que no te lo tomes como un bacile, sino como parte de su crecimiento (los niños a los que no se obliga a compartir las cosas hasta que ellos se sienten preparados de mayores son más generosos), intenta leer las señales de : mami, estoy creciendo; Y mucho ánimo, sé que no es fácil y me imagino que con dos a la vez mucho menos, pero apuesta por ella y tómatelo desde otro punto de vista, verás que se hace menos cuesta arriba. Un besete!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madi creo recordar haber leído algo sobre los terribles dos de tu rubia... ains a ver si va a ser cosa de rubias jajaja... porque la mía es terrible! aunque reconozco que la mayoría del tiempo es una niña maravillosa, pero cuando le da el punto...

      Eliminar
  2. Uf!!ojalá pudiese darte consejos pero está claro que yo no soy la más adecuada..espero que sea una temporada y sobretodo espero leer que es lo que te ponen las demás para tomar buena nota!!!

    La Alpaca se despide con:

    Buen libro. Cuando al final, el lector escribe la página siguiente.

    Autor: José Camón Aznar

    Mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues nada guapa.... toma nota de los consejitos para que el día que te toque a ti estés la mar de asesorada....

      Eliminar
  3. yo me voy a callar a leer muy seriamente los comentarios que te hagan en el blog.

    ¿El motivo?
    porq practicamente describes la forma de ser de Sofía muchas veces al día. (salvo q Sofía es más pequeña y no podemos hacerle entender q así no se puede actuar).

    mucha suerte, muchísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... supongo que solo es una fase y que aunos niños les llega antes que a otros, asique solo nos queda paciencia... un besazo

      Eliminar
  4. Yo no tengo ni idea de que decirte, escribo para darte ánimo, leo y leo post parecidos al tuyo en muchos blogs, como en el de madi que te ha contestado muy bien, pero no se cual será la fórmula que funciona, ojalá vinieran con manual de instrucciones. Mucha suerte estoy segura de que lo estas haciendo bien. Cualquier cosa sabes donde estoy. Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno batallitas ya sabes que por esto más o menos pasaremos todas y que al final cada una lo hacemos lo mejor que sabemos, quizá en mi caso me está resultando algo más agotador por ser dos niños y porque él tiende descaradamente a imitarla y ver a dos peques rebozándose por el suelo llorando no es de buen gusto.
      Un besote.

      Eliminar
  5. ¡Princesita tiene la edad del pavo a los 21 meses!
    El caso es que se ve tan guapa, tan aceptada y se siente tan admirada que sabe que es la estrella y se siente por encima del bien y del mal, ¡ella es la mejor! ¿Qué aconsejarte? Pues ni idea xDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, eso digo yo que anda con la edad del pavo, aunque la realidad es que por lo normal es una niña adorable aunque tal y como dices aveces se siente un poco protagonista jajaja...

      Eliminar
  6. Muchos niños a los dos años se comportan como tu Princesa. Mi hija por ejemplo, tuvo ahí unos meses terribles y una amiga ingles me decía que en su país le llaman "the horrible two" a los dos años.
    Cada caso, y cada niño es diferente, pero no te angusties demasiado, que seguramente será la edad, que a ella la toca de forma más intensa.

    ANIMO!!! y mucha paciencia... Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo Matt que muchas cosas vienen porque es una niña con un gran carácter y mucho nervio y ese nervio la puede y también hay que ser consciente de que muchas veces todo viene porque está cansada por ejemplo... un besote

      Eliminar
  7. Vaya "prince" transgresora que os ha salido, jeje. La verdad es que debe de ser agotador, pero todo lo que cuentas tiene pinta de ser lo propio de los típicos "terribles dos años". Menos mal que Repollete es más suave para equilibrar la balanza.¿Conoces este documento http://www.amabizia.asociacionespamplona.es/files/23-7405-document/como_hablar_para_que_los_ninos_escuchen.pdf?go=3d7fa7fcaa728fb822ea953b7ad8fe572754e9e6e912430575ee53cb3e9860bfa5b4dc1a85c8a18a0abb7149132897ce8d58c8d349655ee7 ? Tal vez pueda ayudaros, se titula Cómo hablar para que los niños escuchen y cómo escuchar para que los niños hablen. Mucho ánimo, ya verás como esto también pasará.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por recomendarme el documento... ya lo conocía pero reconozco que no lo he leído hasta ahora... pero lo leeré porque tiene una pinta estupenda... un abrazote

      Eliminar
  8. Hola mamimelli, creo que tienes todo el derecho del mundo a preocuparte. Sí que es cierto que los nenes tienen que reafirmarse, pero una cosa es reafirmarse y otra convertirse en pequeños tiranos que hacen con nosotros lo que les da la gana. Por eso hay que ir poniendoles límites y que los aprendan. Si se les rie las bromas cuando les reñimos lo único que conseguiremos es que ellos sabrán que no les caerá nada, habrán actuado mal y encima han tenido toda nuestra atención. En tú caso ¿que ejemplo le estais dando a Repollete? ¿que pensará él de estas cosas?. Así que lo siento por Princesita pero debe aprender las reglas del protocolo si quiere seguir ostentando esta cargo (ya me entiendes)

    Los niños cuando ven que tienen un poder especial o tienen un caracter muy fuerte suelen caer en eso que llamas retos. Mi mayor retaba a todo el mundo a nosotros, a los abuelos, a los profesores, a todo quisquie. Para ello tuvimos que coordinarnos con el personal docente del cole y actuar todos juntos, puesto que si en un sitio el peque hace una cosa y en otro otra va a parender que en ciertos sitios puede hacer su voluntad y en los otros lo estará intentando hasta que una de las dos partes desista. Es un juego peligroso puesto que si se baja la guardia de mayores pueden resultar personas egoistas, manipuladoras y porque no irritables.

    Como decía la psicologa del mayor, ahora lo puedes solucionar, cuando tenga quince o dieciocho y te pase de dos palmos a ver quien es el niño bonito que le cuenta lo de las normas y límites.

    Por cierto, estoy preparando un post sobre los problemas que tuve con mi mayor, te advierto que no será agradable, mi pareja lo ha leido y se conoce la historia de hace mucho tiempo, me ha dicho que es muy duro y que lo divida en varias partes porque será dificil de digerir. Si te ves con valor y puedes, el miercoles por la noche posiblemente haga la primera parte. Dale una ojeada, tómate tú tiempo pero creo que os puede hacer reflexionar de muchas cosas sobre la educación de los niños, lo que debemos hacer y la inmensa suerte que muchos tienen sin saberlo. Gracias y perdón por la publicidad pero lo que os contaré no es lo típico que nadie pueda encontrase por aquí. Un beso y cuida de tu Princesita, no se vaya a convertir en Diablesa y dale un ojo a Repollete, son pequeñitos pero son personitas.
    Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura estoy totalmente de acuerdo en tu comentario y por cierto estoy también deseando que nos cuentes tu experiencia con Mayor porque seguro que puedo ayudarnos.
      La verdad es que es una niña encantadora casi la totalidad del tiempo, pero le puede el nervio y el gran carácter y personalidad que tiene... creo que por ahí debo actuar, intentar canalizar ese genio hacia otras cosas jajaja...
      Por cierto creo que tal y como comentas es esencial que todas las personas que tratan con nuestros peques estén coordinadas hacia que hacer ante determinadas situaciones...
      Un besazo y gracias por dejarnos tu experiencia...

      Eliminar
  9. eso es lo que llaman loslindo blog! por aqui andare y te sigo saludines! terribles 2 años no??...que miedo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tesy gracias por pasarte por aquí y comentar... si, los dos años son de lo más terrible y yo que pensaba que eso era un invento de las madres jajaja....

      Eliminar
  10. Acudo a la llamada tan rauda y veloz como puedo. Me encantan las dos ultimas notas, me he reído mucho, sobre todo la nota3.
    Pues mira, además de todo lo que ya te han dicho, de forma personal te voy a decir esto:
    -Ya que la educadora te ha escrito eso lo mejor que podeis hacer es concertar una tutoría en cuanto puedas para charlar las dos sobre lo que pasa. Por tu parte puedes comentarle tus dudas e inquietudes y lo que te sucede en casa y el tiempo que lleva pasando. Normalmente las educadoras también estamos para ayudar y resolver las posibles dudas que puedan surgir, asique lo mejor que podeis hacer es trazar una estragia común y unas pautas a seguir por ambas partes : el cole y en casa.
    -Es cierto que si se abusa demasiado del rincón a los niños acaba dandole igual estar ahi que no y se lo toman a cachondeo, pero se puede ir alternando con otras cosas como por ejemplo ignorar.
    -Por lo que leo veo que ignorar a veces lo llevas a cabo, es evidente que cuando está en una situación peligrosas no puedes ignorar nada. Yo por ejemplo cuando una niña tenia varias rabietas en un dia, las primeras veces iba al rincón y las siguientes la dejaba allí donde se tirase y le decia como tu "cuando te tranquilices vienes a jugar/hacer la actividad/ a que te haga caso". A veces simplemente ignorar una conducta hace que se extinga por si sola.
    -Creo que tienes que permitir que se acostumbre a que Repollete use los juguetes el tiempo que él desea (siempre le puedes decir a repollete que se la preste pero cuando ya lleva un buen rato con el juguete), y si ella no lo acepta y se lo quita a la fuerza se queda sin jugar y punto.
    -Está bien felicitar las buenas conductas y recordarles que las malas no nos gustan. Por ejemplo suelo usar mucho la frase de "no me gusta lo que estás haciendo" y la mayoría de los niños lo comprenden. Otra cosa es que luego lo vuelva a hacer.
    -Es lógico que te veas sobrepasada en algunas situaciones, al fin y al cabo son dos niños a la vez y eso cansa. Eso sí, si hace algo mal hay que reprender en el momento y pasado el momento ya está. No le reprendáis más tarde o le recordeis el tema porque no tiene sentido.
    -Sobre todo mucha paciencia, se acercan lo que las madres llamais "los terribles dos", como norma general es la época de que sucedan estas cosas, hay niños que lo llevan mejor que otros. Desde luego no debes permitir conductas violentas hacia nadie.
    -Tienen que aprender tambien que las ordenes que les des (o las normas) debe ser a la primera, y no a la decimosexta pasando por rebozarse en el suelo cual croqueta acompañado de lloros. Normalmente la primera vez digo la cosas de forma amorosa, la segunda ya seria y a la tercera ya no hay pase. Eso las primeras veces, luego ya van entendiendo que las cosas han de ser en el momento.

    Por cierto, que tal la piscina? Dejame reflexionar un poco más y te vuelvo a escribir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario como siempre muy útil... tomo nota para intentar reenfocar algunas cuestiones...
      Ya os contaré que tal piscina en una próxima entrada jajaja... no hay desperdicio...

      Eliminar
  11. Creo que estáis haciendo muy bien en reforzar las conductas que debe seguir y en no prestar atención a las que no. Básicamente es así. Tiene que saber que si algo es "no", siempre se puede negociar pero no porque ella quiera un "sí" siempre tiene que ser, tiene que aprender que las cosas también son "no", eso la frustrará pero es bueno que lo sienta para que lo aprenda.
    Paciencia y poco a poco, de tanto repetir las mismas conductas positivas y no hacer caso a las negativas...irá aprendiendo y disminuyendo.
    Suerte y ya nos contarás!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jirafa ya os iré contando... supongo que esto es algo pasajero y ya está... pero claro hay momentos en que me veo desvordada, más que nada porque son dos y claro yo soy una sola jajaja....

      Eliminar
  12. Eso creo que es típico de las niñas, la mía es igual. Tienen 28 meses, y aunque los niños tienen alguna rabieta y sí se portan mal también y sobre todo B, todo lo arregla a "leches", la niña es de rabieta en rabieta para salirse con la suya.

    Yo siempre digo que es una malcriada y que si hubiera sido hija única, no habría quién le aguantara, porque siendo así teniendo dos hermanos...

    La última ha sido esta mañana, han ido a desayunar y A ha cogido la cuchara roja, pues pollo al canto porque la roja es mííííííaaaaaaaaaaaa... y encima estaba mi suegro (les lleva a la guarde con mi marido porque yo salgo pitando para la ofi y no me da tiempo) e intentaba que A le dejara la cuchara. Y le he dicho que no, si A se ha levantado antes y ha cogido esa, ella tendrá que coger otra o esperar a que acabe su hermano.

    Yo creo que también es porque es mucho más espabilada y está más grande que ellos y siempre les ha mangoneado todo lo que ha querido. Y ahora sus tatos ya se rebelan y pasan más de ella.

    En algunos blogs, foros y demás, he oído que llamaban a esta época la edad del pollito, porque sí que es cierto que es como la edad del pavo, pero a "pequeña escala".

    En cambio los nenes (que también tienen sus cosas) no suelen tener rabietas así. Alguna de vez en cuando, sobre todo B porque no se quiere levantar de la cama, pero no es tan habitual como con ella, que son varias todos los días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chokita creo qeu las niñas son más listas y precoces y saben mejor como utilizar o "manipular" al entorno... ella ningunea a su pobre hermano y miedo me da el día que él se rebele jajaja...
      Me encanta el término "edad del pollito" jajaja totalmente de acuedo, creo que ésto es para prepararnos para la edad del pavo.

      Eliminar
  13. Qué tremendas son las rabietas. A veces presencio alguna en el Súper y compadezco mil a los padres. Jajajaja.

    Creo que es la edad. Todos los niños (sobre todo niñas) de ese tiempo que he llegado a conocer pasan por algo parecido. Supongo que tendrás que atarla en corto para que aprenda y se le irá pasando. Y, si no, siempre nos quedará Super Nanny. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo era de las que iba al super y si presenciaba una rabieta pensaba en que esa niña seguramente sería una malcriada... craso error jajaja es la edad y punto...
      Oye voy a empezar a cuestionarme lo de Super Nanny...

      Eliminar
  14. Solo te puedo decir que es mal de muchos, mi peque que también es normalmente la niña más adorable del mundo, de pronto se enrabieta y el otro día hasta me mordió!
    Cuando vió lo que me había hecho (tremendo moratón) no paraba de darme besos para que me curara...
    Creo que esta edad hay que pasarla, pero es verdad que hay cosas que no se pueden permitir, me gustan los consejos que te han dado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta los consejos que me vaís dando porque es una forma de ver las cosas desde otra perspectiva... todo es fruto de la edad y está claro que hay que reforzar lo positivo y poner límites y luego tener muuuchaaa paciencia (creo que la venden en el Carreflus)

      Eliminar
  15. Lo siento, pero no he leído todos los comentarios (sólo por prisa), excepto el de nuestra querida terapeuta y según te leía ya pensaba como ella, en la famosa etapa de los dos años.
    Creo que todo lo que cuentas es normal en el momento en que está tu hija. Y Repollete puede que llegue después, o a lo mejor es que su carácter es otro.
    No puedo decirte nada nuevo, pero sí que evitéis las etiquetas, y mucho más por parte de su profesora. Eso de "pararle los pies" me ha espantado un poco, no dudo que la situación sea complicada, pero una educadora tendría que saber enfrentarse a ella de otra forma y no con esa frase detrás de la cual hay toda una actitud. Las etiquetas son peligrosas, acuérdate de las "profecias autocumplidas".
    Ánimo y mucha paciencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, tienes razón la expresión de su profe me asustó porque era como decirme que mi niña poco más que era una mafiosa, ayer estube muy confusa por ese comentario y hoy creo que es algo bastante exagerado y si ella no sabe enfrentarse al problema quizá sea por falta de experiencia o lo que sea, que mi niña es muy Princesa jajaja..
      Estoy totalmente de acuerdo contigo en el tema de las etiquetas... gran parte del problema surge porque a mi niña todo su entorno la ha etiquetado de niña guapísima y simpatiquísima y demás, eso siempre me ha crispado bastante sobretodo cuando esos comentarios se hacen delante del pobre Repollete.
      Mis hijos han pasado por tantos cambios que siempre que he querido catalogarlos como esto o aquello me he equivocado de lleno... y tal y como dices me preocupa que el niño llegue a pensar que el es poca cosa porque de él nadie dice nada positivo...
      En fin que la cosa es complicada y todo es fruto de esos terribles dos años y de esa búsqueda de su identidad y demás cosas, asique de momento me armo de paciencia y punto...

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  16. Hola!
    LA mia tiene hoy justo 7 meses y ya es de armas tomar, asi q puedo llegara ver lo que me espera. LA cuestión es que creo q vustra actitud es la correcta, seguid así, tu piensa que son niños y aunque parezca que lo entienden todo no es asi, lo unico que no tienes que dejar es que tu otro hijo vea q si la niña se porta mal estais por ella xk tmb optará por esa actitud, aunte mal comportamiento ignorancia, y ante buen comportamiento elogios q veo q es lo que estais poniendo en práctica,y aunque parezca q no funciona si que lo hace, solo q es muy pequeña todavia y no entiende xo pronto lo hará, es una racha que todos pasan hasta el mas santito, intentan hacerse hueco y algunos lo quieren hacer a lo bestia,jajaj
    MUcha paciencia!!!!!
    Un saludo

    SER MAMÁ DE UNA FLORETA : http://colometa14.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por dejar tu comentario... tienes razón lo único qu epodemos esperar es tener paciencia, mucha paciencia... saludos.

      Eliminar
  17. Puuuf, a veces educar a un niño es tan tan difícil. y la verdad, no todos los métodos funcionan igual en un niño que en otro. Mi hijo, está inmerso en los Terribles Dos años y se pilla más de una rabieta..pues con una sola mirada de su padre se pone más recto que una vela, sin embargo a mi me torea. A mi hija se le ve venir, esa si que tiene rollo, va a ser verdad eso de que los niños son más dóciles y manejables y las niñas unos bichos...
    Suerte con Princesita y creo que tu actuación hasta ahora está siendo la adecuada, quizás eso es una mala racha de Princesita que se irá por donde ha venido! un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente los niños suelen torearnos más a nosotras porque quizá pasan más tiempo con nosotras y saben de que vamos.
      Educar es superdifícil... y como dices lo que te vale para un niño no te vale para otro.
      Un beso.

      Eliminar
  18. Yo pienso que muchos niños a esas edades hacen cosas que no nos gustan sólo por la reacción que saben que provocan en nosotros. Yo misma el otro día estuve un buen rato detrás de mi niño para quitarle un sacapuntas pequeño y metálico que había cogido (aunque tiene ya 2 años aún se mete cosas en la boca de vez en cuando). Él se hartaba de reír viéndome correr detrás de él, se encerraba en la terraza y cuando se veía 'a salvo' hacía el amago de llevárselo a la boca para que yo le gritara y corriera detrás.
    Mi niña sale a la terraza, empieza a tirar del tubo de salida de agua del aire acondicionado que va pegado a la esquina y se asoma buscándome con la punta del tubo metida en la boca para buscar mi reacción.
    Lo que sí es cierto es que es muy complicado el saber cómo hay que actuar ante estas cosas. Yo reconozco que suelo ser bastante permisiva con los niños a veces pero claro ¿dónde poner el límite? Para mí el límite es lo que pueda ser peligroso para ellos. Tengo que reconocer que ante determinadas situaciones recurro al típico 'que llamo a papá'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón... muchas veces yo también les dejo a su aire y solo me meto cuando la cosa se vuelve peligrosa o veo que uno de ellos va a terminar llorando o lo que sea. Aveces como toda madre primeriza exagero o pierdo los nervios o doy exceso de importancia a algo... en mi caso soy mucho más extricta que mi marido asique no puedo recurrir a él jajaja...
      gracias por comentar, saludos.

      Eliminar
  19. A nosotros desde ya varios frentes entre ellos al final me decidí a escribir a Cooks Fenstra) nos han recomendado lo mismo: no hacer caso a las malas conductas, casi no para regañar, porque consiguen la misma atención que buscaban. Y hacer caso al otros hermano y premiarle su buen comprotamiento... A N. cuando muerde a sus hermanas, (ahora parece que estamos consiguiendo que no lo haga) le dejamos castigada ella solita, sin hacerle caso, un par de minutos o tres, y jugamos con las otras dos. Se da cuenta que no tiene atención y vuelve por el buen camino... Suerte!! Creo como tú que el que todo el mundo le haya reído siempre las gracias, ha hecho que siempre haya recibido una atención especial... espero que mejore. Pero que no te supere, porque ya sabes que eso influye a la hora de poder atajarlo y estar con ella... Una brazo enooooooooorme!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo nos queda tener paciencia y confiar en que lo estamos haciendo bien... supongo que con múltiples es más difícil porque tienen a imitarse y demás... genial la idea de escribir a Cooks Fenstra... un beso

      Eliminar
  20. Parece q estes describiendo a mi niña, ademas tienen casi la misma edad (20 meses), dl otro dia por ponerse de pie en el carro se cayó y me dio el susto de mi vida rompiendose el frenillo del labio superior por caer literalmente "de morros", yo intento hacerle entender q no pasa nada, q estoy con ella, q no debe ponerse asi...pero es inutil! Me gustaria tener una respuesta magica para acabar con las rabietas pero es imposible, iremos haciendo camino al andar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final voy a tener que pensar que todas las niñas son de un estilo jajaja.... en mi caso el que se cayó del carro sin consecuencias fué Repollete, pero el susto que me llevé todavía me dura...
      Yo también quiero una respuesta mágica.... si la encuentras avisa...

      Eliminar